Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/19/2017 11:59:00 AM

Siete cosas que cambiaron en EE. UU. con el gobierno de Obama

La elección del primer mandatario negro de EE.UU. generó grandes expectativas. Estos son los cambios que experimentó el país en los últimos ocho años.

;
BBC

Su llegada a la Casa Blanca pareció marcar el inicio de una nueva era en Estados Unidos y el resto del mundo.

Los ojos del planeta se posaron sobre este joven senador demócrata que en enero de 2009 se convirtió en el primer afroestadounidense en asumir la presidencia de Estados Unidos. Una posibilidad legalmente posible pero impensable pocas décadas antes.

Barack Obama ganó las elecciones de noviembre de 2008 con un discurso cargado de mensajes que buscaban inculcar esperanza en un momento en el que el país atravesaba su peor crisis económica desde la Gran Depresión.

El afiche con su rostro y la palabra "Hope" (esperanza) se volvió tan emblemático como su lema de campaña "Yes, we can" ("Sí, podemos"), que posteriormente fue adaptado y usado en numerosas campañas políticas en el resto del mundo.

Le puede interesar: Obama promete intervenir si Trump amenaza los "valores principales"

Obama prometía: "Change, we can believe in" ("Un cambio en el que podemos creer"). Pero, ¿qué ha cambiado realmente en Estados Unidos durante sus ocho años de gobierno?

1. Un seguro de salud para todos

La Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible, conocida como Obamacare, es considerada por muchos analistas como un elemento central del legado histórico del presidente Obama.

La norma, que entró en vigencia en enero de 2014, permitió acceder a cobertura sanitaria a unos 20 millones de personas que hasta entonces no disponían de ella.

Sin embargo, en los últimos tiempos ha sido objeto de fuertes críticas por el encarecimiento de las primas del seguro médico, al tiempo que el presidente electo Donald Trump y la mayoría republicana en el Congreso han anunciado la inminente derogación de esta norma.

Puede ver: Obama conmuta a cadena perpetua a colombiano que estaba condenado a pena de muerte

"Estados Unidos es el único país que no considera la asistencia de salud como un derecho y que la ofrece solo a quienes pueden pagarla", dice Joseph Ellis, autor de 11 libros sobre historia estadounidense, en una entrevista con BBC Mundo.

"Creo que al final se encontrará la manera de adoptar un sistema de protección de salud universal y lo que ha hecho Obama será reconocido como un paso adelante en esa dirección".

Kevin Kruze, profesor de Historia en la Universidad de Princeton, coincide en esa valoración del Obamacare como un avance sin precedentes.

"Independientemente de lo que ocurra durante el gobierno de Donald Trump, se ha establecido un precedente en algo que tanto presidentes demócratas como republicanos, desde Teodoro Roosevelt, han intentado hacer desde hace un siglo", le comenta Kruze a BBC Mundo.

2. Recuperación económica

"Nuestra economía está muy debilitada como consecuencia de la avaricia y la irresponsabilidad de algunos, pero también de nuestra incapacidad colectiva para tomar decisiones difíciles y preparar a la nación para una nueva era. Se han perdido hogares, puestos de trabajo, han cerrado negocios".

Con esas palabras describía Obama en su discurso de toma de posesión en 2009 el difícil estado de la economía estadounidense, sacudida por la crisis financiera.

"Obama heredó una economía que estaba en totalmente fundida y que destruía miles de puestos de trabajo cada mes", recuerda Kruze.

Y prosigue: "A través de la política de estímulos generó unas condiciones que han permitido la creación de empleo durante 75 meses consecutivos".

"Cualquier indicador económico que mires revela que lo hizo muy bien para evitar una segunda gran depresión. La recuperación económica es un cambio significativo (de este período)", agrega.

Ellis destaca la magnitud de la crisis que heredó Obama de su antecesor, el republicano George W. Bush.

"Cuando Obama asumió el poder, el desempleo estaba por encima de 10% y ahora está por debajo de 5 %. Él resolvió la crisis económica y adoptó algunas medidas para proteger a los consumidores de una crisis financiera. Los ciudadanos están más protegidos ahora", comentó.

Jeffrey C. Alexander, profesor de Sociología de la Universidad de Yale, destaca que tras la crisis Obama inició un proceso de regulación de Wall Street.

"La Ley Dodd-Frank (Ley de Reforma de Wall Street y Protección al Consumidor) contiene 1.500 páginas de regulaciones gubernamentales. Eso fue un logro gigante que odiaron los republicanos", le dice Alexander a BBC Mundo.

