Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/1/2013 12:00:00 AM

Ataque contra columnista de Semana.com

El periodista y analista Germán Uribe dice que le dejaron una pañoleta del batallón contraguerrilla.

Germán Uribe actual columnista de Semana.com fue víctima de un ataque que hoy lo tiene postrado en una cama.  

Según su relato, el jueves en la madrugada Uribe fue asaltado en su finca ubicada en el municipio de Subachoque al occidente de la capital.  

En la mañana y cerca de las 6:00 a. m. varios hombres ingresaron a la residencia de Uribe quien se encontraba solo. Según su testimonio, lo ataron de pies y manos, le vendaron los ojos y le colocaron una prenda en la boca.

“Me arrastraron por el piso infringiéndome torturas a punta de puños, patadas y rompiéndome la frente muy cerca de la sien con la cacha de un revólver lo que me costó una docena de puntos”, contó el columnista.  

Un detalle hace pensar a Uribe que el ataque no pudo haber provenido de delincuencia común. Cuenta que cuando los hombres se fueron se sacó la pañoleta de la boca. “Vaya sorpresa, esta era una prenda en tela de camuflaje con la frase inscrita “Ejercito de Colombia, batallón Contraguerrilla”.

Aunque los hechos son materia de investigación, el columnista espera que el ataque no tenga relación con sus escritos. “Sólo ruego que pueda estar equivocado en mi apreciación de haber sido objetivo de una “represalia” y más bien haya sido producto de la delincuencia común”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.