Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/20/2015 10:23:00 PM

Álvaro Uribe y su nueva campaña

En sus correrías del fin de semana, el expresidente anunció que recogerá firmas para notificarle al presidente Juan Manuel Santos que hay muchos inconformes con los acuerdos de La Habana.

Lo único claro del proceso de paz entre el Gobierno y las FARC es que el pueblo colombiano tendrá la última palabra. La guerrilla y los plenipotenciarios del Gobierno pactaron, antes del proceso de paz, que todos los acuerdos serían refrendados popularmente. Y el presidente Juan Manuel Santos ha reiterado, de mil maneras, que cumplirá su promesa de que los colombianos votarán a favor o en contra de lo que se pacte.

Lo que aún es materia de discusión es el mecanismo. Referendo, consulta, plebiscito, son las alternativas contempladas por la Constitución. Cualquiera de ellos, la decisión se toma en las urnas.

Un eventual escenario de refrendación sobre el proceso se puede reducir a un simple ‘sí’ o ‘no’ a la paz, que sin duda polarizará la campaña. ¿Quién saldrá a pedir un voto contra la paz? Probablemente no haya quien.

Una campaña así podría ser contraproducente para el uribismo, principal crítico a los acuerdos. Quizá para evitar llegar a esa instancia, el expresidente Álvaro Uribe sorprendió este fin de semana al anunciar que recogería firmas y buscaría un mecanismo de participación democrática para notificarle al Gobierno que no aceptan que “se le entregue el país a las FARC” (sic), como cree que pasará con los acuerdos de paz.

El viernes pasado, en Tolima, invitó a los ciudadanos a movilizarse en contra de que el narcotráfico sea conexo al delito político. El sábado en Neiva, y el domingo en Santa Rosa de Osos, Antioquia, anunció que volvería por la firma de los ciudadanos.

Uribe acusó a Juan Manuel Santos de cometer abusos superiores a los de la dictadura del general Gustavo Rojas Pinilla. “Ahora Santos quiere derogar la Constitución, violarla totalmente para que de media noche para el día, en un plazo bien abreviado, él, con facultades omnímodas, incorpore al ordenamiento jurídico sin discusión en el pueblo colombiano todos los acuerdos con las FARC”, sostuvo el Uribe.

“Si el gobierno Santos insiste en entregar el país a las FARC, tendremos que volver a Santa Rosa a pedirles a ustedes su firma para notificar que nos opondremos a la entrega de Colombia a las FARC”.

“Firmas contra la guerra”

El anuncio de Uribe fue rechazado por el partido de gobierno. Roy Barreras retó al expresidente a que mejor saliera a la calle a hacer campaña en contra del proceso de paz y que invite a votar por el ‘no’ cuando sea el momento de refrendar los acuerdos.

“Qué triste es ver al expresidente Uribe en el ingrato oficio de recoger firmas en contra de la paz”. Y se preguntó: “¿Cuántas firmas querrá recoger el expresidente? Quizá quiera recoger siete millones, una por cada desplazado en Colombia. O quizá 250.000, una por cada muerto del conflicto (…) cada firma puesta en una de esas tristes planillas puede ser una firma menos”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.