"La crisis financiera ocurrió porque a los bancos se les permitió incurrir en ciertas prácticas crediticias. Ahora mucho de esto fue cambiado y los bancos tienen que demostrar que tienen mucho más capital, gracias al sistema regulatorio impulsado por Obama", añade.

Sin mebargo, Kruze considera que la reforma de Wall Street fue "una oportunidad perdida".

"Comparando el momento de la crisis que heredó Obama y la que vivió el presidente Franklin Delano Roosevelt (durante la Gran Depresión), hubo una ocasión para reformar las instituciones de Wall Street, hacer que los bancos rindan cuentas; pero no hubo voluntad política para ello", dice.
Y apunta que los dos grandes partidos dieron un paso atrás ante esta posibilidad.

3. Derechos de las minorías sexuales

Uno de los cambios más evidentes ocurridos en la sociedad estadounidense durante los ocho años de gobierno de Obama fue el reconocimiento de derechos de las minorías sexuales y, concretamente, con la legalización del matrimonio homosexual.

Ellis afirma que se trata de un grupo social que ha avanzado en la exigencia de sus derechos a una velocidad mayor que cualquier otro movimiento en la historia reciente de Estados Unidos.

Sin embargo, en este caso Obama no tuvo un papel protagónico.

"No creo que se pueda hablar de esta época en el futuro sin referirse a la revolución que ha ocurrido en relación con los derechos de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales", dice Kruze.

"Sin embargo, en el tema de los derechos de las parejas homosexuales, Obama no ejerció el liderazgo. Los avances llegaron a través de decisiones judiciales", señala al recordar que la legalización se produjo gracias a decisiones de la Corte Suprema.

"No creo que Obama merezca mucho reconocimiento por esto", coincide Alexander.

"Básicamente, él fue empujado en esa dirección por otros demócratas y eso es probablemente era lo que él quería porque consideraba que era políticamente peligroso. Una vez que cambió de posición, se convirtió en uno de los defensores más importantes".

4. Relaciones raciales

Cuando Obama llegó al poder hubo una discusión entre los expertos sobre si su elección marcaba el inicio una era post-racial en Estados Unidos, como consecuencia de la elección del primer mandatario afroestadounidense.
Las cosas, sin embargo, no han evolucionado como esperaban los más optimistas.

"Un cambio que ha ocurrido para peor ha sido el aumento de las tensiones raciales y de la polarización", le dice a BBC Mundo Samuel Goldman, profesor de Ciencia Política de la Universidad George Washington.

"Una mayoría de los estadounidenses considera que las relaciones raciales están peor que hace unos años".

Según Goldman, es un error culpar a Obama por ello. "En ciertos casos, creo incluso que ha intentado medidas sin precedente en favor de la reconciliación racial pero no parecen haber funcionado. Eso es lo que para mí explica mejor la victoria de Trump", añade.

Joseph Ellis considera que la oposición que puso en marcha el Partido Republicano para bloquear virtualmente todas las iniciativas de Obama fue, en parte, una demostración de que hay un gran pozo de racismo residual en Estados Unidos.

"Una parte de los ciudadanos tuvo problemas para aceptar que su presidente es un afroestadounidense y creo que el grado de hostilidad hacia Obama y la manera como muchos de sus esfuerzos están siendo cuestionados lo demuestra", dice el historiador, que coincide en ver en la elección de Trump como una suerte de reacción a la presidencia de Obama.

Kevin Kruze compara el legado de Obama en temas de relaciones raciales con el del presidente John F. Kennedy en temas religiosos.

"Kennedy (que fue el primer mandatario católico de Estados Unidos) tuvo que demostrar que sería el presidente de todos y que no estaría sometido a dictados de otros", dice el experto.

"Lo mismo ocurre en el caso de Obama, incluso sus gestos más pequeños han sido muy observados por sus críticos tomando en cuenta que es el primer presidente afroestadounidense".

Alexander coincide en señalar que la elección de Obama provocó un efecto búmeran al causar el aumento del racismo abierto entre una parte de la población blanca de Estados Unidos.

Sin embargo, el analista advierte que haber contado con un presidente afroestadounidense tendrá otras consecuencias más duraderas.

"La cosa más importante que hizo Obama fue cambiar la caracterización blanca de Estados Unidos. Eso es algo ante lo que Trump no puede hacer nada", considera.

"Tuvimos una familia negra en la Casa Blanca, en la cima del poder y del prestigio, durante ocho años. Fue una presidencia impecable, no hubo escándalos. Él deja la presidencia con gran popularidad y convirtió en algo normal el papel de la gente negra en el poder".

