Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2015/10/01 16:54

Millonaria suma deberá devolver pareja de implicados en caso Petrotiger

El exfuncionario de Ecopetrol David Orlando Durán y su exesposa Hohanna Navarro deberán entregar los sobornos que recibieron y así acceder a los beneficios de un preacuerdo con la Fiscalía.

Millonaria suma deberá devolver pareja de implicados en caso Petrotiger Foto: Archivo SEMANA

El exingeniero de proyectos de Ecopetrol David Orlando Durán y su exesposa Hohanna Navarro, vinculado con el mayor escándalo de corrupción al interior de la petrolera colombiana en los últimos años, lograron un preacuerdo con la Fiscalía para conseguir una rebaja en su pena.

La pareja se benefició de un supuesto contrato de consultoría de 790 millones de pesos para favorecer a la firma Petrotiger, dinero que fue entregado por antiguos directivos de esa petrolera. Según lo que las autoridades establecieron, se trató de un soborno para favorecer a esa empresa extranjera en un contrato que superó los 39 millones de dólares.

Por estos hechos, Durán y Navarro fueron acusados de los delitos de cohecho propio, falsedad en documento privado y enriquecimiento ilícito a favor de particulares.

Ahora, según conoció Semana.com, la pareja de esposos buscan beneficios jurídicos. Negociaron un preacuerdo con la Fiscalía, pero hay una condición clara: deberán devolver todo el dinero del que recibido de los exjefes de la multinacional.

De cumplirse con los términos de lo acordado, Durán y su exesposa tendrían una rebaja en su pena, que de momento se contempla en más de 12 años de prisión.

Así funcionaban los sobornos

Todo arrancó en el 2008 cuando Petrotiger se convirtió en contratista de Ecopetrol, prestándole servicios asociados con perforación y mantenimiento de pozos petroleros.

Tiempo después -según los investigadores del caso-, la empresa empezó a prestar un servicio deficiente y los seis funcionarios de Ecopetrol que enfrentan hoy la Justicia eran quienes debían supervisar esos contratos y emitir un concepto acerca de cómo se estaban ejecutando.

Sin embargo, estas personas le pasaban a Ecopetrol un concepto contrario a la realidad y en vez de reportar las deficiencias y el incumplimiento de algunos términos de la contratación, emitían un concepto favorable, lo cual evitaba que Petrotiger fuera sancionado, perdiera los contratos y la capacidad de volver a contratar.

Según los archivos, los empleados de Petrotiger les pagaban a los supervisores de los contratos para que hicieran informes favorables y evitar que les quitaran dichos contratos, que suman 40.000 millones de dólares, hecho que la Justicia del país denomina soborno. Incluso, según las pesquisas, los pagos ascienden la suma de 2.000 millones de pesos. Pero hay más.

La estrategia de la contratista para cometer los actos ilícitos estaba perfectamente planeada. El dinero con el que esta multinacional sobornaba a los funcionarios de Ecopetrol salía de una empresa fachada llamada AZ Transportes.

Petrotiger le pagaba a esta empresa por unos servicios de transporte que no prestaban. Con la falsa facturación lograban justificar la plata de los sobornos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.