Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/2/2014 12:00:00 AM

El cinematográfico asesinato del jefe del 2CB

La caída del jefe de una oficina de sicarios y distribuidor de la droga de élite, tiene inquietos a mafiosos, modelos y actrices.

Hace muchos años en el mundo de la mafia no se hacía una operación para asesinar a un hombre de la envergadura de la que se ejecutó hace dos semanas en Bogotá. Lo más sorprendente es que a pesar de lo cinematográfico de lo que ocurrió, pocos se enteraron y nadie, comenzando por las autoridades, habla del asunto. 

A las 11:00 p. m. del pasado 24 de abril, cuatro vehículos llegaron hasta la entrada de unos bloques de apartamentos en el concurrido barrio Mazurén, en el norte de la capital. Doce hombres vestidos con chaquetas similares a las del CTI y la Policía se bajaron de ellos.

Ellos, con pistolas y metralletas en mano forzaron su entrada hasta un apartamento en el segundo piso. Con un hacha del escaparate de incendios del edificio empezaron a romper la puerta. El ruido despertó a muchos vecinos que, inquietos, se asomaban a las ventanas, salían de sus apartamentos y se preguntaban qué estaba ocurriendo.

A gritos, varios de los hombres que estaban destruyendo la puerta les dijeron que regresaran a sus casas, que se trataba de una operación de la Fiscalía. Tras diez minutos, forzaron la entrada y sacaron a un corpulento hombre al que le quitaron dos pistolas que tenía en sus manos.

En pijama y descalzo, en medio de golpes e insultos, lo subieron a uno de los vehículos y partieron. Horas más tarde, a las seis de la mañana del viernes, su cuerpo fue encontrado en un desolado paraje de la vía que comunica los municipios de Suba y Cota. Tenía señales de tortura y nueve disparos en la cabeza.

¿Quién era el hombre objeto de semejante operativo, que por supuesto nada tenía que ver con la Fiscalía?

Era Luis Trujillo, un teniente retirado de la Policía, cuyo nombre, y especialmente su alias de 'Cejas', era bien conocido y temido en el mundo del crimen organizado. A finales del año pasado SEMANA reveló la historia de este hombre y la de su jefe, un narco conocido como 'Puntilla' Pachón, quienes a sangre y fuego se quedaron con el imperio criminal del extraditado Daniel el ‘Loco’ Barrera.

Hace pocos meses esta revista también reveló cómo Trujillo se había apoderado junto a Pachón del mercado en Bogotá de la droga sintética conocida como 2cb o tucibí, la cual distribuía en exclusivos círculos usando un grupo de estudiantes de los mejores colegios y universidades capitalinos, organización que se conoce como 'The System'. 

Desde que fue retirado de la Policía hace una década, Trujillo se vinculó al mundo de la mafia en donde ascendió gracias a su sangre fría y habilidad con el gatillo. Estaba relacionado con cerca de 200 asesinatos en los últimos diez años. Uno de los primeros fue en el 2004 cuando mató a su jefe, Roberto Cayo, un narco de los Llanos Orientales, para quedarse con su esposa, bienes y rutas. Al año siguiente mató a la mujer de su exjefe, con quien vivía, para apoderarse de todo.

Como jefe de una oficina de cobro que operaba principalmente en los sanadresitos de Bogotá, 'Cejas' se unió a la organización de Daniel el ‘Loco’ Barrera y junto a alias 'Mello' y a alias 'Pollo' conformaron una banda sicarial y de transporte de droga en los Llanos, conocida como 'Los Rudos', la cual estaba bajo las órdenes directas de alias 'Mojarro', uno de los principales hombres de confianza de Barrera.

Aprovechando que Barrera estaba escondido en Venezuela, 'Mojarro' intentó quedarse con los bienes de su jefe. 'Cejas', 'Mello' y 'Pollo' lo asesinaron en Argentina en 2013 por esa razón. Cuando el 'Loco' fue extraditado el año pasado, 'Puntilla' Pachón decidió quedarse con toda la organización. Se alió con 'Cejas' y asesinaron a 'Pollo', que era leal a Barrera, en el parqueadero de un supermercado en el sur de Bogotá.

