Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/15/2016 8:13:00 PM

“Plazo prudente”, pide Uribe

Es inminente que el nuevo acuerdo de paz llegue al Congreso, pero el expresidente y senador exige más tiempo y ampliar el consenso nacional a las altas cortes y la Fiscalía.

El nuevo acuerdo de paz sorprendió al expresidente Álvaro Uribe Vélez. Así lo confesó este martes en la plenaria del Senado, cuando pidió un “plazo prudente” para estudiar los alcances del documento de 310 páginas pactado con las FARC en La Habana la semana pasada, y que fue publicado por el Gobierno en la madrugada del lunes festivo. “Ese texto no es corto ni es fácil”, dijo el senador jefe del Centro Democrático.

Desde el sábado 12 de noviembre, a Uribe, el más visible de los voceros del No, pareció agotársele el tiempo de maniobra frente a los acuerdos de paz. Tras la victoria en el plebiscito, y ante la necesidad del Gobierno de atender las observaciones de quienes rechazaron el primer acuerdo con las FARC, tuvo un mes de protagonismo negociando con el Gobierno nuevos ajustes al acuerdo.

Puede leer: “Este es el mismo acuerdo, pero maquillado”: Ordóñez

Ahora, el mensaje que ha recibido Uribe es que el nuevo acuerdo está cerrado. Así quedó el pasado sábado cuando fue anunciado en La Habana, y el nuevo documento estaría a pocos, muy pocos días, de llegar al Congreso por la vía de las facultades presidenciales. Allí sería refrendado e implementado.

Lea: #UribeNoJodaMás: tendencia en Twitter tras nuevos acuerdos

Los voceros del No esperaban que los negociadores del Gobierno llegaran de La Habana y les presentaran el nuevo documento antes de darlo a conocer a la opinión pública. Un escenario inconveniente para el Gobierno que no permitiría más largas al nuevo acuerdo, ni que se convirtiera en un ‘ping-pong’ entre La Habana y Bogotá.

Consulte los 68 cambios del acuerdo en materia de justicia

“Nosotros tuvimos el sábado en la tarde la información de que lo iban a cerrar. Solamente en la noche de domingo a lunes empezamos a recibir los textos, estuvimos examinándolos ayer (lunes), las horas que hoy (martes) hemos podido”, dijo Uribe en la plenaria del Senado.

El pronunciamiento del expresidente obedecía a que este miércoles los 102 senadores sesionarán a puerta cerrada, en una especie de cónclave, para ir definiendo las condiciones para implementar el nuevo acuerdo de paz en el Congreso. El Centro Democrático no asistirá, precisamente porque no se siente en condiciones de dar el debate.

“Tenemos un grupo del No que tiene representación parlamentaria, otros que no tienen, y como le habíamos dicho al Gobierno, nosotros habíamos pedido un plazo prudente para examinar este texto, que no es corto ni fácil, y poder darle unas reacciones al equipo del Gobierno”, agregó el senador Uribe.

Le puede interesar: El nuevo acuerdo según las FARC

Armando Benedetti, jefe del partido del presidente Santos, dice que ve a los del No en el plan de dilatar la discusión. “Quisieran que la próxima semana sea el 2018”, dijo con algo de ironía.

Sin embargo, Uribe volvió a manifestar su voluntad, su intención, de llegar a un gran Pacto Nacional. “Insistimos en la materia”, dijo, pero también pidió un consenso con las instituciones de justicia. “Cuando uno lee a la Corte Suprema, al Consejo de Estado, al fiscal general de la Nación, encuentra que esto necesita un consenso con las intuiciones de justicia”.

Le sugerimos: Diez puntos del nuevo acuerdo que generarán controversia

El nuevo acuerdo le mete presión a Uribe. Al expresidente se le acerca la hora de sumarse a la paz. De momento, pide un “plazo prudente”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.