Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2009/10/29 00:00

Ahora EE.UU. presiona a Honduras

Una delegación del gobierno de Estados Unidos llegó el miércoles a Honduras con el fin de hablar con las partes en conflicto y buscar una salida a la crisis política.

Ahora EE.UU. presiona a Honduras
;
BBC

Los delegados de Washington se reunieron con el depuesto presidente hondureño Manuel Zelaya en la embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde éste último se encuentra refugiado.

La comitiva estadounidense está encabezada por el secretario de Estado adjunto para América Latina, Thomas Shannon, y el consejero adjunto de Seguridad Nacional para la región, Dan Restrepo.

En declaraciones a BBC Mundo, un asesor de Zelaya, Razel Tomé, dijo que la reunión se había caracterizado por un "diálogo cordial con el Presidente Zelaya, donde se analizaron diversas situaciones" con especial énfasis en "la ruta del proceso electoral".
Se espera que la delegación se reúna también con representantes del gobierno de facto encabezado por Roberto Micheletti.

Demanda en La Haya
Entre tanto, la administración de Micheletti anunció que inició los trámites para demandar a Brasil ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya por "injerencia" en sus asuntos internos, al permitir la presencia de Zelaya en su embajada en Tegucigalpa.

"El gobierno se reserva el derecho de solicitar a la Corte la adopción de medidas cautelares a menos que cesen las actividades ilegales del gobierno brasileño, que alteran el orden público en Honduras y representan una amenaza al desarrollo pacífico del proceso electoral en el país", dijo el ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

Por el momento, la Cancillería de Brasil ha dicho que no tiene conocimiento oficial de la queja hondureña.

Sin embargo, el departamento de prensa de esa cartera afirmó que "una solicitud del gobierno golpista no tendría cómo prosperar por su falta de legitimidad, ya que el tribunal de La Haya sólo representa a gobiernos legítimos".

Zelaya, su esposa y un grupo de sus seguidores se refugian en la sede diplomática brasileña desde hace poco más de un mes.

Misión de la OEA
Fuentes del Departamento de Estado dijeron que la misión estadounidense permanecería por dos días en Honduras.

En Tegucigalpa también se encuentra una delegación de la Organización de Estados Americanos (OEA), buscando restablecer el diálogo entre Zelaya y Micheletti, que se encuentra suspendido desde la semana pasada.

Zelaya insiste en su restitución a la presidencia de Honduras, condición a la que se ha negado Micheletti.

El gobierno interino mantiene que deben celebrarse elecciones el próximo 29 de noviembre.

Justo sobre ese tema de los comicios, este miércoles hubo unas declaraciones del embajador de estados Unidos ante la Organización de estados Americanos (OEA) que, según algunos observadores, podrían interpretarse como un cambio de posición de Washington respecto a la legitimidad de esta consulta popular.

Lewis Amselem, afirmó que el organismo hemisférico no debe prejuzgar las elecciones en Honduras antes de examinar las condiciones en las que se llevarán a cabo.

"Que la OEA descarte el resultado de las elecciones sin examinar las condiciones en las que tendrán lugar es un abuso al derecho de los hondureños a la autodeterminación", afirmó Amselem durante una reunión del Consejo Permanente.

Pese a que Venezuela, Brasil y Nicaragua mantuvieron su posición firme de rechazar la posibilidad de legitimar los resultados de los comicios, Amselem dijo que la obligación de la OEA es "tomar pasos positivos para restaurar la vida democrática en Honduras".




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.