Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/10/2010 12:00:00 AM

Reino Unido: Gordon Brown anuncia su partida

El primer ministro británico dejará el poder y el liderazgo laborista. Se inician conversaciones con los demócrata liberales.

 
 
Gordon Brown anunció este lunes que renuncia a su cargo de líder del Partido Laborista, lo que facilitaría el comienzo inmediato de las negociaciones entre el partido de gobierno, el Laborista, y el partido Liberal Demócrata, comandado por Nick Clegg.
 
La renuncia de Brown como líder de los laboristas se hará efectiva en septiembre, cuando un nuevo líder sea electo en la conferencia nacional del partido.
 
"No deseo permanecer en mi posición más tiempo que el necesario para formar un gobierno estable y para asegurar la recuperación económica", señaló Brown y agregó: "Clegg me acaba de informar que, mientras continúan sus conversaciones con los conservadores, él desea también iniciar discusiones formarles con el Partido Laborista".
 
El anuncio de Brown se produce cuatro días después de las elecciones generales en las que ningún partido consiguió obtener los 326 escaños que otorgan la mayoría absoluta.
Los conservadores lograron 306 escaños (36,1% de los votos), frente a los 258 de los laboristas (29,1%) y los 57 de los liberal-demócratas (23%).
 
Exprimir

La decisión de Brown de renunciar fue "diseñada" para abrir la puerta a una posible coalición entre los laboristas y los liberales demócratas, comentó Nick Robinson, editor de política de la BBC.

Hasta el momento, los hombres de Clegg sólo han dialogado con el Partido Conservador, comandado por David Cameron. Si ambos partidos acordaran formar una coalición, superarían con sus legisladores el vital número de 326 y tendrían la mayoría necesaria para gobernar.

Sin embargo, aunque los liberales anunciaron este lunes que "habían logrado progresos" en las conversaciones con los conservadores, también expresaron la importancia de "lograr clarificación en algunos temas".

Como comentó Laura Kuenssberg, analista política de la BBC, para los liberales demócratas las propuestas de los conservadores "son buenas, pero no lo suficientemente buenas como para llegar a un acuerdo".

"Los parlamentarios liberales creen que aún pueden exprimir aún más a los conservadores", añadió Laura Kuenssberg.

Reforma electoral

La primera prioridad del partido liberal democrático es "lograr un gobierno fuerte y estable", dijo su jefe negociador, David Laws.

Sin embargo, los liberales han tenido en el centro de su agenda conseguir una reforma al sistema electoral, algo que nunca ha sido apoyado por los conservadores, mas sí por los laboristas.

Otros temas que son prioridad en las negociaciones para los seguidores de Nick Clegg son los relacionados con un plan para reducir el déficit, un justo sistema de impuestos y los temas vinculados a la educación.

Aunque los liberales demócratas han expresado su deseo, según informó Gordon Brown, de comenzar también a negociar con el partido de gobierno, el editor de la BBC Nick Robinson avisora ciertos problemas para esta tercera fuerza si forma una coalición con los laboristas.

Por un lado, el Reino Unido tendrá nuevamente un primer ministro que no fue elegido en las urnas (Gordon Brown tampoco fue votado por los electores sino que reemplazó a Tony Blair por ser el líder del Partido Laborista).

Por otro, de unirse laboristas y liberales demócratas, inevitablemente el nuevo gobierno será calificado por los críticos como una coalición de los perdedores.

Según Robinson, un acuerdo entre conservadores y liberales demócratas también es posible, pero probablemente no se trate de una coalición formal.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?