Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2016/08/25 00:14

Así vio el uribismo la firma del acuerdo final

El expresidente Álvaro Uribe prepara un documento en el que fijará su posición. Los senadores de su partido recibieron la noticia con indignación e ironía.

El expresidente Álvaro Uribe no se pronunció al calor de los acontecimientos. Foto: Archivo SEMANA

Entre las 6:00 de la tarde y las 8:00 de la noche de este miércoles, mientras el país veía las imágenes del acuerdo final entre el Gobierno y las FARC, y cuando el presidente Juan Manuel Santos anunció el plebiscito para el 2 octubre, los dirigentes del Centro Democrático siguieron con atención las incidencias de lo que se producía en La Habana y Bogotá.

El expresidente Álvaro Uribe, senador jefe de la colectividad, quien ha encarnado la oposición a la forma como se negociaron los acuerdos, no se pronunció al calor de los acontecimientos. Fiel a su costumbre cuando se le reclama con urgencia un pronunciamiento, prefirió entrar en una fase de reflexión y anunció que este jueves leería un documento en el que fijaría su posición y, lógicamente, la del partido al que representa.

Le podría interesar: La cuenta regresiva del plebiscito por la paz

Mientras Uribe guardó silencio, los congresistas de su partido no se contuvieron y durante esas dos horas opinaron de los discursos de Humberto de la Calle, Iván Márquez, y el propio presidente Juan Manuel Santos, a través de sus redes sociales.

El excandidato presidencial del partido, Óscar Iván Zuluaga, dijo que “los anuncios de hoy no son nada nuevo, no resolvieron las preocupaciones que hemos presentado”. También calificó la Jurisdicción Especial de Paz como “un fraude al derecho internacional: no exige cárcel y se sustituye a toda la estructura judicial”.

Zuluaga considera que “la única forma para que Colombia avance en una paz estable, duradera y que interprete a los colombianos es votando NO en el plebiscito”. Esa votación será la última batalla de la oposición del uribismo.

“Imagino que a muchos después de lo anunciado ya les quedó claro que en La Habana no se negocia la paz, sino la toma del país. Pobre Colombia”, trinó el senador Carlos Felipe Mejía, mientras el también senador Alfredo Ramos Maya anunció que “como no me dejo manipular, estaré contando las más de 50 mentiras de Santos en su discurso”.

El representante bogotano Samuel Hoyos, tirando ironía dijo que por fin Santos y Las FARC “nos van a salvar de nosotros mismos. Han acordado solucionar todos los problemas de Colombia”.

Le puede interesar: En video: una rosa para Uribe y un reclamo para Gaviria

Tras el anuncio del presidente Santos, el senador Ernesto Macías consideró que el afán del Gobierno para convocar el Plebiscito era “para tramitar después una reforma tributaria más cargada de impuestos”, y la representante María Fernanda Cabal dijo que el 2 de octubre, día del plebiscito, están “las FARC armadas y con caletas, aliados del gobierno revolucionario”.

El exsenador Juan Carlos Vélez, gerente de la campaña por el NO, lamentó la fecha del 2 de octubre pues “el Consejo Nacional Electoral no ha reglamentado el plebiscito”. Macías, sobre el plebiscito, dijo que será el nuevo pupitrazo del presidente del Senado, Mauricio Lizcano.

Vea el documento completo de los acuerdos firmados entre el Gobierno y las FARC.

Para el senador Alfredo Rangel, a De La Calle “le dio vergüenza hablar de las últimas concesiones que el Gobierno les ha hecho a las FARC para cerrar el acuerdo”, y calificó de “cínico” a Iván Márquez cuando pronunció en su discurso que “en la guerra se cometen errores”. Su compañero de comisión Jaime Amín echó de menos que se le haya dicho al país la forma como las FARC repararán a sus víctimas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.