5. Nuevo estatus para los cubanos

Cuando le restaban menos de 10 días en la Casa Blanca, Obama sorprendió al anunciar el fin de la política de "pies secos, pies mojados" que implicará un cambio fundamental en las condiciones de acogida de los ciudadanos cubanos que arriben a Estados Unidos.

La norma, que estaba en vigencia desde 1995, permitía permanecer en el país de forma legal a todos los inmigrantes procedentes de la isla que lograran tocar suelo estadounidense, a quienes al cabo de un año se les permitía solicitar la residencia permanente.

También podían recibir de forma inmediata ayudas económicas para alimentación y para acceder a un seguro médico y dental, además de otros beneficios extras para los menores de edad y para los mayores de 65 años.

Aunque se trata de un cambio relacionado con el proceso de normalización de relaciones diplomáticas con la isla iniciado por Obama en los últimos años de su mandato y no afecta los derechos de los cubanos que ya están en Estados Unidos, la eliminación de esta norma puede afectar la composición demográfica de la comunidad hispana en ese país.

Según cifras del Pew Research Center, en Estados Unidos hay unos dos millones de cubanos, lo que los convierte en la tercera comunidad de origen latino más grande del país, apenas superada por los mexicanos y los puertorriqueños.

Sin embargo, una vez eliminados los beneficios que recibían de la norma de "pies secos, pies mojados", ya los emigrantes cubanos no tendrán los mismos incentivos para intentar forjarse un futuro en Estados Unidos.

6. Cambio climático

"Cada día trae nuevas evidencias de que la forma como usamos la energía fortalece a nuestros adversarios y amenaza a nuestro planeta".

La frase anterior, pronunciada por Obama durante su discurso de investidura en 2009, anticipaba la posición que el entonces recién electo mandatario asumiría sobre el tema del cambio climático.

"Antes de Obama, ningún presidente estadounidense se había tomado el calentamiento global con seriedad, pese al hecho de que muchos científicos en el país y en el mundo lo señalan como la mayor amenaza para el mundo y para la seguridad nacional", señalA Joseph Ellis.

En su discurso inaugural, el mandatario aseguró que Estados Unidos aprovecharía las energías renovables para impulsar sus autos y fábricas.
Al final de su gestión, la Casa Blanca asegura que Estados Unidos logró reducir en 9% la emisión de dióxido de carbono, principal gas que causa el efecto invernadero, mientras registró un crecimiento económico de 10%.

Entre 2008 y 2016, la generación de energía solar aumentó de 865.000 megavatios por hora a 45 millones de megavatios, mientras que la producción de energía eólica se triplicó al pasar de 55 millones de megavatios por hora a 165 millones.

"Obama fue el primer presidente estadounidense en insistir en que el calentamiento global es una amenaza existencial para el planeta y en negociar en el marco de la ONU un acuerdo con China que busca reducir la cantidad de gases de efecto invernadero en la atmósfera", destaca Ellis.
"Creo que su contribución en este campo va a ser duradera".

7. Del centro a la izquierda

Los ocho años de presidencia de Obama también marcaron un cambio dentro del Partido Demócrata.

"Él movió al Partido Demócrata hacia la izquierda y legitimó lo que se conocen como políticas progresistas, a diferencia de los Clinton que fueron centristas", explica Alexander.

El experto recuerda que Bill Clinton llegó a declarar que la era del gran gobierno estaba muerta, mientras que Obama habló una y otra vez sobre lo importante que puede ser el gobierno.

"La pregunta que nos hacemos hoy no es si nuestro gobierno es muy grande o muy pequeño, sino si funciona, si ayuda a las familias a hallar empleos con salarios decentes, una protección que pueden pagar o una jubilación digna", dijo Obama en aquella ocasión.

Alexander pone al Obamacare como ejemplo de esta mentalidad de Obama que no le temía a un gobierno grande.

"Fue obviamente lo más importante. Fue una gran inversión del gobierno para crear más igualdad", apunta.

"El gobierno de George W. Bush y el Partido Republicano no querían que el Estado participara (en el sistema de protección de la salud) y dejar todo en manos del mercado, por lo que este es un gran cambio".

Ante la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump, el Obamacare, considerado como el efecto más concreto de este cambio de mentalidad ante el Estado que trajo Obama, parece tener las horas contadas.

Habrá que esperar, entonces, por el juicio de la historia sobre los ocho años de mandato del primer presidente negro de Estados Unidos para conocer cuánto quedó de su legado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.