Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/23/2015 5:40:00 PM

¿Quiénes son los japoneses rehenes del Estado Islámico?

Aunque el plazo para pagar el rescate se venció, se desconoce si el EI llevó a cabo las ejecuciones de los dos hombres secuestrados.

Uno es un militante autoproclamado que buscaba una nueva vida en zonas de conflicto tras perder a su esposa, que murió de cáncer. El otro, un periodista que dejó todo para retratar los horrores de la guerra. Hoy comparten el mismo destino luego de que la organización terrorista Estado Islámico les pusiera precio a sus cabezas.

Los ciudadanos japoneses Kenji Goto Jogo y Harina Yakawa aparecen en el último video de EI (Isis, por sus siglas en inglés), en el que el grupo terrorista advierte que serían decapitados a menos que su gobierno pagara un rescate de 200 millones de dólares en las siguientes 72 horas. La demanda llegó dos días después de que el primer ministro japonés, Shinzo Abe, prometiera la misma cantidad de ayuda humanitaria a la coalición de países que combate en Irak y Siria a esta organización.

El video –realizado por al-Furgan, el brazo mediático del grupo– y publicado en sitios web asociados a la organización, tiene en el centro al militante de acento británico conocido como “yihadista John”, quien apareció en varios videos de decapitación de rehenes el año pasado. Es la primera vez que este personaje –cuya identidad desconocen los servicios de inteligencia estadounidenses– se ha visto este año y la primera vez que se ha exigido públicamente un rescate.

Yukawa, el primero de los rehenes, es un viudo de 42 años, quien al parecer tiene antecedentes de intentos de suicidio y automutilación después de que su negocio de artículos militares se viniera abajo y le muerte de su esposa . A mediados del año pasado, viajó a Irak y Siria tras decirles a sus familiares y amigos que salía a buscar una oportunidad para cambiar su vida. Desde agosto del año pasado no se tenían noticias de su paradero.

Goto es periodista independiente, dueño desde 1996 de la compañía de producción de video Prensa Internacional. Allí se dedicaba a hacer documentales sobre Oriente Medio y otras zonas en conflicto, que luego vendía a las cadenas nacionales de televisión. De acuerdo con la agencia de noticias Reuters, Goto se reunió con Yukawa en junio y le ayudó a viajar a Irak, pero le perdió la pista en agosto. Luego, en octubre fue Goto quien quedó en manos de Isis.

A principios de noviembre, la esposa de Goto recibió amenazas electrónicas en las que personas que decían pertenecer al grupo terrorista le exigían un millón de yenes (uno 8,5 millones de dólares) por su rescate. Estos correos, se confirmó más tarde, venían de un remitente implicado en el asesinato del periodista estadounidense James Foley.

Mucho se ha especulado sobre la localización de los dos rehenes y el lugar donde se grabó el video. Habiéndose terminado ya el plazo impuesto por “yihadist John” para cumplir su promesa, no se tiene conocimiento de conversaciones oficiales entre el gobierno japonés y el grupo terrorista, que en el pasado ha recibido dinero por la liberación de ciudadanos franceses, italianos, españoles y holandeses.

Según el gobierno nipón, los esfuerzos por contactar a los terroristas de EI han sido infructuosos. Aunque se aseveran algunas comunicaciones, se desconoce una declaración oficial de alguna de las partes. Hasta este momento no se tiene información sobre el paradero de estos dos rehenes. El mundo espera con angustia que el terrorismo de Isis no se cobre dos nuevas víctimas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.