Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/30/2015 12:00:00 AM

“Yo no conozco a Víctor Pacheco”: Eduardo Montealegre

Así lo aseveró el fiscal general en el programa ‘Semana en Vivo’, al referirse al “complot” del que fue acusado por Jorge Pretelt.

Este miércoles el fiscal general aprovechó un espacio en Semana en Vivo para hacer aclaraciones frente a los temas que lo han puesto en la palestra durante los últimos días: otorgar facultades especiales al presidente de la República para desarrollar el marco de justicia transicional, el proyecto de ley de equilibrio de poderes y las denuncias de estar haciendo lobby en el Congreso a través de una funcionaria de la Fiscalía.

Frente las críticas que se han generado sobre las supuestas extralimitaciones de su cargo, específicamente sobre su propuesta de dar facultades especiales al presidente, Montealegre dijo que no se trata de expedir un cheque en blanco ni de justificar jurídicamente la refrendación de los acuerdos de paz.

Montealegre se refirió al Marco Jurídico para la Paz y dijo que no está en desacuerdo con esta medida constitucional, pero que sí reclama la necesidad de hacer unos ajustes “de acuerdo con los límites que consagra la Constitución emanados por el derecho internacional". El fiscal propuso que el presidente tuviera facultades para que -si se llegaran a firmar los acuerdos y dentro de los límites que ya trae la Constitución- el alto mandatario desarrolle ese marco de justicia transicional.

Así mismo, desmintió que a través de esta iniciativa lo que se busque sea una amnistía por decreto para los militares que hayan cometido delitos de lesa humanidad. Y fue enfático al decir que no pretende que los políticos y empresarios que ayudaron a crear grupos de autodefensas en los años 1990 no vayan a la cárcel ni que a las FARC se les envíe a colonias agrícolas.

“De ninguna manera, lo primero que se debe hacer es que este grupo guerrillero debe tener claro que sin justicia transicional, sin el cumplimiento de los estándares internacionales, no va a ser posible sacar adelante el proceso de paz; sin justicia no puede existir el proceso de paz, sin protección a las víctimas no puede existir el proceso de paz, sin sanciones efectivas así sean penas alternativas no vamos a poder construir la paz”, aseveró Montealegre. Añadió que el referendo no es una vía para pedir una amnistía por decreto frente a violaciones a los derechos humanos.

El fiscal fue claro sobre lo que considera debería ocurrir de firmarse los diálogos de paz: “El expresidente César Gaviria tiene razón en el sentido de que el proceso de paz tiene que culminar con una solución global en donde participen todos los actores del conflicto. Es insostenible pensar que le van a conceder a la guerrilla ciertas penas alternativas”.

“En el marco para la paz hay algunos puntos que hay que repensar. Por ejemplo, es un error prohibir la participación en política para las personas que sean condenadas por graves violaciones a los derechos humanos. Si se está buscando una solución negociada al conflicto, hay que ofrecerle a la insurgencia una alternativa de reintegro a la sociedad civil, y la mejor alternativa es abrir los caminos de la participación política, como ha sucedido en los procesos de paz en el mundo”, recalcó.

Frente a las críticas que ha recibido por involucrarse en los asuntos de la paz, el funcionario explicó que a partir de la Constitución del 91 su cargo tiene un perfil distinto: “El fiscal no sólo debe encargarse de investigar y acusar los delitos, sino que también hay un modelo de justicia restaurativa que no es la típica justicia de retribución y de imposición de penas, sino de entender que el proceso penal puede ser un esfuerzo de solución de conflictos sociales, de solución entre víctima y victimario. Yo estoy cumpliendo mis funciones y parte de estas es la investigación y acusación de los delitos, pero también tengo una función de contribuir a desarrollar la justicia restaurativa”.

Durante la entrevista el alto funcionario negó que tuviera relación de amistad con el abogado Víctor Pacheco, implicado en los supuestos actos de corrupción que involucran al expresidente de la Corte Constitucional Jorge Pretelt. “No tengo ninguna relación personal ni de amistad con esta persona, me he enterado de su existencia por los medios de comunicación”, dijo Montealegre. “Tampoco es cierto que ayudara a la consejera de Estado Susana Buitrago para que le prorrogaran su periodo”, añadió.

En ese mismo sentido, el fiscal desacreditó las acusaciones hechas por Luis Fernando Velasco y Viviane Morales. Los senadores señalan a la Fiscalía de enviar una funcionaria a hacer lobby en el marco del debate de equilibrio de poderes para lograr cambiar una inhabilidad que propone el proyecto, en la que quien haya ejercido como fiscal general no podría litigar como abogado en casos en los que sea partícipe el ente que dirigió durante los siguientes cinco años.

“No se trata de una 'lobbista', hubo una desinformación. Ella es una funcionaria de alto nivel, asesora de mi despacho, que legalmente tiene la función de hacer seguimiento a los proyectos legislativos. Hay temas de justicia dentro de las discusiones en el Congreso, y ella lo que está haciendo es seguimiento a los proyectos que nos competen. Olga Lucía Claros es una persona seria que tiene el cargo de fiscal delegada ante el tribunal”, concretó.

A propósito del proyecto de equilibrio de poderes, Montealegre enunció que no le gusta como está quedando: “Se está creando un elefante blanco. Antes me gustaba la reforma, pero mi concepto cambió cuando le introdujeron unas normas que eran perversas (...) Yo pensaría que lo más sensato es que se redujera exclusivamente a los temas de reforma política, hay que pensar seriamente en un cambio estructural a la justicia”.

Para terminar, el fiscal expresó su inconformismo con el Tribunal de Aforados, del cual dijo que lo que están haciendo es crear un tribunal que acusa y sanciona a los magistrados. “¿Y quién nombra a los magistrados?  El Congreso. Este es un golpe mortal a la autonomía de la rama judicial”, puntualizó.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.