Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2015/09/11 07:00

El rifirrafe entre el Mineducación y rectores de universidades

Ante el reclamo de la Asociación Colombiana de Universidades (Ascún) al gobierno exigiendo mayor participación en las decisiones, Semana Educación escuchó ambas partes para conocer sus posturas.

Ascun convocó reunión extraordinaria con los 84 rectores que la conforman para redactar la carta y enviarsela al presidente. Foto: Cortesía Ascun

Esta semana Ascún dio a conocer su inconformidad ante las últimas decisiones que ha tomado el Ministerio de Educación. Según la organización, no se tienen en cuenta sus propuestas y comentarios en temas que han salido a la luz pública, como el Modelo de Indicadores del Desempeño de la Educación (MIDE) y el Sistema Nacional de Educación Terciaria (SNET). Por eso, manifestó este descontento a través de una carta enviada al presidente Juan Manuel Santos.

Semana Educación tuvo de primera mano la respuesta del Ministerio de Educación a la carta. También entrevistó al director ejecutivo de Ascún, Carlos Hernando Forero. La asociación, que reúne 84 universidades públicas y privadas, demanda un trabajo articulado entre la cartera y los distintos actores y agentes responsables de la educación.

Según Forero, “lo que queremos decir al gobierno es que acá están los rectores con voluntad de trabajar, de construir un país más educado, pero queremos un escenario en el que sus propuestas sean tenidas en cuenta para crear políticas educativas que beneficien a todos los colombianos”.

El director agregó que “la educación es un pilar para Juan Manuel Santos, por esa misma razón se debe tomar su espacio para que las medidas sean de alto calado. Hay que hacerlo muy bien porque si no, la sociedad no se va a ver beneficiada, y se debe incluir a los actores que conocen el tema y que se ven afectados por las políticas”.

Ante el requerimiento, el Ministerio de Educación expresó que “ha sido un proceso de construcción colectiva, desarrollada en diversas fases, donde los actores del sector educativo han tenido una gran participación frente a las políticas que el ministerio viene desarrollando para la construcción de una educación superior de calidad”.

En este sentido, Forero explicó: “sí, el ministerio ha hecho reuniones que llama de socialización. Nos reunimos, se presenta la propuesta, la cartera recoge algunas opiniones de algunos asistentes y toma lo que le parezca. Sin embargo, pedimos un escenario mejor con una metodología, porque así se puede hacer cambios más de fondo”.

¿El MIDE es perfecto?

Las voces de protesta no demoraron en alzarse contra el MIDE anunciado a mediados de este año por el Ministerio de Educación. Primero, el Observatorio de Universidades y la Universidad Nacional expusieron su descontento. Ahora, Ascún también expresa su inconformidad ante esta herramienta que se presentó a la opinión pública como un ranking elaborado por la cartera de la ministra Parody, que evalúa a las instituciones de educación superior.
 
Según la asociación, el ministerio no debió sustituir el modelo de medición que venía funcionando anteriormente, premiado y reconocido internacionalmente, por una herramienta que se lanzó a manera de prueba. Según Forero, “el MIDE no tiene un decreto que lo determine”.

De igual forma, se considera que este instrumento tiene una serie de deficiencias de caracteres conceptual y metodológico. Según Forero, “el MIDE se mostró como un ranking y eso es algo que no le corresponde al ministerio porque se convierte en un modelo de inequidad. Según esto, todas las universidades deberían ser iguales a la que ocupe el puesto uno, y ahí se pierde una fortaleza del sistema educativo, la diversidad institucional”.

En la carta enviada al presidente, la asociación alega que las sugerencias de los rectores no fueron tomadas en cuenta para la realización del MIDE. Sin embargo, en la respuesta del Ministerio de Educación se afirma que “se realizaron reuniones, debates y realimentación de la herramienta con expertos en educación, entidades y organismos estatales del sector, así como con asociaciones y consejos consultivos, entre ellos Ascun”.

La cartera también expresó que “para seguir mejorando el modelo se está trabajando en las estrategias de puertas abiertas para la recepción de aclaraciones, observaciones y propuestas”.

Las universidades y el futuro de la educación

El MIDE forma parte del Sistema Nacional de Educación Terciaria (SNET). Del cual, según explicó la ministra Parody, “a partir de allí Colombia empezará a construir un único sistema de educación superior que organice los diferentes niveles de la formación post-media bajo principios de calidad, inclusión, movilidad, reconocimiento de saberes, transparencia y objetividad”.

Sobre el SNET, la asociación se pregunta si el hecho de haberlo creado en un Plan Nacional de Desarrollo lo convierte en una política de Estado. “Dado que se trata de una reforma estructural y a largo plazo que compromete no solamente el cambio de la nomenclatura, niveles de formación, tipología de las instituciones y nuevos organismos de gobierno. Se abren muchos interrogantes frente al fundamento constitucional de transformar el sistema educativo por vía gubernativa, sin escuchar o consultar a sus actores”, se lee en la carta de Ascún.

El ministerio respondió a esta inquietud aclarando que Ascún ha sido invitado a los espacios de participación en la construcción del SNET. Así que las ideas están sobre la mesa. La asociación espera reunirse con la ministra para que le resuelva sus inquietudes y se cree un espacio en el que las propuestas de las universidades se tomen más en serio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.