Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2001/07/23 00:00

El ABC de las transferencias

La semana pasada fue aprobado en la Cámara de Representantes, el Acto Legislativo 012 que modifica el régimen de transferencias. Conozca más acerca del controvertido proyecto.

El ABC de las transferencias

El pasado 7 de junio los trabajadores estatales convocaron a la realización de un paro nacional para protestar por la aprobación del proyecto del acto Legislativo 012 que había sido aprobado la noche anterior en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes, en su séptimo debate. La protesta dejó como saldo seis policías heridos, 25 personas detenidas y cuantiosos daños materiales. Sin embargo, el proyecto que reforma el régimen de transferencias continuaba su rumbo en el Congreso.

En menos de una semana, se volvió a convocar a un cese general de actividades, esta vez por ser el último debate que daría la aprobación definitiva a la iniciativa en la plenaria de la Cámara. Con las manifestaciones se pretendía colaborar con los cerca de 300 mil educadores afiliados a Federación Colombiana de Educadores (Fecode) y trabajadores de la salud miembros de Asociación Nacional de Trabajadores de Hospitales y Clínicas (Anthoc), que inconformes con la iniciativa gubernamental dejaron de trabajar durante seis semanas y se lanzaron a las calles para protestar por el temor a una reducción sustancial de los recursos destinados para educación y salud, y una eventual privatización de estos dos sectores.

Las transferencias son los recursos que la Nación gira a las entidades territoriales. Una parte de esos recursos son destinados a los departamentos y distritos para educación y a salud, y otros se transfieren directamente a los municipios.

En la Constitución de 1991, se estableció que los municipios recibirían el 21% de los ingresos de la Nación, pero por el déficit fiscal, el Gobierno ha tenido que recortar el gasto y por ende las transferencias municipales.

Con el acto legislativo 012 (acto legislativo por que modifica artículos de la Constitución), se modificaron las transferencias y se ligó la destinación de recursos al índice de inflación proyectada más dos puntos adicionales en el primer año y 2.5 puntos en los años siguientes. En un principio se planteó que ese porcentaje sería del 1.5%, pero posteriormente se modifico un punto, lo que fue considerado por Fecode como uno de los logros obtenidos con las manifestaciones. Para el Gobierno, la verdadera ganadora fue la economía colombiana, pues de no ser aprobado el proyecto se generaría un desequilibrio en las finanzas del país y se podría llegar a una fuerte crisis.

Además de sanear el déficit fiscal, el modificar el régimen de transferencias pretende garantizar mejores servicios y la permanencia de la educación nacional. Así lo manifestó el ministro de Hacienda, Juan Manuel Santos, quien garantizó el cubrimiento de la nómina completa en los dos sectores y la incorporación de 90 mil docentes más. Otro punto fundamental de la nueva ley, es evitar el despilfarro, que tan solo el año pasado fue de 63.000 millones de pesos en salud y 161.000 en educación, según reportes la Contraloría General, ante quien tanto los miembros de Fecode como los de Anthoc, deberán explicar dichas denuncias.

Otros que no salieron tan bien librados fueron los parlamentarios que votaron a favor de la iniciativa, por un lado, por el precio que tendrán que pagar en las próximas elecciones y por otro, debido a las constantes amenazas que se han venido generando en contra suya y de sus familias.

Tras ocho debates fue aprobada la iniciativa el pasado 20 de junio. Las presiones a los parlamentarios y seis semanas de protestas con marchas y alteraciones del orden público, no fueron suficientes para acabar con el anhelo gubernamental de transformar el proyecto que modifica las transferencias en ley.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.