Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/16/2013 1:00:00 AM

"Vivimos para volver"

Aída Abella ha pasado 17 años exiliada en Suiza después de sobrevivir a un aterrador atentado con una bazuca. A propósito del V Congreso de la Unión Patriótica habló con SEMANA.

SEMANA: ¿Cómo era hacer política en medio de los asesinatos de sus compañeros? 

AÍDA ABELLA: Era tal la cantidad de muertos a lo largo y ancho del país que cada semana nos encontrábamos en los funerales. Nos obligaron a hacer la militancia en el cementerio. 

SEMANA: ¿Se sienten reconocidos por la Ley de Víctimas? 

A.A.: La ley no es la mejor. El daño que se ha causado es muy grande. Es que mataron una esperanza de cambio. La reparación no debe ser solo la personería jurídica sino que se restablezcan las condiciones para que el partido pueda hacer política.

SEMANA: Desde la distancia, ¿cómo ve la política colombiana? 

A.A.: A veces siento pena y tristeza de ver que han incursionado personas que deberían estar en la cárcel. El Congreso es de las entidades más desacreditadas. Se convirtió en una organización para delinquir. Con rarísimas excepciones de políticos dedicados a hacer política, la inmensa mayoría se dedica a hacer plata. 

SEMANA: ¿Se va a quedar en el país?

A. A.: Nos quitaron la patria, nos obligaron a buscar un lugar dónde vivir. Tuvimos que abandonar la familia. Nos quitaron parte de la vida. Tuvimos que empezar de cero. Nunca he dejado de trabajar y sigo siendo colombiana. Vivimos para volver, siempre y cuando algún día estas cosas dejen de repetirse. Por ahora no es el momento. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?