Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2016/05/15 16:36

Las FARC por fin aceptan sacar a los niños de la guerra

Aunque la guerrilla ya se había comprometido a cesar el reclutamiento, los negociadores oficializaron cuál será el protocolo para desvincular menores de 15 años de las filas antes de que se firme la paz.

Bloque Oriental de las FARC Foto: León Darío Pelaez / SEMANA

Siguen soplando buenos vientos desde La Habana. El Gobierno y las FARC, después de varios anuncios, acordaron la hoja de ruta que seguirán para desvincular los menores de edad que alimentan las filas de la guerrilla.

Desde hace varios meses el grupo insurgente viene informando que dejará de reclutar. "Le comunicamos al país nuestra decisión de poner fin a la incorporación de menores de 18 años a las FARC", dijeron el pasado 10 de febrero. Pero las palabras se habían quedado en promesas, muchos niños seguían en las trincheras.

Este domingo los negociadores, en compañía de los países garantes y la Unicef, acordaron el protocolo que por fin permitirá mostrar resultados concretos y le pondrá punto final al fenómeno del reclutamiento.

"Hemos llegado a un Acuerdo sobre la salida de menores  de 15 años de los campamentos de las FARC y compromiso con la elaboración de una hoja de ruta para la salida de todos los demás menores de edad y un programa integral especial para su atención”, se lee en el comunicado conjunto 70.

Se trata de una medida de construcción de confianza. Al igual que el proceso de desminado humanitario que se está haciendo en varias regiones del país, esta será una medida progresiva que se implementará antes de la firma de paz.

Según quedó consignado en el acuerdo, los menores de 14 años no pueden ser declarados penalmente responsables. A aquellos de entre 14 y 18 años se les aplicará el beneficio del indulto por la rebelión y delitos conexos, cuando no haya impedimento en las leyes colombianas.

Así pues, quienes estén procesados o condenados "por la comisión de delitos no amnistiables o indultables, en una fase posterior se estudiará su situación", acordaron las FARC y el Gobierno. En ese sentido, aquellos que tengan deudas significativas con la justicia quedarán a disposión de la Jurisdicción Especial para la Paz  (JEP) para examinar sus responsabilidades.

En esa línea, las partes han acordado solicitar a Unicef y a la OIM que acompañen el cumplimiento de los compromisos adquiridos en el marco de estas medidas iniciales. En los próximos 15 días se espera que estas dos organizaciones, acompañadas de la Defensoría y la Consejería de DD. HH. de la Presidencia, elabore y presente una propuesta de protocolo para la salida de los menores de 15 años de los campamentos.

Antes de un mes este mismo equipo debe entregar a la Mesa un programa integral especial para todos los menores de edad, con el fin de garantizar la restitución de sus derechos.

Habrá, según pactaron las partes, una priorización de la reintegración familiar y comunitaria, en sus propias comunidades o en comunidades culturalmente similares, en la medida de lo posible y en el menor tiempo posible.

Mientras el Gobierno pone en marcha el equipo que permitirá el regreso y la adaptación de los jóvenes, las FARC ratificaron su compromiso de ponerle fin a la incorporación de menores a sus filas.

Según reza el comunicado, tan pronto se deje claramente definido el protocolo procederán a desvincular a todos aquellos menores. Además, se comprometen a entregar información que tengan disponible sobre los menores de 15 años que salgan de los campamentos.

"Esperamos que todos los jóvenes y niños salgan pronto de los campamentos y se reintegren en sus familias y comunidades. Con el fin de la guerra podremos construir la paz que ellos necesitan para vivir en un nuevo país, uno donde van a poder vivir como lo que son, jóvenes y niños, fuera de las confrontaciones armadas", puntualizó Humberto de la Calle, jefe del equipo negociador del Gobierno.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.