Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/4/2015 8:00:00 PM

La nueva cara de la San Martín

Mayra Vieira Cano asumió la rectoría de la institución tras la renuncia de Germán Sierra. En su segundo día al mando de la universidad, Semana Educación conversó con ella sobre los retos que enfrenta.

El revolcón que atraviesa la Fundación Universitaria San Martín desde noviembre pasado, debido a las supuestas irregularidades en su administración anterior, estrenó un nuevo capítulo. Este 21 de abril Germán Sierra, rector designado por el Ministerio de Educación, anunció su renuncia. Una semana después el plenum nombró a la persona que quedaría al frente de la institución. Se trata de Mayra Vieira Cano, una académica que cuenta con una amplia experiencia y trayectoria en el sector educativo. Además, en los últimos meses fue la encargada de desarrollar los planes de transferencia dentro de la universidad.

Hoy se cumple el plazo trazado para evaluar la viabilidad de cada programa y tomar una decisión definitiva sobre las carreras que se abren o no. Semana Educación entrevistó a Vieira y le preguntó por los retos y las necesidades urgentes que enfrenta la fundación universitaria. Ella reiteró su compromiso.

Semana Educación: La San Martín es un reto para valientes, ¿cómo llega a este cargo?
Mayra Vieira:
Hace unos meses me radiqué en Bogotá por temas familiares y empecé a buscar oportunidades. Me ofrecieron estar en el equipo del Ministerio de Educación que coordina los procesos de la San Martín. Mi tarea particular era desarrollar planes de transferencia para los estudiantes que ingresaron cuando la universidad no tenía los registros calificados. Entonces, cuando el doctor Germán Sierra presentó los problemas de salud, por los que se retiró, empieza la búsqueda de una persona que asumiera el cargo. Pero que además conociera el proceso en la San Martín. Cuando el plenum me informó que había quedado seleccionada fue todo un honor y me honra mucho estar al frente de esta comunidad.

Semana Educación: ¿Qué es lo más urgente dentro de la institución?
M.V.:
Aquí hay un mandato principal que es tanto urgente como vital: reinsertar a todos los estudiantes en sus procesos académicos. Bien sea en esta universidad o en otra. Nosotros necesitamos que los alumnos salgan de este paro de clases. Un estudiante no tiene por qué estar en su casa sin hacer nada. Tiene que estar aprovechando el tiempo en formarse. Yo creo profundamente que el acceso a la educación superior de calidad transforma a las personas. No solamente es un vehículo para ascender social y económicamente sino que además permite el desarrollo del ser humano.

Semana Educación: ¿Ya empezaron los procesos de transferencia? Algunos estudiantes, como es el caso de ingeniería, dicen que aún no tienen razón sobre su situación.
M.V.:
Los planes de transferencia iniciaron para los estudiantes que entraron a la San Martín sin registro calificado. Las ingenierías no han comenzado porque el paso anterior a la transferencia es saber si el programa se va a abrir en la universidad o no. Si abro ingeniería no tengo por qué transferir a la población de estudiantes. Lo primero que hicimos fue analizar el estado actual de cada programa, semestre por semestre para entender cuál era la distribución de la población estudiantil. En cada programa miramos si era viable financieramente, si cumplía con los estándares mínimos de calidad y si tenemos oferta académica suficiente en la ciudad para hacer transferencias. El conjunto de esas tres variables determina qué carreras se abren en la San Martín y los estudiantes que deben transferirse.

Semana Educación: ¿Cuánto más se puede demorar este análisis para toda la población estudiantil? ¿Cuándo se sabrá la razón definitiva?
M.V.:
Hasta el cinco de mayo va el plazo para evaluar los escenarios de viabilidad en cada programa. El plenum es el responsable de hacer viable los programas y de buscar opciones. No es que solo vote positivo o negativo. Tenemos un equipo de altísimo nivel para lograr una estrategia académica y financiera que les permita a los estudiantes volver al aula de clase y culminar su proceso académico con éxito. Nos tomamos todo este tiempo porque no podemos repetir la historia de la San Martín: no podemos empezar un semestre sin tener una provisión que permita culminar el semestre. Nos estamos comprometiendo a reinsertarlos en procesos de educación superior con calidad. Eso requiere inversiones, cambios, reestructuraciones. Si el 5 de mayo hay un programa que está en un estado de no viabilidad sus estudiantes serán transferidos.

Semana Educación: Hubo unos programas que abrieron matrículas pero no empezaron clases, ¿qué pasó?
M.V.:
La deserción en la San Martín ha sido altísima. Hicimos un primer ejercicio de preinscripción. Por ejemplo, en el caso de psicología se preinscribieron 148 estudiantes de 280 que había matriculados en el segundo semestre de 2014. Ahí ya se puede estimar una deserción. Luego, cuando se matricularon fueron apenas 95. Entonces, nosotros hicimos un ejercicio de presupuesto, de modelación financiera con 148, aplicándole una deserción estimada del 10 por ciento, pero cuando se matriculan apenas 95 los presupuestos no cuadran. Nuestra primera opción no es transferir a los estudiantes sino mantenerlos en la universidad, porque el proceso es más fluido.

Semana Educación: ¿Cómo va a ser el proceso con los estudiantes que ya pagaron su matrícula pero su carrera o semestre no se va a abrir?
M.V.:
Desde el siete de mayo se empezarían a devolver los recursos a cada uno de los estudiantes que pagaron y cuyo programa no resultó viable. Esos recursos no los hemos tocado para absolutamente nada. Están en una fiducia y solo se van a emplear para los costos y gastos operación del primer semestre de 2015 y para las inversiones que se requieran para el mejoramiento de la calidad.

Semana Educación: ¿Cómo recuperar la confianza de la sociedad en la San Martín después del escándalo?
M.V.:
La confianza en la institución y su estabilidad solo se logran con las buenas acciones y con resultados como los grados. Hay que esperar. Yo no me puedo inventar una campaña publicitaria que cambie la idea de la San Martín en dos días. Es con hechos, es con acciones claras, contundentes, con un ejercicio riguroso, robusto, porque la universidad tiene niveles suficientes de calidad y va a alcanzar mejores. Por eso nos atrevemos a abrir los programas.

Semana Educación: El plenum que designó el Ministerio de Educación tiene vigencia de un año renovable, ¿sus planes de estar como rectora contemplan todo este tiempo?
M.V.:
Mis planes son de largo plazo. Tengo toda la esperanza de que la universidad va a encontrar el modo de superar esto, que el plenum y la mesa interinstitucional van a trabajar para que la institución se sobreponga a esta crisis. Pero en caso de que no se logre tenemos que estar listos para atender esa necesidad puntual de los estudiantes. Estoy optimista, pero también contemplo la posibilidad de que no sea así. Tenemos que ser muy efectivos porque es nuestra responsabilidad con los estudiantes. No le podemos decir simplemente nos equivocamos, no. Les tenemos que tener soluciones alternas.

Semana Educación: ¿Cuál es el mensaje de la nueva rectora de la San Martín para la comunidad universitaria y para el país?
M.V.:
Quisiera aprovechar la oportunidad para comunicarme con la población de la San Martín y más allá de ella para expresarle el compromiso que tiene este equipo. Sacar adelante a los estudiantes de esta situación es nuestro mandato, nuestra obligación. Quisiera tranquilizar a los padres de familia. Los estudiantes para nosotros no son estadísticas, cada caso es importante y estamos comprometidos con que no desistan en sus procesos académicos. No queremos que nadie abandone ese sueño de ser un profesional.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.