Sábado, 25 de octubre de 2014

| 2013/01/16 00:00

Así se movió caso del ‘carrusel’ en los juzgados

Hubo dos audiencias casi simultáneas frente al escándalo de la contratación en Bogotá.

El contratista Julio Gómez asisitió en la mañana del miércoles al complejo judicial de Paloquemao. Foto: Guillermo Torres / SEMANA

Este 16 de enero será recordado como un día particular para el proceso del ‘carrusel de la contratación’ de Bogotá. En el complejo judicial de Paloquemao, en dos salas diferentes comparecieron igual número de involucrados en el más sonado caso de corrupción de los últimos años en la capital de la República.

Uno de ellos es Inocencio Meléndez, a quien le aprobaron la prórroga de un año del principio de oportunidad que firmó con la Fiscalía, por lo que el exsubdirector del IDU seguirá colaborando con la justicia. La otra audiencia fue la de Julio Gómez, polémico contratista arrestado este martes y a quien le imputaron cargos por la misma investigación.

En cuanto a Meléndez, trascendió que la colaboración que ha entregado ante la Fiscalía “ha sido efectiva” al punto de que la misma ha sido fundamental para que se abran investigaciones en contra de otros funcionarios de la administración de Samuel Moreno, hoy preso por cuenta del mismo escándalo.

Patricia Monroy, abogada de Meléndez, precisó que “uno de los compromisos que tiene mi defendido es entregar los conocimientos que tenga frente a algunos frente a exconcejales y concejales”.

Con respecto a ese grupo se conoció que ya se entregaron pruebas contra un exintegrante del cabildo y dos que actualmente ejercen en la Corporación. El exconcejal del que Meléndez habrìa dado información sería Hipólito Moreno.

“Las pruebas que aportó el doctor Inocencio se basan en el conocimiento que tiene y en documentos. Es de anotar que él estuvo por cerca de tres años en el IDU y supo de muchos procedimientos en esa entidad”, agregó la jurista.

La próxima cita para Meléndez ante el estrado será para que testifique en el juicio en contra de Liliana Pardo, exdirectora del Instituto de Desarrollo Urbano, y de Miguel Ángel Moralesrussi, excontralor de Bogotá. También se espera su comparecencia en el pleito jurídico que enfrenta Samuel Moreno.

Por el lado de Julio Gómez, la Fiscalía le imputó cargos por los delitos de peculado, concierto para delinquir, cohecho y celebración indebida de contratos, los cuales no aceptó ante el estrado presidido por la juez 65 de garantías.

En el despacho judicial, Gómez dijo sentirse sorprendido por la decisión de la Fiscalía de emitir una orden de captura en su contra porque, según él, era algo que no esperaba ya que venía colaborando con el ente acusador.

“No sé en qué posición me encuentro jurídicamente. Si estoy en medio de una negociación o cómo estoy”, sostuvo el polémico contratista, a quien el pasado noviembre un magistrado del Tribunal de Bogotá le ‘tumbó’ el preacuerdo que meses atrás gestionó con la Fiscalía.

De allí esta nueva imputación en la que además se pidió la imposición de la medida de aseguramiento, la cual fue avalada por la juez que decidió que Gómez sea enviado a un centro carcelario.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×