Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/30/2017 6:06:00 AM

Así funcionarán los negocios lícitos de las Farc

Los Espacios Territoriales de Reincorporación en los que se convertirán las zonas veredales, donde se concentran los excombatientes, serán la pista de aterrizaje de la ECOMUN, la cooperativa en la que la guerrilla concentrará sus proyectos productivos.

A diferencia de otros procesos de paz, los excombatientes de las Farc se reincorporarán a la vida civil colectivamente, bajo esquemas de cooperativas, que trabajarán de lleno en los territorios donde antes hicieron la guerra. 

Las Farc llegaron para quedarse en las 26 zonas veredales. Sobre terraplenes de cemento se levantan postes de madera, techos de eternit y habitaciones individuales para quienes decidan continuar al lado del movimiento político que surgirá. Pequeñas ciudadelas, que construye la guerrilla en catorce departamentos donde se siente que su estadía no será temporal.

"ECOMUN debe ser un proceso que de esperanza a las comunidades excluidas y marginadas, debe ser un instrumento de paz territorial (...) Inicia el curso básico de economía solidaridad. La reincorporación economía es base para la paz duradera", dijo el exjefe guerrillero Pastor Alape.

Semana.com habló con Rafael González, director de la Unidad Administrativa Especial de Organizaciones Solidarias, sobre el primer grupo de excombatientes de la guerrilla que se prepara para incursionar a la economía colombiana por la vía legal.

SEMANA: ¿En qué consisten las ECOMUN?

Rafael González.: Es la empresa de economías del común que definió las Farc en el acuerdo de La Habana. Ellos dijeron que cuando se reincorporaran a la sociedad lo querían hacer a través de una empresa de economía social. Hubo muchas reuniones con ellos para buscar el modelo más conveniente. Al final, se dieron cuenta de que el modelo cooperativo brinda la alternativa para lo que ellos están pensando.

SEMANA: Explíquese... 

R. G.: Es una empresa donde se maneja el modelo democrático y donde cualquier persona puede acceder a los órganos de administración como a los de vigilancia. Es una empresa que les pertenece a todos, les permitirá unir esfuerzos y recursos. No es una empresa de una persona, sino de todos. Por eso decidieron armar ECOMUN como una cooperativa.

SEMANA: ¿A qué se dedicarán?

R. G.: Quieren armar varias cooperativas para que más adelante ECOMUN se convierta en una Confederación de Cooperativas. Un organismo de tercer nivel. Pero para llegar allá tienen que arrancar desde abajo. Primero, armar las organizaciones básicas. Se van a dedicar a diferentes temas: ahorro y crédito, producción agrícola, servicios, salud y temas de industrialización. Es decir, en los diferentes campos que tienen las economías solidarias.

SEMANA: Pero... ¿Tienen alguna restricción?

R. G.: Sí, en temas de importación y exportación, por ley. Además, hay problemas para generar empresas de turismo porque no se les ha permitido eso. Pero todo lo demás lo pueden manejar sin problemas.

SEMANA: ¿Cómo funcionarán?

R. G.: En las regiones que están pueden armar diferentes empresas. Cuando tengan varias como ECOMUN Llanos, ECOMUN Llanos Agrícola, ECOMUN Llanos Transporte, ECOMUN Llanos Servicios, y logren armar el mínimo requerido por la ley -cinco cooperativas- podrán conformar las federaciones. Pero claro, ellos pretenden armar muchas más empresas. Cuando las armen buscarán integrarlas a través de una Confederación de Cooperativas que también se va a llamar ECOMUN. Eso es lo que tienen en mente y en lo que estamos trabajando.

Le puede interesar: Las Farc sin armas, listas para la vida política

SEMANA: ¿Cuántas personas participan del curso?

R. G.: El 27 de junio ellos dejaron las armas y dejaron de ser un grupo armado oficialmente. Por eso, este jueves el Gobierno arrancó el curso básico de economía solidaria que es indispensable para la construcción de una cooperativa. Hoy 40 personas participan de los talleres que son una exigencia de ley de mínimo 20 horas de curso básico. Esto, más otros requisitos que se agotarán la próxima semana, durante la conformación de la primera cooperativa en la constitución de ECOMUN. 

SEMANA: ¿Cómo se hizo la elección de ese primer grupo?

R. G.: Uno de los principios del cooperativismo es la libre adición. Ellos quieren que toda su gente pertenezca a las cooperativas pero no los van a obligar. Lo que nos han informado es que lo han hecho voluntariamente. Como hay que dictar cursos en las diferentes zonas, ellos decidieron que de cada punto sale un líder que participará de la conformación de la primera cooperativa. De ahí, que hayan mandado a una persona de cada una de las 26 zonas, más 14 excombatientes que ya se encontraban acá.

SEMANA: ¿En que se capacitan?

R. G.: Se habla de la cultura de la economía solidaria: ¿Qué es una empresa?, ¿Cómo se conforma?, ¿Los deberes y obligaciones? , ¿Cómo se constituye? y ¿Cuáles son los organismos que hacen parte? Ellos están al frente de la conformación de los estatutos que es la carta magna de cada cooperativa. Eso es lo que da línea de ¿Cómo van a funcionar?, ¿A qué se van a dedicar?, ¿Cuál va a ser la participación de cada uno? Desaparecen los comandantes, todos tienen aquí el mismo nivel.

SEMANA: ¿Quién está al frente de ese proceso?

