Miércoles, 22 de octubre de 2014

| 2013/07/15 00:00

El conductor ebrio seguirá internado

Fabio Salamanca, quien provocó las muertes de dos mujeres, presenta una crisis de "estrés agudo".

La camioneta Audi, conducida por Fabio Salamanca, impactó al taxi donde iban las dos mujeres. Foto: SEMANA.

La historia de Fabio Salamanca Danderino, a quien hoy la ciudadanía tiene en su retina por ser el responsable de la muerte de dos mujeres, cuando, según las autoridades, conducía su vehículo en estado de embriaguez, sigue tomando giros que impiden que el joven pueda ser llevado a una audiencia de imputación de cargos. 

 

El hombre de 23 años fue examinado en la mañana del martes por un equipo de psiquiatras pertenecientes al Instituto Nacional de Medicina Legal, que buscaba conocer si aún presentaba algún problema mental que le impidiera comparecer ante un juez de control de garantías. 

Jorge Eduardo Carranza, el director seccional de Fiscalías de Bogotá, le dijo a La F.m. que la comisión constató que el conductor padece un cuadro agudo emocional y tardará una o dos semanas más internado.
 

Salamanca, según la Fiscalía, se encuentra recluido en la clínica Monserrat, especializada en el manejo de patologías mentales.

La crisis de estrés agudo postraumático que padece Salamanca se debe a los hechos ocurridos el pasado viernes, en la carrera 30 con calle 26, en el centro de Bogotá. Ese día, condujo su camioneta Audi y provocó la muerte a Diana Bastidas Cubillos y Ana Torres. También ocasionó graves lesiones al taxista Iván Cangrejo, quien manejaba el vehículo de servicio público.

El joven, quien tenía tres grados de alcoholemia, según los análisis practicados, se excusó de la imputación a la que había sido llamado por parte de la Fiscalía con una certificación médica expedida por el centro asistencial.

 
Imputación

Ante las críticas surgidas en torno a que Salamanca sigue libre pese a la gravedad de lo ocurrido, la Fiscalía aseguró este lunes que todo sucedió debido a que la Policía, como primera autoridad en llegar al sitio de los hechos, se preocupó por atender las lesiones de conductor responsable del accidente y no en ponerlo en manos de la Fiscalía.

 

“Al no haber el procedimiento, no se puede considerar que se esté frente a una flagrancia. Por lo tanto, esa figura ya no opera, la única alternativa es citarlo a audiencia de imputación”, señaló el fiscal. 

 

Dicha imputación de cargos dependerá del estado mental en el que los profesionales encuentren a Salamanca. Al conductor, se le endilgaría ser responsable de un doble homicidio con dolo eventual, que lo llevaría a pasar buena parte de su juventud en la cárcel si se le encuentra responsable de lo ocurrido. 

 

“Tenemos claro que hay un accidente de tránsito donde mueren dos ciudadanos, lo que nos tendría frente a un homicidio culposo, pero el fiscal 322 está valorando la posibilidad de imputar un dolo eventual”, sostuvo la Fiscalía.

 

La diferencia de los dos delitos es clara en materia de condenas. Si se le imputa la conducta de homicidio culposo, enfrenta una sentencia que ronda los ocho años. Si se le añade el dolo eventual, serían de más de 25 años de prisión. También se le endilgaría lesiones personales por la afectación que presenta el taxista en su columna vertebral.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×