Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/19/2017 7:09:00 PM

La angustiosa búsqueda de los niños atrapados en una escuela en México

El colapso de una institución escolar en la zona de Villa Coapa, en el DF, es una de las tantas tragedias que hicieron que las horas tras el terremoto se tornaran adoloridas y eternas.

La fachada de la escuela primaria Enrique Rebsamen, en Villa Coapa, al sur del DF, se vino abajo como si el edificio fuera de arena.

Los gritos desesperados de niños intentando salir de los escombros volcaron a toda la comunidad. No se podía perder ni un minuto para intentar sacar a los heridos. Y los fueron hallando, de a poco. Pero en adelante las horas comenzaron a correr lentas. Sobre todo por la incertidumbre y la impotencia de no tener noticias de los demás niños.

Y fue entonces cuando una escena dura se vio en las calles que rodeaban la escuela: padres de familia alzaban letreros con los nombres de sus pequeños intentando obtener una esperanza en medio de la confusión.

En las redes sociales se hizo viral un mensaje que decía: “Hay niños debajo de los escombros, vamos a ayudar, por favor. Se necesita hielo, oxígeno, pediatras y paramédicos”.

En los pedidos de auxilio también solicitaban  dopamina, adrenalina intravenosa, agua, cobijas, toallas y sábanas.

Con palas y picas los socorristas, ayudados de los propios vecinos, excavaban intentando encontra vida. A eso de las 5 de la tarde (hora de Colombia) comenzaron a aparecer listas con los nombres de los pequeños que habían sido rescatados y que recibían atención en hospitales aledaños. Hasta el momento las autoridades han informado de 21 niños fallecidos y cuatro profesores muertos.   

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.