R. G.: Lo dictamos nosotros, pues somos los únicos autorizados para hacerlo. El Sena nos va a apoyar con los temas técnicos. Ellos entran y les dicen cómo se arma un plan de negocios, cómo se construye y qué deben cumplir para que funcione. Por ejemplo, une excombatiente dice: yo quiero ser panadero, pero no sé de panadería. El Sena es el que los forma.

SEMANA: ¿Después de la capacitación que sigue?

R. G.: La constitución de los estatutos, viene el acompañamiento del Estado y de algún organismo del sector de economía solidaria. En este caso, por ejemplo, al parecer, va a ser Ascoop. Ellos los acompañarán para que hagan su registro de legalidad frente a la Superintendencia de Economía Solidaria, para que llenen su registro en la DIAN y tengan su Nit, además de su proceso de bancarización. Es decir, para que cumplan todos los requisitos que se necesitan. 

SEMANA: ¿Este grupo de 40 conformará la primera ECOMUN?

R. G.: Sí, aunque se van a formar diferentes ECOMUN. Va a ser ECOMUN capítulo Bogotá, Meta y Córdoba. Es decir, en cada departamento que están van a hacer una. Inicialmente tienen que ser cooperativas, antes de que se conforme la Federación que se encargará de representarlas, orientarlas y acompañarlas. Que esta sea la promotora que impulse esas pequeñas cooperativas.

SEMANA: ¿A quién reportan? y ¿Quién las vigila?

R. G.: Me imagino yo que en el futuro saldrán unas de ahorro y crédito que serán controladas inicialmente por la superintendencia de economía solidaria, pero cuando crezca se entenderán con la Superintendencia Financiera. Si algunas prestan servicios públicos, porque se puede dar el caso, van a ser controladas por las Superintendencias de Servicios Públicos. Si llegan a prestar servicios de salud, que según les he oído quieren hacerlo, serán controladas por la Superintendencia de Salud. Ellos van a cumplir con todos los requisitos de ley, tal cual lo hace cualquier grupo de ciudadanos que se quiere organizar a través de este modelo.

Le puede interesar: Zonas veredales: ¿las Farc llegaron para quedarse?

SEMANA: ¿Tienen algún tratamiento diferencial?

R. G.: No van a recibir privilegios ni nada. ¿Qué va a pasar?, van a recibir el acompañamiento del Estado y les van a dar prioridad en la conformación de las organizaciones. Claro, si aparece alguna comunidad que quiere acompañamiento, lo va a tener de la misma manera.

SEMANA: Entonces, ¿que los va a diferenciar?

R. G.: La comunidad extranjera destinó unos recursos para los proyectos productivos. Ahí es donde van a tener una ventaja. Nosotros les ayudamos a conformarse, pero no tenemos recursos para que desarrollen los proyectos. Para el caso de ECOMUN hay unos recursos destinados que los maneja el Ministerio del Posconflicto en una bolsa que se está armando.

SEMANA: ¿Qué tan cierto es que estas cooperativas se crearán sin tanto papeleo?

R. G.: En principio se dijo que este curso lo iban a tomar después de la creación de las cooperativas, eso era la que se iba a omitir, pero para evitar problemas lo están tomando ya. Ese era el único paso que se obviaba. Esta cooperativa se está armando como cualquiera bajo la ley colombiana. No hay ninguna excepción. Lo único es que el Gobierno se comprometió a acompañarlos 100 %. Los registros de Cámara de Comercio, que se habían dicho que no se les cobraban, los van a pagar. 

SEMANA: ¿Más o menos cuántas personas se vincularán a las ECOMUN?

R. G.: Estamos apoyando la conformación de la primera y por instrucciones estaremos en los 14 departamentos donde están las zonas veredales acompañando el proceso. Habrá por lo menos una en cada vereda. Es decir, 14 mínimo en el Cauca, Antioquia, La Guajira, Meta, Putumayo, Chocó y Norte de Santander, entre otros.

SEMANA: ¿Cuándo comenzarían estas cooperativas a moverse en las diferentes regiones?

R. G.: Una vez tengan sus estatutos arman su modelo productivo. Por ejemplo, un cultivo de maíz tiene un proceso de alrededor seis meses. Entonces, antes de ese tiempo no van a tener ningún tipo de producción. Van a agotar el mismo proceso de cualquier empresa. Sin embargo, no sé si lo van a ser, pero se pueden meter con temas de servicios como una empresa de transporte. Montan una de taxis y comienzan a producir el mismo día. Hay que esperar que ellos identifiquen sus negocios. Yo calculo que muchas van a estar produciendo y generando este año.

SEMANA: ¿Con que plata arrancan? ¿Con los 8 millones que le dan a cada uno para su proyecto productivo?

R. G.: Podría ser la plata con la que arranca pero inicialmente no la tienen porque aún está por definirse ese dinero cómo se va a entregar. Cuando lo vayan a hacer les dicen: ustedes tienen una bolsa de ocho millones de pesos, la meten en la cooperativa o la van a montar aparte. Obviamente uno con esa plata, no monta un negocio, no sirve. Pero, por ejemplo, 5.000 hombres y mujeres que aporten ese dinero son 40.000 millones de pesos. Con eso montan la empresa que quieran. Pero por ahora es la conformación de la organización como tal.

SEMANA: ¿Qué efectos tendrán la ECOMUN en los territorios?

R. G.: Es muy positivo porque dejan sus armas para empezar a producir económicamente en beneficio del país. Estás empresas van a terminar generando recursos económicos en las zonas donde están. Pasan de hacer daño a producir. Generarán desarrollo económico territorial. Obviamente va a ser muy lento, pero van a empezar a generar ingresos. Van a empezar a ser productivas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.