Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2008/03/04 00:00

De puertas para adentro

En la crisis con Colombia los ecuatorianos rodean a su Presidente mientras la oposición venezolana critica la agresividad de Hugo Chávez.

En Quito,estudiantes ecuatorianos protestaron el lunes frente a la embajada colombiana

Dice la sabiduria convencional que, frente a una amenaza externa, los pueblos suelen unirse alrededor de sus líderes. Pero no se trata de una regla inquebrantable, y en el caso de la crisis entre Colombia, Venezuela y Ecuador, el efecto en los dos países vecinos parece ir en direcciones opuestas.
 
Los ecuatorianos rodearon a su gobierno. Rafael Correa, quien ha prometido ‘refundar’ su país y tiene amplias mayorías en la Asamblea encargada de redactar una nueva Constitución, ya venía con una popularidad por encima del 70 por ciento. Hay quienes consideran que esta situación va a aumentar aun más su credibilidad y aglutinar al pueblo ecuatoriano. “Cada vez se ve una mayor cohesión alrededor del Presidente, dijo a SEMANA el analista Lautaro Ojeda. Hay un par de voces de la derecha más recalcitrante, moribunda en estos momentos, que le da la razón a Uribe, pero han sido rechazadas por los medios”.
 
Correa, hasta el momento, ha salido bien parado. Al parecer, la gente ha creído en las razones humanitarias que justificarían los contactos del ministro Larrea con las Farc, así como en la transparencia del Presidente cuando habla de las mentiras del gobierno colombiano y la traición al pueblo ecuatoriano. “En la percepción popular han sido contundentes las demostraciones de la falsedad con que se ha mostrado Uribe”, agrega el analista. La mejor prueba, quizá, fueron las protestas del lunes frente a la embajada colombiana en Quito con pancartas en las que se leía, entre otras, “Uribe asesino”.
 
En Venezuela, el escenario interno es bastante distinto. Hugo Chávez perdió su aura de invencible en el referendo constitucional del 2 de diciembre, y las encuestas muestran que sus niveles de aceptación se han erosionado, debido a que su administración ha sido incapaz de resolver problemas como la escasez de alimentos y la inseguridad ciudadana.
 
El Presidente venezolano aprovechó la crisis con Ecuador para poner fin a las relaciones con Bogotá en lo que analistas, diplomáticos y políticos opositores consultados por SEMANA consideran una “cortina de humo”. En especial ahora, cuando restan ocho meses para unas elecciones locales en las que Chávez podría perder gran parte del poder que ha logrado concentrar desde su llegada al Palacio de Miraflores.
 
Para el sociólogo Carlos Raúl Hernández, Chávez está buscando una excusa para posponer estos comicios. “Las encuestas revelan que la oposición tiene la posibilidad real de ganar en los estados y las ciudades más importantes, lo cual sería desastroso para él. Chávez está tratando de evitar este nuevo deslave y una escaramuza con Colombia podría ser la excusa perfecta”.
 
Desde la oposición se ha acusado a Chávez de involucrar a Venezuela en una crisis en la que “no tiene vela” y Manuel Rosales, su rival en las últimas presidenciales, llegó a calificar su actitud como una “traición a la patria”. No obstante, tanto el canciller, Nicolás Maduro, como el ministro del Interior, Ramón Rodríguez Chacín, han argumentado que se busca evitar que lo ocurrido en la selva ecuatoriana se repita en suelo venezolano.
 
Para el sociólogo Hernández, Chávez fracasará en su intento por generar un sentimiento anticolombiano, pues recordó que ya lo intentó en noviembre, cuando Uribe terminó su mediación con las Farc, lo cual coincidió con la campaña de la reforma. “En ese momento las encuestas revelaron que el 83 por ciento de los venezolanos repudió los ataques a Colombia y lo mismo está ocurriendo ahora”, sentenció.
 
Una opinión compartida por el ex ministro de la Defensa Raúl Baduel. “Dos elementos se requieren para una estrategia nacionalista acertada, bien orientada: un líder carismático que tenga una alta popularidad, y ese no es el caso si nos colocamos de cara a los resultados del 2D, y una amenaza, un enemigo. Colombia no es tal, pues de una manera atinada ha respondido por los canales pertinentes”, dijo el general retirado, uno de los más emblemáticos disidentes del chavismo. El otrora máximo representante de las Fuerzas Armadas venezolanas aseguró que éstas sólo irán a una guerra cuando haya una “causa real”.  

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.