Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2010/10/19 00:00

Colombia se une a Convención de ONU sobre desapariciones

El congresista Iván Cepeda, quien presentó la iniciativa al Legislativo, recordó que la entrada de Colombia a la Convención es clave porque este país arrastra una larga historia de desaparición forzosa derivada de un conflicto armado que se prolonga desde hace más de 40 años.

Colombia se une a Convención de ONU sobre desapariciones

El Congreso decidió, con 88 votos a favor y ninguno en contra, la adhesión de Colombia a la Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzosas, adoptada en 2006 por las Naciones Unidas.

Esta aprobación, en el Plenaria de la cámara baja tras haber recibido previamente el visto bueno del Senado, supondrá, de ser ratificado por el presidente Juan Manuel Santos, la entrada en vigor de la Convención, ya que sólo faltaba un país para hacerla efectiva.

El congresista Iván Cepeda, quien presentó la iniciativa al Legislativo, recordó que la entrada de Colombia a la Convención es clave porque este país arrastra una larga historia de desaparición forzosa derivada de un conflicto armado que se prolonga desde hace más de 40 años.

Cepeda, del Polo, dijo que ante la Fiscalía General se han presentado unas 50.000 denuncias, mientras que la Comisión de Búsqueda dependiente de la Procuraduría tiene registrados 37.000 casos de desaparecidos.

"Hay que determinar cuántos de esos casos han sido desaparecidos por la fuerza", matizó el congresista, al insistir en que Colombia se presenta como un caso muy grave de desapariciones forzosas.

"Colombia, en el escalafón mundial, está entre los primeros lugares", insistió en declaraciones a Efe, y consideró que "podría estar al nivel de Argentina o incluso más".

Pero, para Cepeda, "lo más grave no es la dimensión de las cifras, sino que sigue ocurriendo, porque la desaparición forzosa en Colombia no es un tema de memoria sino de actualidad".

El congresista explicó que la Convención Internacional Para la Protección de Todas las Personas Contra la Desaparición Forzosa es un "instrumento revolucionario" porque, en primer lugar, "tipifica con carácter obligatorio la desaparición forzosa" y "hace una descripción muy detallada sobre en qué consiste este crimen".

La Convención "lo cataloga como un crimen múltiple, no es solo una forma específica de violación de derechos humanos contra la víctima directa y sus familiares, sino que lo enmarca en un delito contra la libertad, contra la integridad porque ocurre muchas veces con tortura, es una violación contra la vida", detalló.

Asimismo, tipifica a la desaparición forzosa como "un crimen de lesa humanidad, lo cual lo coloca en la esfera persecución en toda circunstancia en el mundo".

"Al mismo tiempo consagra múltiples derechos de las personas desaparecidas y sus familiares. Es el primer instrumento de carácter obligatorio que afirma que las víctimas tienen derecho a la verdad, justicia y reparación, es el primero en el que esos derechos aparecen tipificados", agregó. 
 Los países que ya han ratificado la Convención son Albania, Argentina, Bolivia, Burkina Faso, Chile, Cuba, Ecuador, España, Francia, Alemania, Honduras, Japón, Kazajistán, Mali, México, Nigeria, Paraguay, Senegal y Uruguay. Ahora Colombia.

Cepeda consideró que hay otros países en Latinoamérica, como Perú, Brasil o Guatemala, que deberían adherirse a la Convención por su pasado de desapariciones forzadas.
 
EFE.





¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.