Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/6/2015 10:00:00 AM

¿Qué hicieron los militares 'gringos' en Tolemaida?

El gobierno de Estados Unidos anunció que abrirá una investigación por supuesto abuso de militares de ese país a mujeres que vivían cerca al centro penitenciario.

Después de casi 15 años, el gobierno de Estados Unidos le hizo eco a las denuncias que presentó en el 2004 uno de los 12 reconocidos intelectuales que conforman la Comisión de Historia del Conflicto y sus Víctimas. (Ver: Y al fin ¿cuándo empezó la guerra en Colombia?)

Se trata de Renán Vega, profesor titular de la Universidad Pedagógica Nacional de Bogotá, quien el pasado 12 de febrero presentó sus reflexiones en la en la Mesa de Conversaciones en La Habana. En ellas, Renán recordó las violaciones perpetradas por militares norteamericanos a colombianas cerca a la base militar de Tolemaida.

Había presentado las denuncias desde el 2004, cuando al parecer 50 mujeres fueron abusadas sexualmente por los agentes norteamericanos. Este lunes, por fin fueron escuchadas y el portavoz de la unidad criminal del Ejército de Estados Unifos, Chris Grey, anunció que su país abrirá una investigación por abusos sexuales de militares en Colombia.

Según informó el portavoz, los agentes especiales de la unidad criminal del Ejército de su país ya están en contacto con las autoridades nacionales para iniciar las investigaciones pertinentes para aclarar el caso.

Los hechos que cita Renán Vega en su informe, se suma a la larga lista de escándalos que en su historia enfrentó el centro penitenciario.

En el año 2011, el primer escándalo que afrontó el gobierno de Juan Manuel Santos fue precisamente lo que sucedía en el interior del CRM Tolemaida. SEMANA reveló en un amplio reportaje que militares presos, varios de ellos con condenas por graves delitos de lesa humanidad, gozaban de ciertas gabelas y privilegios en ese establecimiento, salían de sus celdas con facilidad, hacían fiestas y hasta tenían negocios privados en esa guarnición. A tal punto, que la cárcel comenzó a ser llamada Tolemaida ‘Resort’.

Inicialmente se intentó minimizar el asunto pero varios meses después de ese informe periodístico una comisión especial del Ministerio de Defensa, del comando general de las fuerzas militares y del propio Ejército confirmó las denuncias de SEMANA y afirmaba que en el CRM de Tolemaida existía “un desorden administrativo sin precedentes y un alto grado de corrupción”. (Ver: 'Tolemaida Resort': "desorden administrativo sin precedentes, con alto grado de corrupción")

En ese momento el Ejército anunció correctivos y se habló por primera vez el cierre de Tolemaida. Sin embargo, nada de esto ocurrió.

Dos años después una nueva investigación de SEMANA en abril del 2013 demostró que sin bien algunos cosas había mejorado en el penal y se habían adoptado algunos correctivos ordenados por la comisión del Ministerio de Defensa, aun persistían graves irregularidades. En un informe titulado 'Tolemaida Tours' se demostró que varios de los uniformados condenados por delitos de lesa humanidad continuaban con privilegios irregulares como el uso de celulares dentro del penal, pero lo más inquietante es que varios de ellos a pesar de estar condenados permanecían por fuera de penal. (Ver: Tolemaida Tours)

SEMANA documentó varios casos de algunos de esos militares a los que la revista grabó de compras en el centro de Bogotá como cualquier ciudadano común, entre otras irregularidades. Como consecuencia de ese nuevo escándalo el Ejército aceleró la construcción del penal militar en Bello, Antioquia a donde fueron trasladados los últimos militares de la tristemente célebre cárcel de Tolemaida.

Si bien algunos han cuestionado la decisión del cierre del penal e incluso han calificado como “un modelo de cárcel”, la realidad fue muy diferente durante años y está documentado hasta el cansancio por los mismos informes del ministerio de Defensa y el propio Ejército.

Hace menos de un año, el pasado 15 de diciembre, en el más completo silencio y discreción,  se adelantó el traslado de un grupo de aproximadamente 190 militares que se encuentraban detenidos en el centro de reclusión militar para otras cárceles del país. La razón era una: debido a los escándalos decidieron ponerle punto final al centro penitenciario.  Sin embargo, parece que los escándalos no paran.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.