Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2015/11/03 07:00

Tecnología para educar

Un modelo holístico de transformación, el liderazgo del ecosistema local y programas de capacitación docente componen la revolucionaria propuesta de tecnología para educación que se impulsa ahora en Colombia.

Intel desarrolló un programa que va más allá de la simple alfabetización digital, llamado ‘Intel Educar’. Foto: wikipedia.org

El desarrollo tecnológico ha permeado numerosos sectores de la sociedad, y la educación no ha sido ajena a ello. Sin embargo, las grandes transformaciones y los impactos positivos en productividad y eficiencia que son notorias en otras áreas con la incorporación de la tecnología, aún no son tan evidentes en el mundo educativo.
Por esto hace más de una década, Intel Corporation, el mayor fabricante de procesadores del mundo, trabaja para que los diferentes países en donde tiene presencia adopten las premisas fundamentales de un modelo de transformación educativa.
Carlos Neira, gerente de desarrollo de negocio de la compañía, explica “nuestras aulas, la práctica pedagógica, los resultados de nuestros alumnos y los costos de prestar el servicio siguen siendo muy similares hoy en día, a cómo eran hace 20 o 30 años. Esto se debe a que hace falta una verdadera transformación de la educación”.
¿En qué consiste este modelo?
En el mejoramiento de la calidad educativa, lo cual se traduce en el éxito del estudiante, quien con una educación de calidad podrá participar y liderar la fuerza laboral del siglo XXI. De igual forma, el objetivo de este novedoso modelo es expandir la innovación y crear nuevas oportunidades de crecimiento y desarrollo en una economía diversa y vibrante, para acometer retos locales y globales, y en últimas ofrecer gran valor a sus comunidades. 
El modelo brinda un marco sistemático que tiene en cuenta todos los aspectos de un sistema educativo nacional, regional o local, como la necesidad de reformas de las políticas educativas, la transformación del currículo y estándares pedagógicos. Así mismo, se considera la evolución de mecanismos y contenidos de evaluación, los esfuerzos continuos de desarrollo profesional docente, la infraestructura de telecomunicaciones e informática, la sostenibilidad financiera en el tiempo y las permanentes investigación y evaluación de impacto que garantice el mejoramiento continuo. 
Si además de contar con todos estos elementos se tiene el respaldo de los gobernantes, se puede llevar adelante una verdadera transformación de la educación. 
En apoyo de uno de los pilares fundamentales del modelo, como es el desarrollo profesional docente, Intel desarrolló un programa que va más allá de la simple alfabetización digital, llamado ‘Intel Educar’. En Colombia, y como parte de sus actividades de responsabilidad social, la empresa, en convenio con diferentes secretarías de educación y con el Ministerio de Educación Nacional, ha formado alrededor de 60.000 profesores de enseñanza básica y secundaria. Con esta capacitación se guía al maestro para que comprenda que su papel debe cambiar, pero no pasar a un segundo plano, sino que, por el contrario, debe continuar siendo el líder del proceso de aprendizaje y el protagonista del aula de clase.
La formación de estudiantes exitosos sólo se logra a través del mejoramiento de la calidad educativa, por eso Intel trabaja para que la transformación sea mucho más que el simple acceso a los dispositivos.  

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.