Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/31/2014 12:00:00 AM

Alfonso Prada perdería el derecho al voto en el Congreso

Es la primera investigación contra los verdes que adhirieron a la campaña de Juan Manuel Santos.

Días después de que un sector de dirigentes políticos del antiguo Partido Verde adhirió a la campaña de Juan Manuel Santos, el Comité de Ética de la ahora Alianza Verde recibió la primera solicitud de investigación en contra de quienes se sumaron a la campaña reeleccionista.

La petición fue tramitada por Juan Carlos Triana, edil de la localidad bogotana de San Cristóbal, y en ella exige sanciones disciplinarias a los verdes que se sumaron a la campaña ‘Juan Manuel Presidente’.

Triana pide al comité de ética que se sancione con la pérdida de voz y voto a los dirigentes que representan al partido en las corporaciones públicas. Esta sanción podría afectar al actual representante a la Cámara Alfonso Prada y al segundo vicepresidente del Senado, Félix Valera, quienes aún pertenecen a la Alianza Verde ya que fueron escogidos en el 2010 a nombre de esa colectividad, el cual se fusionó en octubre del año pasado con el movimiento Progresistas del alcalde Gustavo Petro.

Si el Comité de Ética acepta esta solicitud y respalda los argumentos de Triana, tanto Parada como Valera no podrían votar proyectos ni tomar decisiones en el Congreso de la República a nombre de la colectividad que los avaló. Prada y Valera fueron elegidos para el período 2010-2014 y de ser acogida esta petición no podrían votar proyectos en el parlamento en los tres meses que le restan al actual periodo legislativo. Así mismo, se pide que no se les otorgue aval para las elecciones futuras a las personas elegidas en corporaciones públicas por Alianza Verde, todo por haber incurrido en doble militancia.

A Prada se le conoce por ser un el peñalosista número uno. Incluso, cuando Enrique Peñalosa perdió la alcaldía de Bogotá en octubre del 2011, varios vieron como el representante acompañó a su antiguo líder para entregarle una voz de aliento. “Usted, para mí, es el alcalde”, le dijo en esa oportunidad. Prada y Peñalosa fueron los dos grandes derrotados en el Congreso Verde del año pasado, pues ambos se opusieron a la fusión con los Progresistas.

Sin embargo, los caminos que estos antiguos socios adoptaron fueron diferentes. Prada impugnó el Congreso Verde, pero su solicitud no fue atendida en el Consejo Nacional Electoral. Y ante la imposibilidad de presentarse al Senado por un partido diferente, decidió mantenerse al lado del Gobierno. Peñalosa, en cambio, se mantuvo en la Alianza Verde y dio la pelea para conquistar la candidatura presidencial.

Según el artículo segundo de la Ley 1475 del 2011 (conocida como la Ley de partidos políticos), “en ningún caso se permitirá a los ciudadanos pertenecer simultáneamente a más de un partido o movimiento político”. Esta prohibición, según Triana, está siendo infringida por estos dirigentes  ya que la misma ley señala que quienes se desempeñen en cargos de dirección, gobierno, administración o control dentro de los partidos políticos, o hayan ejercido o aspiren a ser elegidos en cargos o corporaciones de elección popular, no podrán apoyar candidatos distintos a los inscritos por el partido al cual se encuentren afiliados”.

La Alianza Verde escogió el pasado 9 de marzo, mediante el mecanismo de consulta interna, a Enrique Peñalosa como su candidato presidencial.

Sin embargo, el pasado 27 de marzo, en la sede de la Unidad Nacional, un grupo de dirigentes verdes
liderados por los exdirectores del partido Alfonso Prada y Lucho Garzón decidió adherir a la campaña reeleccionista.

La solicitud pide las mismas sanciones para quien fuera candidato a la Cámara de Representantes por Bogotá, y actual miembro de la dirección de la Alianza Verde, Eduardo Andrés Garzón, hijo de Lucho Garzón.

Triana también solicitó investigar a Manuel Mejía, diputado de Cesar, Carlos Andrés Vargas, diputado de Chocó, a la concejal de Tunja Sandra Patricia Contreras, a la concejal de Santa Marta Carmen Patricia Caicedo, además de tres ediles de Bogotá y a uno de los voceros de las juventudes verdes, Carlos Iván Rivera, contra quienes reclama la misma sanción.

Carlos Ramón González, representante legal de la Alianza Verde, dice que el Comité de ética se reunirá para analizar esta petición, pero más allá de referirse a posibles sanciones cuestionó que sea el mismo presidente Juan Manuel Santos quien esté promoviendo la violación de las leyes al fomentar el transfuguismo y la doble militancia.

González también les reclamó a los dos miembros de la Dirección Nacional que se sumaron a la campaña de Santos, caso del hijo de Lucho Garzón y del senador Félix Valera que por voluntad propia, y de manera caballerosa, ellos mismos sean los que presenten su renuncia al partido.

Néstor Daniel García, miembro de la dirección de la Alianza Verde, asegura que los dirigentes verdes  que
se fueron a la campaña de Santos “no son nada representativos” y obedecen a una minoría del movimiento “que hace mucho tiempo decidió quedarse con Santos”. 

Mientras tanto, y a manera de desagravio, un grupo de dirigentes del antiguo Partido Verde organiza un evento proselitista en que reiterarán que la mayoría de este sector está con la campaña de Enrique Peñalosa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.