Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/28/2017 2:44:00 PM

El jefe del Clan del Golfo que delinquía desde su penthouse

Alias Pichi, un temido cabecilla de esa banda criminal, aprovechó la casa por cárcel en un exclusivo sector de Cartagena para extorsionar en todo Bolívar.

En la mañana de este viernes la vicefiscal, María Paulina Riveros, acompañada del director de la Policía anunció un insólita pero importante captura. “En una acción conjunta entre la Fiscalía General de la Nación y la Policía Nacional, fue capturado Jhon Jairo Jiménez Atencio, alias Pichi, cabecilla de una estructura criminal al servicio del ‘Clan del Golfo’, que desde su sitio de detención domiciliaria, al parecer, seguía coordinando extorsiones, tráfico local de estupefacientes, entre otras acciones delincuenciales”, dijo Riveros.

Puede leer: "Pichi", el narco que generó pánico en Cartagena 

Además de Pichi, fueron capturados su hija, Heidy Patricia Jiménez Ramírez, Juan Carlos García Ramírez, alias Julián o El Grande y Rigoberto Reales Hernández, alias Rigo, quien fue ubicado en la isla Tierra Bomba. La Fiscalía los presentó ante un juez de garantías de Cartagena y les imputó los delitos de extorsión y concierto para delinquir agravado.

Durante los registros y allanamientos fue encontrada un arma de fuego con 16 cartuchos, que estaba en poder de alias Julián, quien aseguró ser escolta de Pichi, razón por la cual se les imputó tráfico, fabricación y porte de armas de fuego y municiones.

De acuerdo con la Fiscalía las investigaciones indican que los cuatro detenidos recibirían instrucciones de la estructura de crimen organizado ‘Clan del Golfo’ y, hace meses, extorsionaban a comerciantes y compradores de terrenos en distintas zonas de Cartagena.

Balacera en La Heroica

Aunque para la mayoría de los colombianos el nombre de Jiménez o su alias no les dice mayor la realidad es que muchos si recuerdan un impactante incidente en el que este hombre se vio involucrado el año pasado en la capital de Bolívar.

Los habitantes de Cartagena nunca habían visto algo como lo que ocurrió el miércoles 14 de septiembre de 2106 en el sector de Bocagrande, uno de los más exclusivos de la ciudad. A las 8:30 de la mañana una intensa balacera se desató en uno de los edificios de la zona. Lo que pasó parecía sacado de una película de Hollywood.

Varios policías con pistolas se enfrentaron a hombres vestidos con uniformes del Inpec, quienes les disparaban con fusiles. Desde los edificios cercanos los curiosos se asomaban para tratar de ver qué ocurría. En varios videos caseros quedó captada la imagen de un hombre que colgaba de una cornisa en el piso 15 del edificio Galeón, ubicado frente a la Escuela Naval mientras se escuchan disparos de fusil.

El aferrado a la cornisa era un escolta de alias Pichi. El hombre vio en esa opción desesperada la única posibilidad para salvar su vida del atentado contra su jefe. Hacia las ocho de la mañana, tres hombres y una mujer con uniformes y carnets del Inpec llegaron hasta el edificio y subieron al apartamento en donde el capo vivía desde abril, gracias al beneficio de casa por cárcel otorgado por un juez. El portero del lugar notó algo extraño, ya que no se trataba de los mismos guardianes que usualmente acudían a verificar que Pichi estuviera en su sitio de reclusión. Por eso llamó a la Policía.

Los falsos guardianes alcanzaron a llegar hasta la puerta del apartamento del capo, e intentaron abrirse paso a tiros. Pero la puerta era blindada, y al notar la presencia de la Policía tuvieron que abortar el plan y salir el edificio. En el intercambio dos de los delincuentes quedaron heridos en la entrada del sitio. Uno más, con fusil en mano, se apoderó de un taxi y emprendió la fuga, pero los policías lo capturaron unas cuadras más adelante. Una mujer de la banda alcanzó a cambiarse de ropa y logró escapar.

Para las autoridades es claro que los falsos guardianes hacían parte de una compleja operación para asesinar a Pichi, comenzada una semana antes, cuando una mujer alquiló un apartamento vecino para observar los movimientos del narco. Pero aunque todo se frustró por la oportuna reacción de la Policía, más allá del cruce de disparos, que paralizó al sector por tres horas, el episodio dejó al descubierto otros graves hechos.

¿Quién es Pichi?

Pichi es un narco de alto perfil que fue capturado por primera vez el 3 de junio de 2015 en la Operación Agamenón, junto con 42 lugartenientes. Estaba señalado de narcotráfico y sindicado con su grupo de al menos 21 homicidios.

Inexplicablemente ocho meses después le concedieron el beneficio de prisión domiciliaria en una de las mejores zonas de La Heroica. No es fácil entender cómo un capo de su importancia logró esa prebenda.

Increíblemente después de esa balacera Pichi siguió viviendo en Boca Grande. Allí continuó delinquiendo hasta la mañana de hoy, cuando volvió a ser capturado y envido a la cárcel.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.