Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/25/2017 10:15:00 PM

Algo no cuadra en la historia del adinerado alcalde de Barbosa

Después de hacer campaña con sus últimos ahorros, Édison García Restrepo logró llegar a la Alcaldía de este importante municipio del norte del Valle de Aburrá. Ahora es un hombre adinerado y hay dudas por la forma como lo hizo.

El alcalde de Barbosa tiene a medio pueblo intrigado por saber cómo, en menos de dos años, logró convertirse en un hombre adinerado. Bien saben muchos habitantes de ese municipio, del norte de Medellín, que Édison García Restrepo hizo su campaña política con recursos limitados: debía varios meses de arriendo, tenía su única propiedad embargada y hacía en un carro prestado los recorridos para repartir volantes y conversar con el pueblo. ¿Cómo es que ahora hace remodelaciones en una finca fastuosa donde ofrece grandes fiestas? ¿Cómo hizo para comprar fincas en el Bajo Cauca y amasar activos que según las autoridades podrían superar varios miles de millones de pesos? Esas y otras preguntas a diario se oyen en el pueblo.

Le sugerimos: Luto e indignación por el asesinato de Mario, líder indígena del Caquetá

A muchos los asombra que el alcalde, que antes era un hombre tranquilo, ha querido infringir hasta sus propias normas. En julio pasado insulto, amenazó y se enfrentó con los policías de su propio municipio porque iban a cerrar el local en el que se tomaba unos tragos, mientras argumentaba que el establecimiento no se cerraba porque la máxima autoridad estaba consumiendo: “Los cambio a todos. Si no sirven, todos se van, se van todos… Aquí no van a mandar ustedes ni por el hijueputa”, les dijo García en un video que está en YouTube y circuló en varios medios locales. El alcalde le dio unas explicaciones a SEMANA según las cuales ese episodio surgió de un incidente: “Unos bandidos estaban golpeando a mi hermano y yo les exigí a los policías que lo defendieran porque con ellos me manejo muy bien”.

Más allá de estas y otras actuaciones polémicas, a muchos habitantes de Barbosa no les cuadra la forma como el alcalde logró tierras en el rico Bajo Cauca con su sueldo de 4.500.000 pesos mensuales, como la finca denominada Rancho Luna, de 66 hectáreas, ubicada en el corregimiento Cuturu de Caucasia. El alcalde la compró el 22 de agosto de 2016 a Ivonne Andrea Arabia Chaverra —hija del exalcalde de Caucasia José Nadín Arabia Abissad, investigado por la Fiscalía—, por 40 millones de pesos. Todo un regalo: a menos de un millón de pesos la hectárea, en una región donde puede llegar a costar 50 millones de pesos debido a su rica vocación ganadera.

Pero ese no fue el único negocio. Como consta en los registros de tradición, ese mismo día García Restrepo le compró a María Andrea Chaverra Sajona —esposa del exalcade de Caucasia— otro predio de 80 hectáreas por 30 millones de pesos, también una ganga. Y finalmente cerró su gran día al englobar los dos predios en una sola finca de 146 hectáreas. Como en todo pueblo pequeño, el chisme se regó muy pronto, lo que generó todo tipo de versiones. Lo cierto es que el alcalde le vendió el 7 de abril a Rubiela de Jesús Restrepo Alzate toda la finca por 80 millones de pesos, a menos de 600.000 pesos la hectárea. El asunto es que Restrepo Alzate es la esposa de un tío de la primera dama del municipio, Duberleny Jiménez Betancur.

Le puede interesar: Esta es la ‘guerra’ lícita que La Montañita libra por vivir en paz

Curiosamente, otros hechos relacionan a Barbosa con Caucasia. El año pasado, la Alcaldía contrató por medio de licitación, para mantener las redes de servicios públicos, a la empresa Unión Temporal Vallecitos (NIT 901070579) con sede en Caucasia, cuyo representante legal es Luis Daniel Lozano Bustillo. Esta compañía tiene oficina en la Subasta Ganadera de Caucasia, propiedad del empresario José Piedrahíta, hoy capturado por narcotráfico. La Alcaldía le hizo un pago el 20 de junio de 2017 por 120 millones de pesos y luego le adicionó 421 millones de pesos para que continuara con la tarea de mantener las redes de servicios públicos. Aunque el alcalde dice que es una casualidad que la empresa tenga sede en Caucasia, sí reconoce su amistad con el exalcalde José Arabia, con quien dice tener relaciones y negocios hace bastante tiempo.

Pero sus intereses también están en su municipio y en otros más. Desde que empezó su mandato, como se comprueba en los certificados de tradición con número de matrícula 026-14674, 026-20682, 012-39447 y 01278044, ha comprado fincas de recreo en municipios como San Roque, por 1.100 millones de pesos; en Santo Domingo Vereda; y dos más en el propio Barbosa. A esto, que genera inquietudes, se suma que en la declaración de renta que presentó ante la Dian aparece un rubro de “honorarios”, por más de 49 millones de pesos, que no debería percibir por su cargo público. Así mismo, la sumatoria de sus propiedades llega a 308.298.485 pesos, cifra que, según expertos y críticos, está muy lejos de lo que valdrían comercialmente sus propiedades.

Le recomendamos: “El vaso está medio lleno”: Santos y Timochenko después de reunirse

¿De dónde ha salido tanta plata? El alcalde, quien le dijo a SEMANA que él solo debe rendir cuentas a los entes de control, aseguró que los cuestionamientos que hacen en el pueblo son producto de la envidia, pues él siempre ha tenido dinero, aunque muchos no supieran. En su declaración de renta para 2014 disponía de un patrimonio de más de 175 millones de pesos repartidos en ganado y una finca de 25 millones de pesos; en 2015 subió su capital a 203 millones de pesos, ya sin ganado, pero con una camioneta de 29 millones y 2 fincas; para 2016 su patrimonio subió a 354 millones de pesos. Un detalle: el 21 de noviembre, un día después de su encuentro con SEMANA, el alcalde hizo una declaración juramentada de bienes y rentas y actividad económica, que presenta una gran diferencia con la hecha el 31 de julio de 2017; en la última aparecieron 84 millones de pesos en inventario de ganadería.

Al preguntarle por la procedencia de su dinero, García Restrepo respondió que ha sido un hombre juicioso, de muchos ahorros y pocos gastos. Sobre su vínculo con el empresario José Piedrahíta, con quien algunos lo relacionan comercialmente, dice que lo conoció en las anteriores elecciones porque este apoyaba al candidato opositor Jaime Vanegas: “Conocí al doctor Piedrahíta en un negocio que hay en el parque del pueblo, porque llegó con el ahora gobernador Luis Pérez, que fue quien me lo presentó”, dijo.

Lo cierto es que a muchos habitantes de Barbosa no les cuadran las cuentas del alcalde, y sería bueno que pudieran revisarlas los organismos de control, a los que García Restrepo se manifiesta dispuesto a entregarles todas las explicaciones necesarias.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?