Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/27/2011 12:00:00 AM

El río Bogotá sigue bajo la lupa de las autoridades

Tras los eventos de emergencia registrados en Nemocón, Briceño, Zipaquirá, Cajicá y Sopó, la CAR asegura que, aunque aún no se desborda el río Bogotá, las lluvias continuarán y la alerta por posibles inundaciones se mantiene.

Aunque las cuencas alta y media del río Bogotá, es decir, desde Villapinzón hasta Chia, y desde Chía hasta Soacha, están en una situación de alerta por las lluvias presentadas en los últimos días, los niveles del río han subido pero no han superado los críticos ascensos alcanzados en abril y mayo pasados, así lo explicó a Semana.com Sergio Piñeros, ingeniero de la Corporación Autónoma Regional (CAR) de Cundinamarca.
 
Piñeros destaca que las obras que se han adelantado en lo corrido del año han mejorado la velocidad del río. "Con maquinaria se cumplió con un trabajo de remoción de sedimentos y lodo generando más capacidad y menos obstrucción. Así se logró que el río fluya mejor", señaló.
 
Recordó que aunque la situación que se está presentando en el río Bogotá no ha superado su capacidad hidráulica, se han registrado tres eventos de emergencia en la cuenca alta.
 
Al inicio de esta semana, las lluvias fuertes en el municipio de Nemocón generaron unas crecientes súbitas de una de las quebradas, ésta fue intervenida por el sistema de alcantarillado y drenaje de aguas lluvias, y hasta este jueves, según Piñeros, la emergencia se encuentra controlada.
 
La otra emergencia se presentó por las crecientes del río Checua, que se dirige al río Neusa y desemboca en el río Bogotá. El aumento de los niveles de los ríos ocasionaron anegaciones en las zonas cercanas a la vía Briceño y Zipaquirá. Sin embargo, Piñeros aclara que esta situación no es extrema como la registrada en los mes de abril y mayo pasados.
 
El ingeniero también recordó que en Cajicá y Sopó también se presentaron anegaciones de predios por las altas precitaciones. Lo anterior sucede, según el experto, debido a que los terrenos no tiene un buen drenaje y se inundan o "encharcan".
 
Cabe aclarar que hasta este jueves, no se ha desbordado el río Bogotá y todavía no se presentan cierres de vías.
 
Según Piñeros, los niveles del río Bogotá aumentaron debido a las precipitaciones que se han registrado desde el pasado 15 de octubre.
 
"El agua que ha llegado al río ha transitado por el río sin desbordarse. Aunque pueden haber sitios con alguna filtración, los niveles han bajado más de un 20 por ciento de acuerdo con lo registrado hace dos días", explicó el ingeniero.
 
De acuerdo con el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), las lluvias persistirán y las más fuertes se registrarán en las tardes y noches. Los análisis metereológicos agregaron que las precipitaciones se incrementarán hacia el fin de semana.
 
El instituto recomienda a los habitantes de Cundinamarca atender las recomendaciones de los Comités Locales de Emergencia, en especial los pobladores de Tocancipá, Chía, Cajicá, Cota, Madrid, Funza, Mosquera, Soacha y las localidades de Bogotá de Suba, Engativá, Fontibón y Bosa.
 
Medidas para evitar las posibles inundaciones en la Sabana
 
De acuerdo con el gobernador de Cundinamarca, Andrés González, se cumplen varias funciones de emergencia y prevención: bombear agua de la zona alta, tapar los puntos donde se identifican filtraciones, reforzar jarillones, y continuar con el bombeo por los lugares críticos.
 
González explicó que el principal reto en la segunda temporada de lluvias es evacuar el agua que está llegando al río Bogotá.
 
"Desde hace varios meses estamos dragando desde Alicachín con más de 17 paladragas. También se está sacando agua para embalsarla, 16 metros cúbicos por segundo cerca de Sesquilé y evitar que esta llegue a la Sabana”, indicó.
 
Agregó que se adelantan acciones en la zona alta de Chía, Cajicá y Sopó para mantener una vigilancia a lo largo y ancho del río Bogotá.
 
Procuraduría llamó la atención al alcalde del municipio de Chía
 
La Procuraduría General de la Nación realizó este jueves un nuevo llamado de atención al alcalde del municipio de Chía, Jorge Orlando Gaitán, y le solicitó que se agilicen las obras necesarias para evitar nuevas inundaciones.
 
La decisión la dictó la procuradora delegada para la Vigilancia Preventiva de la Función Pública, María Eugenia Carreño Gómez, quien remitió al alcalde de Chía el informe de avance de obras en el área de influencia de los ríos Frío y Bogotá, liderado por la Personería Municipal.
 
Según el comunicado, en el documento se informa que la obra civil en el sector Los Ladrillos, aunque está concluida, "no cuenta con las unidades de bombeo y el cerramiento necesario para la protección de las compuertas".
 
El Ministerio Público advierte finalmente que "no se han completado las obras en los sectores La Estanza, Refugio, Íbaro I y II y La Lorena".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.