Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/29/2016 10:08:00 PM

Otra grave denuncia contra la Embajada del Líbano

Maha Abou Ráad, libanesa radicada en Colombia hace 40 años, se suma a la lista de funcionarios a los que esa sede diplomática no les ha respondido por sus prestaciones.

Desde 1976, Maha Abou Ráad se desempeñó como secretaria en la Embajada del Líbano en Colombia a cargo de la contabilidad y de los trámites consulares para la población árabe.

Durante todos esos años trabajó con muchos embajadores que pasaron por Bogotá y se convirtió en su mano derecha, sin que ninguno tuviera queja de su labor.

Fue solo hasta el 2000, con la llegada del embajador Mounir Khreich que Maha comenzó a sentirse presionada en su trabajo. 

En conversación con Semana.com, Maha aseguró “el embajador Khreich me acosó laboral y sexualmente en varias ocasiones".

"Como yo no accedí a sus demandas comenzó a quejarse de mi trabajo y finalmente me despidió sin justa causa antes de cumplir la edad o las semanas de jubilación”, explicó.

A su salida, Maha descubrió que no solo había sido víctima de acoso, sino que en el tiempo que llevaba trabajando para la Embajada, esta había cotizado ante el Seguro Social un valor mucho menor al que por ley le correspondía conforme al salario que llevaba devengando por 30 años. 

Sin encontrar respuesta de la Cancillería colombiana y las autoridades libanesas, Maha decidió entablar una demanda contra el Estado colombiano por permitir este tipo de abuso laboral en entidades diplomáticas y finalmente lograr que le paguen lo que le corresponde por ley.

Por el momento, el trámite se encuentra en el Consejo de Estado, donde lleva ya varios años sin que se resuelva nada frente a su caso.

Así se completan 15 años desde que Maha salió de su puesto sin un razón válida y un pago justo, razón por la cual asegura que seguirá en este viacrucis hasta que el Estado colombiano o la Embajada libanesa le respondan.

Su caso se suma al de Adelaida García, una colombiana que trabajó más de 23 años como asistente y traductora de los embajadores de Líbano acreditados en Bogotá. No obstante, un día antes de cumplir 60 años, el 24 de noviembre del 2004, fue despedida sin justa causa por el entonces embajador Mounir Khreich.

Adelaida nunca fue indemnizada y al realizar los trámites para solicitar su pensión en Colombia, se dio cuenta de que esa legación diplomática no había pagado los aportes a seguridad social durante 10 años. Por esa razón, hoy, a sus 72, no tiene derecho a la pensión que se merece.

Pero estos no son los únicos casos. Al menos otras tres personas a las que la Embajada no les cumplió y el Estado colombiano ha dejado en un limbo jurídico.  

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.