Sábado, 21 de enero de 2017

| 1985/09/16 00:00

"MAS QUE UN CANTANTE, SOY UN CANTOR"

CARLOS PUEBLA-

"MAS QUE UN CANTANTE, SOY UN CANTOR"

Conocido como el cantor de la Revolución Cubana y del Ché Guevara, Carlos Puebla visita por estos días a Colombia. Nacido en el año de 1917 en Manzanillo, al Oriente de Cuba, Puebla cantó contra la dictadura de Batista, por la consolidación de la revolución y a sus héroes, a Fidel Castro, contra el imperialismo yanqui. Sus canciones se convirtieron por la década de los sesenta en los himnos para los movimientos guerrilleros, para los estudiantes y sindicalistas de Latinoamérica. Veinticinco años después, sus canciones se siguen escuchando, sin el mismo recogimiento y hasta se bailan. SEMANA habló con Puebla.
SEMANA: Maestro, ¿por qué visita a Colombia hasta ahora?
CARLOS PUEBLA: Bueno, yo estuve en Bogotá en el año 1961, pero no pasé del aeropuerto. Hubo intentos posteriores, pero siempre tuve problemas con la visa. Yo tenía muchos deseos de conocer este país. Guardo un lindo recuerdo de un muchacho, Alejandro Gómez, que en los primeros años de la revolución anduvo por toda Cuba con un acordeón cantando "Cuba sí, yanquis no", ese estribillo se hizo famoso en nuestro país.
S.: En Colombia se conocen unas veinte canciones suyas. Cuéntenos de su próducción.
C.P.: He compuesto más de 2 mil canciones y he grabado más de 50 discos. Con mi música pasa un poco como con toda la música cubana: aunque es la que produce más dinero en el mundo, está controlada por los grandes monopolios, que son norteamericanos. Ellos la piratean, le ponen otros ritmos y ahora la denominan salsa. Sin embargo, mi canción "Hasta siempre" es conocida mundialmente. En Finlandia, hace unos años, me recibieron decenas de personas cantando esta canción.
S.: "Hasta siempre" esta dedicada a Ernesto Guevara, ¿la compuso usted cuando él murió en Bolivia?
C.P.: No. La canción no es necesariamente luctuosa. En Cuba, después de la revolución,nos acostumbramos a ver al Comandante Guevara en todos los actos importantes. En una ocasión, Fidel nos reunió en la Plaza de la Revolución y después de hablar sobre la Constitución cubana, nos leyó la carta de despedida del Ché y nos contó que en ese momento él estaba en algún lugar del mundo luchando por la liberación de un pueblo. Un verso que dice: "Tu amor revolucionario te conduce a nueva empresa, donde espera la firmeza de su brazo libertario", deja aclarada la desaparición del Ché de Cuba.
S.: ¿Qué opina usted de los cantantes que salieron cuando triunfó la revolución, Celia Cruz, entre otros?
C.P.: Bueno, para que se den cuenta que el que se quiere ir se va. Lo triste es que hayan podido renunciar a su patria. Yo pienso en un verso: "Yo admiro todo lo bueno. Yo admiro todo lo sabio. Pero si hay que decidir yo sigo siendo cubano". Hay una canción mía que también se sigue oyendo y que dice: "Los que se quieran ir que se vayan que como dice el refrán: entre menos bulto más claridad".
S.: Maestro, después de 25 años usted sigue cantándole a la revolución con la misma vehemencia de los primeros años. ¿Ha incursionado por el campo de la canción protesta?
C.P.: Mire, yo digo que todo por la revolución, nada contra ella. Yo sigo haciendo canciones, pero como nuestro pueblo ya está concientizado y quiere su revolución, yo prefiero en este momento hacer canciones que hagan reír. Los tangos, los boleros las baladas, describen grandes tristezas, traiciones, yo hago cosas burlandome de eso.
S.: Maestro, a sus 68 años ¿cómo hace para mantener esa voz?
C.P.: Yo toda la vida he sostenido que más que un cantante soy un cantor. Yo pienso que no soy un cantante de moda, porque las modas no son perdurables. Yo soy un cantor de izquierda y aunque hay muchos que se autoproclamen así, lo cierto es que son zurdos.--
Myriam Bautista G.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.