Unas semanas más tarde también mataron a 'Mello', cuando salía de una peluquería en el norte de la capital.

Puntillazo final

Tan sólo en los últimos tres meses del año pasado, 'Puntilla' Pachón y 'Cejas' habían asesinado en los Llanos y Bogotá a cerca de 15 personas vinculadas de alguna manera con el 'Loco' Barrera. 'Puntilla', que había comenzado en el mundo de la mafia en los años ochenta como miembro del cartel de Medellín, había llegado finalmente a la cúspide de la pirámide de la mafia.

Él, para quedarse con los laboratorios, rutas y bienes, hizo alianzas con antiguos enemigos de Barrera como alias 'Otoniel', jefe del grupo sucesor de los paramilitares 'Los Urabeños', recientemente rebautizada por las autoridades como el 'clan Úsuga'. El enlace principal entre estos y 'Puntilla' y 'Cejas' era Mario Garzón, alias 'Mario Bross', el designado de los Úsuga para expandirse hacia el centro y oriente del país. 

Durante varios meses lograron enviar varias toneladas de cocaína, vía Venezuela hacia España en donde era recibida y distribuida por el enlace de 'Puntilla' allá, un colombiano apodado 'Pipe el español' que, según las autoridades, tiene como fachada una panadería cerca del estadio del Real Madrid en la capital ibérica. Sin embargo, en los últimos meses varios de esos cargamentos fueron decomisados y 'Puntilla' y 'Cejas' empezaron a tener problemas para pagar a sus socios. Optaron por una estrategia arriesgada, pero común en el bajo mundo. 

Hace dos meses simularon que les habían robado un cargamento de 500 kilos de coca que iban a enviar a Europa en compañía del 'clan Úsuga'. Realmente los tomaron y empezaron a venderlos por su cuenta traicionando así a sus socios. Una parte de ese cargamento, 50 kilos, fueron encontrados el pasado 14 de abril por el Gaula de la Policía cerca de San Martín, Meta, enterrados en una caleta de 'Puntilla'.

'Mario Bross', el enlace clave del 'clan Úsuga' y 'Puntilla', fue arrestado en Medellín el pasado 23 de abril tras una operación de la Dirección de Inteligencia de la Policía, lo que representó un duro golpe a esa unión de grupos mafiosos. 

Con el asesinato de 'Cejas' el grupo sicarial de 'Puntilla' se ha reorganizado y está en pie de guerra. El 'Flaco', el 'Capi', 'Rocha' y 'Supermán' son algunos de los alias de los hombres que 'Puntilla' designó para defenderse de la ofensiva en su contra que, según confirmaron miembros de esa organización, proviene en parte de 'Loco' Barrera.

Desde un calabozo en Estados Unidos, Barrera se las ha ingeniado para enviar razones a la gente que aún tiene en Colombia ordenándoles atacar a 'Puntilla' y su gente para recuperar lo que le han quitado y defender los bienes que aún tiene.

En medio de todas estas vendettas y reacomodo de la mafia quedaron una famosa modelo paisa y dos conocidas actrices, una de ellas célebre por haber tenido un romance con alias 'Jabón', el asesinado exjefe del cartel del norte del Valle. La razón es simple. Estas mujeres terminaron enredadas con 'Puntilla' y sus lugartenientes, a quienes les recibían lujosos vehículos y regalos. 

Las autoridades están seriamente preocupadas por todos estos movimientos en el mundo de la mafia. Y no es para menos. Tras el cinematográfico secuestro y asesinato de 'Cejas' se da por confirmado que vendrán nuevas vendettas, algunas de las cuales se vivirán en la propia capital de la República, como ha ocurrido recientemente.

La lucha por el control del negocio del 2cb en Bogotá, así como la guerra entre el extraditado 'Loco' Barrera y 'Puntilla', que busca consolidarse como su sucesor, van a seguir dando, sin duda, mucho de qué hablar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.