Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2009/10/31 00:00

El que a hierro mata...

La muerte de 'Jerónimo' y 'Patamala', dos de los más importantes comandantes de las Farc, son golpes contundentes de los que le será muy difícil reponerse a esa banda terrorista.

Hermes Triana, alias ‘Patamala’, murió en la operación efectuada por la Policía Nacional. Era uno de los jefes guerrilleros más importantes y claves para las Farc. Fue el responsable de algunos de los actos y atentados más atroces de los últimos años,

Al mayor y más efectivo asesino que tenían las Farc la muerte le cayó del cielo a las 5 de la mañana del pasado 25 de octubre. A esa hora Hermes Triana, alias 'Patamala' o el 'Muerto', sintió las aspas y el ruido del helicóptero Black Hawk de la Policía encima de la casa en la que estaba escondido en un caserío remoto de Caquetá. Escasamente alcanzó a levantarse y ponerse las botas para intentar huir, pero no tuvo tiempo. Estaba rodeado. Varios hombres de un comando especial de policías descendieron por cuerdas desde la aeronave y rodearon el lugar. Lo que vino después fue un verdadero infierno. Una lluvia de balas y morteros que duró más de dos horas.

'Patamala' era el segundo al mando de la temible columna Teófilo Forero de las Farc, la estructura más sanguinaria y terrorista de esa guerrilla. Desde hacía algunas semanas el comandante guerrillero había llegado al pequeño caserío El Cóndor, a varios kilómetros de Puerto Rico, Caquetá. En el lugar había 10 precarias casas en las que se había instalado junto a 40 guerrilleros.

Cuando 'Patamala' se vio rodeado por el grupo de policías empezó a disparar junto a siete guerrilleros que estaban con él. El combate se libró a menos de 10 metros de distancia. El temido subversivo y dos de sus lugartenientes cayeron abatidos en los primeros minutos. Desde la periferia del caserío los 30 guerrilleros restantes comenzaron a repeler el ataque De otros cuatro helicópteros Black Hawk descendieron otros 60 comandos de la Dijín y se trenzaron en una balacera interminable. Desde el aire los helicópteros artillados apoyaban a los policías en tierra.

A 8 de la mañana los subversivos finalmente huyeron y fracasaron en su intento por recuperar el cuerpo de 'Patamala'. Ese fue el final de una cacería que miembros de inteligencia de la Policía comenzaron hace más de dos años para dar con 'Patamala'.

Desde hace cerca de una década 'Patamala' se había convertido en el jefe guerrillero clave para las Farc. No sólo porque era la mano derecha y el único en quien confiaba Óscar Montero, alias el 'Paisa', jefe de la columna Teófilo Forero. Era el hombre clave para los actos terroristas de alto impacto de la guerrilla.

Las acciones que ejecutó hablan por sí mismas de su importancia para las Farc. En diciembre de 2000 participó en el asesinato de la familia Turbay Cote. En 2003 estuvo tras el ataque contra el club El Nogal en Bogotá. Puso la casa bomba en Neiva en 2003 que dejó numerosas residencias destruidas y 16 muertos, en un atentado contra el presidente Uribe Vélez. Dos años más tarde asesinó al ex gobernador del Huila Jaime Lozada. En 2006 fue el responsable del secuestro y el asesinato de Liliana Gaviria, hermana del ex presidente César Gaviria.

Ese mismo año estuvo en el asesinato de nueve concejales de Rivera, Huila. En los últimos ocho años fue responsable directo de decenas de ataques con carro bomba que detonaron, y otros que se lograron desactivar, en Huila, Tolima, Cundinamarca y Bogotá. Estos crímenes, sumados a secuestros, extorsiones y otros asesinatos en el centro y sur del país, principalmente, fueron responsabilidad de 'Patamala'. Aunque este extenso prontuario lo había ubicado como una prioridad para los organismos de seguridad, sólo fue hace dos años cuando verdaderamente las autoridades empezaron a acercarse al escurridizo subversivo.

En 2007 oficiales de inteligencia de la Policía y miembros de la Dijín lograron capturar a una célula de varios guerrilleros enviados por 'Patamala' para secuestrar y asesinar a varios contratistas y militares estadounidenses que trabajaban en la base de Tolemaida en Melgar, Tolima. Esas capturas fueron claves para dar con él, pero, sobre todo, para evitar atentados contra varias personalidades y la escalada terrorista sobre Bogotá.

Gracias a las labores que empezaron a desarrollar los agentes de inteligencia de la Policía, más de 40 hombres de 'Patamala' fueron capturaros en diferentes operativos. El más reciente fue el equipo de guerrilleros enviados por 'Patamala' para ejecutar un muy bien elaborado plan para atacar a varios miembros de la familia Santos. El frustrar esas acciones, así como las capturas de sus lugartenientes, le permitió a inteligencia de la Policía conocer perfectamente los movimientos y planes del jefe guerrillero.

Fue así como hace un mes lograron detectar y ubicar a tres guerrilleros que habían sido enviados por 'Patamala' a Bogotá. Tras varios días de seguimientos y vigilancias, la Policía capturó a uno de ellos. Aunque para ese momento ya sabían que 'Patamala' y sus hombres estaban en una vereda cerca de Puerto Rico, Caquetá, la Policía había desechado la idea de realizar un bombardeo en el lugar, ya que el jefe guerrillero se escondía y se movía en las casas de los campesinos.

El subversivo capturado en la capital decidió colaborar y les informó a los policías exactamente la casa en donde estaba 'Patamala'. Se diseñó entonces la arriesgada operación de asalto y allí fue donde llegó la Policía hace una semana para poner fin su escandaloso prontuario criminal. Entre los documentos que encontraron los policías en el lugar había detallados planes sobre una gran serie de acciones terroristas que iba a ejecutar, las cuales incluían ataques con carros bomba y asesinatos selectivos de empresarios, políticos e importantes personajes nacionales.

La muerte de 'Patamala' no fue el único revés importante que tuvieron las Farc en este mes. El primero de octubre, una operación desarrollada por inteligencia de la Policía en coordinación con las Fuerzas Militares permitió dar de baja a Arquímedes Muñoz, conocido con el alias de 'Jerónimo'. Era el jefe del Comando Conjunto Central de las Farc que agrupa a varios frentes que actúan en el centro y el oriente del país. Con 30 años en las filas de la guerrilla, era no sólo un guerrillero legendario, sino el hombre de mayor confianza de Alfonso Cano. Murió en un bombardeo quirúrgico al campamento cerca de Planadas, Tolima.

Con 'Jerónimo' perecieron otros 20 guerrilleros, incluidos tres jefes de frente que el día del ataque estaban en una instrucción. Las muertes de 'Jerónimo' y 'Patamala' quedarán en la historia como el octubre negro en la larga historia criminal de las Farc.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.