Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2008/11/08 00:00

Perder con dignidad

Perder con dignidad

En la campaña presidencial de Estados Unidos, tanto John McCain como Barack Obama se atacaron sin misericordia, como es la costumbre en la política estadounidense. Pero eso no impidió que McCain, al salir derrotado, invitara a sus seguidores a apoyar al nuevo Presidente electo. Algo va de la reacción de los candidatos que salieron derrotados en la reelección de Álvaro Uribe en 2006.

"Urjo a todos los que me apoyaron no sólo a felicitarlo, sino a ofrecerle a nuestro próximo Presidente nuestra mejor voluntad y nuestro más serio esfuerzo para aparcar nuestras diferencias, para dejarles a nuestros hijos y nietos un país más fuerte y mejor del que heredamos": John McCain.
 
"Venció pero no convenció. Hitler también fue elegido por la mayoría". Dijo Horacio Serpa al reconocer su derrota en las elecciones de 2006.
 
"No nos sentimos derrotados. Lo que pasa es que hubo alguien que sacó más votos que nosotros... La derrota tiene una dignidad que la ruidosa victoria no merece". Carlos Gaviria, en su discurso luego de conocer la victoria de Uribe en 2006.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.