Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/23/2017 10:15:00 PM

El rompecabezas de las alianzas

Las alianzas serán definitivas en las elecciones de 2018. Un novedoso modelo matemático elaborado por el Centro Nacional de Consultoría evalúa cómo les iría a los candidatos en las distintas opciones de coalición.

Nunca antes habían aspirado a la Presidencia tantos candidatos como ahora: son más de 30, la mayoría inscritos por firmas.  Pero a pesar de la diversidad de ideologías, tonos y propuestas, las encuestas demuestran que ninguno tiene la fuerza para lograr la victoria por sí solo en las elecciones de mayo.

Ni Sergio  Fajardo, ni Germán Vargas, ni Gustavo Petro, quienes encabezan la mayoría de las mediciones, superan individualmente el 15 por ciento en intención de voto, y para pasar a segunda vuelta necesitarían duplicar –o triplicar– esa cifra. A ocho meses de las elecciones, y en un escenario marcado por la incertidumbre, el mundo político se pregunta por el potencial electoral de las diferentes coaliciones.

El Centro Nacional de Consultoría construyó un modelo que simula la distribución de los votantes en el espectro ideológico y realiza proyecciones electorales a partir de los niveles de simpatía con cada candidato y el caudal político de los partidos. El análisis parte de una operación matemática compleja que no se limita a la suma de las posibles votaciones de los partidos y candidatos de cada coalición, sino combina varios factores: la imagen negativa, por quién nunca votarían los electores y las votaciones que han tenido los partidos en el pasado. Así calcula qué tanto suma y resta cada aspirante en cada escenario.

La coalición del No

Los partidos y sectores políticos que defendieron el No en el plebiscito por la paz se han venido acercando.  La alianza tomó más fuerza desde que Andrés Pastrana y Álvaro Uribe anunciaron en junio que realizarán una coalición de derecha. Con ese propósito nombraron delegados para “definir el mecanismo y las reglas de juego para escoger una fórmula única”.  Aún no se conocen los avances concretos y tampoco es claro si el Centro Democrático escogerá su candidato en una consulta o por consenso. Sin embargo, ventilan la idea de hacer una consulta interpartidista entre el candidato de este partido –cuyo nombre, según el expresidente, se sabrá antes de noviembre– y Marta Lucía Ramírez, quien está recogiendo firmas. A esta alianza podrían llegar el Partido Conservador y el exprocurador Alejandro Ordóñez. El candidato de este grupo obtendría  4.827.501 votos, y a quienes menos les gustaría esta alianza sería a los seguidores de Ordóñez –quien perdería 82.751 votos–. Para María José Roldán, directora académica del Centro Nacional de Consultoría, esto se debe a que los votos de Ordóñez son difíciles de transferir porque “apoyan lo que su personalidad representa”.  En esta simulación también se incluyó el potencial electoral del exsenador Luis Alfredo Ramos.

Le recomendamos: Viviane Morales y una candidatura muy enredada 

Los del No + Germán Vargas

Si todos los que hicieron parte del movimiento del No al plebiscito (el uribismo, Ordóñez, Marta Lucía Ramírez y algunos conservadores) se unen con el exvicepresidente y su partido histórico, Cambio Radical, para elegir un solo candidato, este tendría  6.179.991 votos. Paradójicamente, esa situación generaría un impacto similar entre los electores de Vargas que entre los uribistas. De los primeros, 179.614 se desplazarían a otras toldas –sobre todo a las liberales– mientras que el Centro Democrático perdería el apoyo de 156.000 personas. Sin embargo, de todas las coaliciones planteadas por el modelo e incluidas en este artículo, esta sería la ganadora.

La Unidad Nacional

Si la coalición del gobierno de Juan Manuel Santos permaneciera viva y escogiera candidato, este podría obtener 4.248.760 votos. Esto necesitaría que el Partido de la U, Cambio Radical y el Partido Liberal escogieran un candidato único para competirle a la coalición de la derecha. Las posibilidades de esta coalición dependen de quién salga elegido como candidato liberal. Si es Juan Fernando Cristo  o Humberto de la Calle, una alianza de este tipo sería inviable, pues el primero tiene una profunda rivalidad con el exvicepresidente y el segundo lo ha criticado por su débil compromiso con el proceso de paz. Si, en cambio, gana la consulta del liberalismo el senador Juan Manuel Galán, la coalición con Vargas tendría mayores posibilidades. En esta simulación se excluyó el potencial electoral de la senadora Viviane Morales, pues está a punto de salirse de la competencia liberal. Si a la coalición de la Unidad Nacional se suma Clara López, ella sumaría más de 350.000 votos y el candidato que surja de esta lograría 4.617.503 votos.

coalición alternativa + de la Calle + el Partido Liberal

Si Humberto de la Calle resulta elegido candidato del Partido Liberal y se une a la alianza de Fajardo, Robledo y Claudia López para buscar un solo candidato,  el aspirante que surja de esa coalición podría obtener  4.497.816 votos. El partido rojo le sumaría más de un millón al candidato de esa alianza, cifra llamativa porque rompe la creencia de que la vinculación de un candidato de partido a una alianza que busca perfilarse como independiente  le quitaría más votos de los que le sumaría. Lo anterior se debe a que, a pesar de su desprestigio, las maquinarias siguen siendo determinantes en  los procesos electorales.  Según la medición, a quienes menos les gustaría esta alianza con De la Calle representando al liberalismo sería a los militantes del Polo y a los seguidores de Robledo, quien perdería 164.721 votos por tomar esa decisión. Y el que menos votos perdería en ese escenario sería Sergio Fajardo, quien dejaría solo a 71.297 seguidores descontentos. No se realizaron proyecciones con otros precandidatos liberales, considerando que sería más factible que Fajardo, Robledo y López recibieran a un liberal tratándose de De la Calle.

