Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/17/2009 12:00:00 AM

Pesa la duda sobre familia en episodio con globo en Colorado

FORT COLLINS, Colorado, EE.UU. (AP) — Una pareja que frenéticamente le dijo a un operador de emergencias que su hijo de seis años estaba a bordo de un globo seguía bajo los reflectores el sábado, pero ahora bajo presión de los medios de comunicación ávidos de entrevistas e indicios que comprueben o desmientan las fuertes dudas que pesan sobre el caso.

Los investigadores del alguacil esperaban hablar de nuevo con Richard y Mayumi Heene el sábado para solucionar las persistentes preguntas sobre si el drama —en el que helicópteros militares se apresuraron a alcanzar el globo de helio y rescatar al niño que presuntamente estaba dentro— pudiera haber sido un fraude.

Resulta que el pequeño Falcon Heene estaba ocultándose en el ático del garaje de la familia, aparentemente sin que sus padres y sus dos hermanos lo supieran.

Surgieron dudas en torno a la versión de los Heene después de una entrevista en la televisora CNN en la que Falcon le dijo a sus padres "ustedes dijeron que hicimos esto para un espectáculo", después de que su padre le preguntó por qué no bajó del ático mientras las autoridades lo buscaban el jueves.

Entre las muchas dudas que persisten es si un niño de esa edad realmente podía llegar al ático sin ayuda.

Richard Heene no mostró indicios de salir de los reflectores, tocando las ventanillas de los vehículos de los medios de comunicación fuera de su casa el sábado por la mañana y prometiéndoles un "gran anuncio" en algunas horas.

Posteriormente salió de la vivienda para decirle a la multitud de periodistas y espectadores que aceptaría preguntas por escrito en una caja de cartón y las respondería en otra conferencia de prensa más adelante el sábado.

Cuando Heene caminaba para retirarse, un reportero le preguntó si todo era un ardid para obtener publicidad.

"No hay ningún fraude, en lo absoluto. Quiero sus preguntas en la caja", dijo Heene, pasando entre los reporteros la caja que dejó posteriormente en el umbral de su puerta, antes de volver a entrar a su casa.

Entre la gente había dos hombres que sostenían letreros y en ocasiones gritaban "¡Niño del globo!". Un letrero rezaba: "Pongan al niño del globo en la televisión: (en el programa) America's Most Wanted (Los más buscados de Estados Unidos)". El otro decía: "15/Octubre/09. Nunca lo olvidaremos".

Uno de los espectadores aprovechó la concurrencia para vender café.

Richard Heene dejó la casa aproximadamente hora y media después en una camioneta roja, negándose a hablar con los periodistas y diciéndole a la gente que se apartara de su camino.

La familia realizó una serie de entrevistas televisadas el viernes y Falcon vomitó durante dos de ellas cuando se le preguntó por qué se escondió.

El alguacil del condado de Larimer, Jim Alderden, admitió que los comentarios de Falcon en CNN habían "aumentado el nivel de escepticismo de todo el mundo". Sin embargo, dijo que los investigadores no tenían motivos para pensar que todo el episodio fuese una farsa.

Alderden dijo que la familia parecía decir la verdad durante las supuestas horas de pánico que pasaron y que los hechos podrían haber ocurrido exactamente como fueron descritos: Falcon sintió miedo cuando su padre le amonestó por haber jugado dentro del globo y se escondió en el garaje.

Los Heene dijeron que cuando no pudieron encontrar a Falcon, llamaron a la Administración Federal de Aviación, luego a una cadena local de televisión que dispone de un helicóptero y luego a los servicios de emergencia 911.

El comisario dijo que tenía sentido llamar a la estación de televisión porque su helicóptero podría haber ofrecido asistencia inmediata, pero eso ha sido otro factor que ha generado suspicacias.

Además de la llamada, la pareja había llamado en febrero a los servicios de emergencia y había colgado. Cuando un agente visitó el hogar se encontró con Mayumi Heene con una marca en la cara y varios vasos sanguíneos rotos en el ojo izquierdo. Ella dijo que había tenido problemas con sus lentes de contacto.

Los Heene podrían enfrentar a acusaciones de realizar un reporte falso a las autoridades si se descubre que todo fue una farsa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.