Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/16/2017 9:03:00 PM

Cuando Álvaro Uribe defendía a Soho

El expresidente defendió la revista que hoy acusa de pornográfica y también escribió para una de sus ediciones un poema pidiendo ver del fuego la luz y no sus cenizas.

Este fin de semana, Álvaro Uribe trinó con ferocidad contra la revista Soho. Después de atacar a su exdirector, el columnista Daniel Samper Ospina, y tildarlo de ser un “violador de niños”, el expresidente publicó un video en el que criticó duramente a la revista.

Uribe no solo no pidió disculpas, sino que justificó el trino en el que le endilga a Samper el grave delito. También dijo que el periodista ha hecho "ataques” a su familia, a sus compañeros del Centro Democrático, a los ciudadanos de Antioquia, a la hija de la senadora Paloma Valencia, y a él. Agregó que el columnista se burla de los defectos físicos de las personas. 

Los trinos de Uribe han generado el rechazo de decenas de periodistas del país. En una carta, 56 líderes de opinión aseguran que “es hora de que el expresidente Álvaro Uribe Vélez deje atrás la práctica sistemática de difamar, calumniar e injuriar a sus críticos”. En la misiva agregan que “una palabra de Uribe basta para enlodar un nombre, para exacerbar los odios de tantos colombianos frustrados, para degradar y envenenar el necesario debate político del país”.

En medio de los centenares de trinos que se han escrito sobre este debate el domingo apareció una foto que ha llamado la atención. En esta el expresidente posa sonriente sosteniendo con un orgullo una camiseta negra en sus manos. La prenda decía en letras blancas enormes “Revista Soho por la libertad de expresión”.

Eran otros tiempos. En ese momento, finales de 2005, Soho acababa de publicar un reportaje fotográfico en el que una decena de personalidades del país se retrataban personificando la escena bíblica de la última cena de Jesucristo. Mauricio Vélez recreaba la imagen con Alejandra Azcarate cargando la cruz. La publicación generó una oleada de críticas del catolicismo y un sector, encabezado por el entonces procurador Alejandro Ordóñez, demandó la revista.

Puede leer: "Uribe busca mi liquidación moral": Daniel Samper

El caso abrió un debate alrededor de la libertad de expresión que despertó la solidaridad de decenas de personajes públicos, entre ellos Uribe que se dejó retratar con la camiseta, al igual que muchos otros protagonistas de la vida pública del país.

La justicia finalmente le dio la razón a Soho. En 2006, el juez 32 penal del circuito precluyó el caso al no encontrar mérito suficiente para adelantar una investigación en contra de Samper, quien en ese momento era el director de la revista. La preclusion se leyó como un triunfo de la libertad de expresión en el país.

Puede leer: Uribe responde a la carta de periodistas solidarios con Daniel Samper

No fue la única vez que Uribe tuvo un papel en Soho. En abril de 2004, la revista le pidió al entonces presidente que participara en una edición especial con uno de sus poemas. Uribe, a quien se le conoce ese don de declamar poesía, envió su texto. 

Esto fue lo que escribió:

"Aprendamos un verso, porque un verso nos enseña: A amar el amor,/ olvidar el olvido,/ no odiar el odio,/ hacer esperanzas de nostalgia,/ sublimar la tristeza,/ aprender a alegrarnos del bien del prójimo,/ ver del fuego la luz y no las cenizas,/ pasar por alto la tormenta para admirar el arco iris,/entender que el verano fortifica la semilla./ Un verso nos enseña a salir con entusiasmo a trabajar para brindar por el verso aprendido". (Vea el artículo)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.