Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/6/2017 8:40:00 PM

Las más de dos semanas de vacaciones del presidente Trump que encendieron la polémica en Estados Unidos

A pesar de decir en su campaña que, de salir presidente, estaría “demasiado ocupado” como para irse de vacaciones y de criticar a su predecesor Barack Obama por tomárselas, Trump decidió ausentarse por 17 días de la Casa Blanca. ¿Deben los presidentes de EE. UU. tomarse vacaciones?

Como muchos de los residentes de Washington DC, el presidente Donald Trump quiere escapar del calor que ahoga la capital estadounidense en agosto.

Pero su descanso será todo menos breve. El presidente pasa 17 días en su club de golf privado en Bedminster, Nueva Jersey, lo que la Casa Blanca calificó como "vacaciones de trabajo".

Para alguien que se define a sí mismo como un trabajador infatigable, las vacaciones de casi tres semanas han causado sorpresa y perspicacia.

Puede interesarle: China y Rusia: los nuevos mejores amigos

En su libro de 2004, Think Like a Billionaire, ("Piensa como un multimillonario") Trump escribió: "No tomes vacaciones, ¿cuál es el punto? Si no estás disfrutando de tu trabajo, estás en el puesto equivocado".

Sin embargo, la salida del presidente también es parte de una planificada renovación.

Todo el personal delWest Wing (ala oeste de la Casa Blanca, centro neurálgico del gobierno) está obligado a abandonar las instalaciones en agosto, mientras el sistema de calefacción, aire acondicionado y ventilación es reemplazado, según explicó Lindsay Walters, portavoz de la Casa Blanca.

El presidente replicó el mensaje de Walters el sábado y escribió en Twitter: "Trabajando en Bedminster, N.J., mientras se realiza una construcción planificada con mucha anticipación en la Casa Blanca. Esta no es una vacación, ¡reuniones y llamadas!".

¿Por qué critican a Trump?

Trump se quejó varias veces del gusto del expresidente Barack Obama por su afición al golf.

Pero, como muchos de los críticos observaron, las vacaciones de 17 días de Trump son casi dos veces más largas que las que se tomó Obama en agosto de su primer mandato.

Descontando los fines de semana serían 13 días, versus los ocho de Obama.

"Voy a estar trabajando para ustedes, no voy a tener tiempo de jugar golf", dijo Trump a una durante su campaña, refiriéndose a Obama.

En video: Las renuncias y despidos más sonados del gobierno de Donald Trump

Antes de las vacaciones de agosto de 2009, Obama se tomó otras dos vacaciones "de trabajo", incluyendo un fin de semana a Arizona y Colorado y cuatro días en su casa familiar de Chicago, para el Día de San Valentín.

En comparación, Trump se ha tomado 11 de estas vacaciones "de trabajo" en sus propiedades de Palm Beach, Florida y Nueva Jersey. También pasó un fin de semana en Camp David, en la propiedad perteneciente al Estado.

Obama también fue calificado como "hipócrita", después de escribir en su libro de 2008, The Audacity of Hope ("La audacia de la esperanza"), que ningún presidente debería tomar vacaciones.

"Hay tanto que hacer que no creo que tengamos unas vacaciones muy largas", le comentó Trump al programa televisivo 60 Minutos en noviembre.

El mes pasado, el presidente también les dijo a los senadores republicanos que cancelaran sus vacaciones hasta que se aprobara el plan para revocar la ley de salud conocida como Obamacare.

El proyecto no fue aprobado por el Senado, y el Congreso atrasó la vuelta del receso para el 5 de septiembre.

Residentes

Algunos residentes de Bedminster también están molestos por la prolongada estadía de Trump.

La protección del presidente suele significar inconvenientes para el resto de los ciudadanos.

El aeropuerto local está cerrado hasta el 20 de agosto, dejando en tierra a 110 aviones privados y 60 estudiantes de la escuela de vuelo.

El Servicio Secreto también dijo que usaría un avión no tripulado durante la estancia de Trump, con cámaras ópticas e infrarrojas. Y habrá rutas cerradas, para despejar la comitiva del presidente.

Puede leer: Contra su voluntad, Trump aprueba sanciones contra Rusia

¿Es normal que los presidentes se tomen vacaciones?

La tradición de las vacaciones presidenciales viene desde George Washington, al que le gustaba pasar tiempo en su finca de Mount Vernon, en el río Potomac.

Pero la controversia por las ausencias presidenciales es casi igual de antigua.

Cuando la capital era todavía Filadelfia, en 1797, el presidente John Adams fue criticado por pasar varios meses en su casa en Massachusetts. Se quedó con su esposa enferma, Abigail, mientras las tensiones con Francia se intensificaban.

El presidente Harry Truman prefirió las palmeras de Key West, Florida, mientras que Ronald Reagan iba a su rancho de California, a montar caballos, construir cercas y cortar la maleza, según Lawrence Knutson, historiador de la Asociación Histórica de la Casa Blanca.

Imágenes famosas muestran a un bronceado John F. Kennedy en su casa vacacional de Hyannis Port, Massachusetts. Y George HW Bush se nota recargado en su residencia de Walker Point, en Kennebunkport, Maine.

El presidente Richard Nixon dividió su tiempo entre sus propiedades de Key Biscayne, Florida, y San Clemente, California.

Posteriormente, estuvo en el ojo público por canalizar millones de fondos públicos a la seguridad y a mejoras en ambas residencias, incluyendo una plataforma flotante para helicóptero en la bahía de Biscayne.

¿Por qué los estadounidenses no se toman vacaciones?

Estados Unidos es el único país desarrollado que no exige a los empleadores ofrecer vacaciones pagadas.

Según el Centro de Investigación Económica y Política, los trabajadores en la mayoría de los países europeos tienen derecho legalmente a 20 días de vacaciones o más al año.

Australia y Nueva Zelanda también requieren que los empleadores permitan al menos 20 días de vacaciones al año. Los empleados franceses reciben hasta 30 días libres y los suecos disfrutan de cinco semanas enteras de vacaciones.

En contraste, la mayoría de los estadounidenses sólo disponen de dos semanas de descanso, pero algunos trabajadores no utilizan este tiempo libre por miedo a perder sus empleos.

De hecho, casi un tercio de los trabajadores en EE.UU. no tiene derecho a licencia pagada por enfermedad y más de un cuarto no cuenta con ningún tipo de tiempo libre, de acuerdo con la Oficina de Estadísticas Laborales.

Dos de cada tres empleados estadounidenses (66%) dicen que continúan trabajando mientras están de vacaciones, según un informe del sitio web Glassdoor.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.