Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/13/2014 12:00:00 AM

La tuitera que le cuenta al mundo la ofensiva en Gaza

Farah Baker, de 16 años, tuitea cómo vive el asedio desde el centro de la guerra.

Con solo 16 años, Farah Baker se convirtió en la 'reportera ciudadana' más seguida de Gaza. Su cuenta de Twitter, que antes del inicio de la ofensiva militar israelí rozaba los 800 seguidores, ahora tiene más de 191.000.

Farah no es periodista, intelectual ni portavoz de nadie. Es una adolescente de ojos azules que le cuenta al mundo, sin intermediarios, cómo vive el asedio desde el centro de la guerra, usando una de las redes sociales más potentes del mundo, fotos y vídeos que rompen con la imagen estereotipada de la mujer gazatí.
"Soy Farah Baker, una niña de Gaza de 16 años. Desde que nací, he sobrevivido a tres guerras y creo que es suficiente. #SalvenAGaza".

La joven vive cerca del hospital Al Shifa, el más importante de Gaza, donde su padre trabaja como neurocirujano y los pacientes deben ser operados en camillas comunes o trolleys de emergencia porque no hay suficientes quirófanos, reportó la BBC en una denuncia de la crisis humanitaria que vive la región por la carencia de personal de salud y equipos médicos.
"Hoy desperté sin drones, (aviones) f16s, ambulancias, los sonidos de las explosiones, así que sonreí desde el fondo de mi corazón".

“Yo no puedo empuñar un arma, yo no soy política, así que la manera que tengo de ayudar es contar lo que veo”, asegura. Su historia se multiplica con una media de mil retuits por mensaje que le dan sus seguidores en 160 países.
"La libertad es la pieza que me ha faltado desde que nací –16 años– y aún no la puedo conseguir! Tal vez si la consigo estaré completa #GazaBajoAtaque (sic)".

“En otras guerras yo no tenía claro lo que pasaba ni me sentía amenazada como civil. Ahora sí. Atacan todo. Todos somos vulnerables. Yo solo quería compartirlo en algún lado y gritar que quiero vivir en paz. Si sirve, es una alegría para mí”, asegura. Ahora es estudiante de secundaria y, aunque vuelve a las clases en un mes, su deseo, le dijo a la agencia Reuters, es ser abogada, para seguir ayudando a su pueblo.

Baker admite que no es fácil reponerse al miedo de los bombardeos y seguir tuiteando, pero dice que lo hace porque "es la única vía para ayudar a Gaza". "Mostrar lo que está ocurriendo aquí. A veces tuiteo mientras lloro o estoy demasiado asustada, pero me digo a mi misma que no debo parar".
"Escuchen una de las bombas ahora".

Sus tuits van de reflexiones sobre la situación social y política que vive su región, a mensajes frenéticos que, reconoce, escribió llena de miedo: “No puedo parar de llorar. Podría morir esta noche”.

“Ambulancia”, dice varias veces, pura economía del lenguaje, vital en la web, y que le servía para decir que otro herido llegaba a Al Shifa. También desahogos anímicos: “Echo de menos el mar, mis amigos, el helado, la alegría y la diversión. Echo de menos mi vida normal”.
"Humo denso visto desde mi casa por bombardeo a una fábrica".

En sus vídeos, da indicaciones de los barrios donde los proyectiles han caído o se pregunta sobre el tipo de armas usadas, que han servido como indicación a uno que otro medio de comunicación que cubre el conflicto.

La joven ha sido entrevistada por los principales medios del mundo. Pero lleva con calma estar en el centro de atención. “Sólo he contado cómo se ataca Gaza”, dice. Y no quiere volver a hacerlo. “Porque no quiero ser testigo de otra guerra”.
"Perdigones encontrados en la tierra agrícola de mi amiga. Su papá los encontró. Atravesaron las paredes. #GazaBajoAtaque".

En esta entrevista con Sky News, Baker cuenta que quiere "decirle al mundo que Israel no está bajo fuego, Israel es el invasor. Quiero decirle al mundo lo que pasa realmente en Gaza y crear conciencia". Además, comenta que se sentía segura durante las dos guerras que ha presenciado por ser una civil, pero en esta ocasión "siento que me pueden bombardear en cualquier momento".

"No escribo porque me identifique con Hamás, solo quiero crear conciencia", le dice la joven a la cadena británica:

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.