Lunes, 16 de enero de 2017

| 2002/05/18 00:00

Desenmascarado

Escándalo al descubrirse que el jefe de seguridad del IRA, responsable de 40 asesinatos, era agente británico.

Los habitantes del tranquilo sector de Riverdale Park, en el oriente de Belfast -capital de Irlanda del Norte- recuerdan a Alfredo Scappaticci como un amable hombre de familia de unos 60 años que se dedicaba a arreglar minuciosamente su jardín. Cuál no sería la sorpresa del barrio irlandés el domingo pasado: tres periódicos locales revelaron que Scappaticci era un sangriento espía de la inteligencia británica infiltrado por 30 años en las filas del Ejército Republicano Irlandés (IRA).

El IRA tenía pruebas de que el doble espía, de nombre clave Stake-knife (cuchillo de carne), era responsable directo de varias emboscadas en operaciones fallidas y del famoso asesinato de tres voluntarios republicanos irlandeses en Gibraltar en 1998. Desde ese entonces la organización se había propuesto desenmascararlo. Pero irónicamente Scappaticci era justamente el director del Nutting Squad, nombre con el que se conocía a la temida oficina de seguridad interna del IRA. Desde su cargo descubría, torturaba y mandaba fusilar a supuestos informantes. Amparado en este puesto asesinó a 40 de sus compañeros del IRA y a civiles que amenazaban con desenmascarar su doble juego. Todo lo hizo bajo el beneplácito de la corona británica, que por sus servicios le pagaba 80.000 libras esterlinas al año, unos 426 millones de pesos colombianos.

No se sabe cómo llegó la información a los medios pero todos citan como fuentes a miembros de la inteligencia británica, por lo que se da por hecho que fueron otros agentes de la corona quienes entregaron a Stakeknife.

En efecto, el hecho llegó en momentos en que John Stevens, jefe de Scotland Yard, investigaba la guerra sucia del ejército británico contra el IRA y una conspiración entre británicos y paramilitares para matar católicos. Parte de los espías implicados en sus descubrimientos ya habían amenazado con revelar la identidad del topo más importante del gobierno.

Desde la noche del sábado de la semana pasada se publicó en un grupo de correo de Internet el verdadero nombre de Stakeknife. Pero Scappaticci, al ser abordado esa misma noche por algunos periodistas que conocían la historia que ya estaba en imprenta, lo negó todo. "¿Acaso parezco una persona que gana 80.000 libras?", dijo. Después de esto unos testigos lo vieron salir de su casa en la madrugada del domingo, acompañado de presuntos miembros de la inteligencia británica. Tras su desaparición se llegó a rumorar que se encontraba bajo custodia preventiva en Londres. No obstante, a los pocos días su abogado desmintió esta información en un comunicado de prensa, en el que aseguró además que Scappaticci no era Stakeknife y que nunca había tenido vínculos con la inteligencia británica.

Gerry Kelly, del partido Sinn Fein, brazo político del IRA, reconoció que Scappaticci había trabajado en las altas esferas del ejército republicano y que tenía vínculos cercanos con los altos mandos de dicho brazo político. Pero aseguró que, según le habían manifestado sus familiares, no había abandonado la ciudad ni estaba bajo custodia preventiva. Con respecto a la condición de doble espía, al cierre de esta edición los nacionalistas norirlandeses y el gobierno irlandés pedían explicaciones a Londres. "Se trata de acusaciones muy graves para el frágil proceso de paz y demandaremos que el gobierno británico confiese su política conspirativa", aseguró Kelly.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.