Le sugerimos: "El próximo alcalde de Bogotá podría ser elegido en segunda vuelta"

La Unidad Nacional + Juan Carlos Pinzón

Es poco probable que el exministro Juan Carlos Pinzón se una a la coalición de la Unidad Nacional para competir por la Presidencia, después de las desavenencias que ha tenido con el presidente Juan Manuel Santos y porque sus relaciones con La U terminaron maltrechas después de que renunció al partido en junio pasado. Por otro lado, porque sus posiciones frente al acuerdo de paz lo han distanciado de sectores liberales. Sin embargo, si decidiera ubicarse en esta coalición –en la que jugó en su calidad de ministro-, tan solo le sumaría 56.966 votos a la misma y su candidato tendría 4.305.726 votos.

coalición alternativa + De la Calle por firmas

En las últimas semanas se ha especulado sobre la posibilidad de que Humberto de la Calle lance su candidatura por firmas y no por el Partido Liberal. Aunque en días pasados el precandidato retomó conversaciones con los liberales para competir por la nominación oficial del partido, en varias ocasiones ha conversado con Sergio Fajardo y Claudia López sobre la posibilidad de hacer una consulta interpartidista con ellos y con Robledo para escoger candidato en marzo de 2018. Ambos sectores se mostraron abiertos a esa posibilidad siempre y cuando no llegue en representación del liberalismo.

Así, con De la Calle por firmas y no por el partido, el candidato que represente esa alianza podría obtener 3.279.665 votos. De nuevo, a quienes más les gustaría esta alianza sería a los electores de Claudia López y a los que menos, a los de Jorge Robledo. En este escenario el senador y candidato del Polo perdería 203.000 votos, de más de 700.000 que tendría según las encuestas. Lo anterior es comprensible si se considera que el electorado de Robledo es consistente en el tiempo y que él ha sido crítico del santismo, del cual muchos lo consideran parte.

Puede leer: “Las candidaturas por firmas son un circo”: Cristo

Claudia López, Robledo, Fajardo y Petro

Más allá de las críticas que ha recibido por su gestión en Bogotá y de su radicalismo político, una de las banderas de Gustavo Petro ha sido la lucha contra la corrupción. Cuando fue senador hizo grandes debates en esta materia y desde su curul fue el primero en destapar el escándalo del carrusel de la contratación de Bogotá. Por eso se ha especulado que podría sumarse a los tres mosqueteros de la alianza entre los verdes, Compromiso Ciudadano y el Polo Democrático. De hacerlo, les sumaría 478.000 votos, menos de los que aportaría De la Calle, pero dejaría a muchos electores individuales de López, Robledo y Fajardo descontentos. El candidato de los independientes, sumados al exalcalde de Bogotá, obtendría 3.254.385 votos. A los que menos les gustaría que Petro hiciera parte del mismo proyecto sería a los seguidores del propio exalcalde: de ellos, 187.000 no se sentirían bien en esa alianza y preferirían votar en otras toldas, como la liberal.

Liberales, Clara López y La U

Las buenas relaciones de Clara López y la mayoría de parlamentarios de La U y el Partido Liberal se consolidaron en la campaña reeleccionista de Juan Manuel Santos, cuando la excandidata presidencial apoyó un segundo periodo del mandatario. Posteriormente, desde el Ministerio de Trabajo y al igual que los dos otros partidos, fue clave en el impulso al proceso de paz. Por eso algunos liberales no descartan una alianza con ella antes de primera vuelta, a la que también se sume parte de La U. Un candidato que surja de la alianza de los liberales, La U y la exministra tendría 3.056.299 votos. Si la coalición se hace solo con los liberales, el candidato que surja tendría apenas 2.475.543 votos.

Coalición alternativa

La alianza entre Sergio Fajardo, Jorge Enrique Robledo –del Polo Democrático–y Claudia López –de la Alianza Verde– es la única consolidada hasta el momento. A pesar de que los tres precandidatos tienen trayectorias políticas diferentes,  buscan ser la nuez de una coalición que puede ir creciendo en el futuro y que tiene como bandera principal la lucha contra la corrupción. Robledo obtuvo la votación más alta en la pasada oportunidad al Congreso, López acaba de ganarse la candidatura de los verdes y Fajardo aparece en los tres primeros lugares de casi todas las encuestas. Si decidieran medirse solos en las urnas, obtendrían 2.775.635 votos. A quienes más les gusta esta alianza es a los seguidores de Claudia López y a los que menos, a los de Robledo. Lo anterior se debe a que los electores de este senador se encuentran a la izquierda del espectro político, mientras que López y Fajardo tienen discursos más de centro.  En todo caso, sumar casi 3 millones de votos hace que esta alianza sea un llamativo punto de llegada para otros candidatos que –como ellos tres aseguran– se oponen a la forma y el contenido de las propuestas de Álvaro Uribe y Germán Vargas.

La izquierda radical   

A pesar de que Gustavo Petro es uno de los punteros de las encuestas, su potencial electoral no es tan alto como se cree. En un ejercicio de unión con Piedad Córdoba y las Farc para escoger un candidato único de izquierda, solamente obtendría 1.190.819 votos.  Petro ha hecho contactos con Clara López, por un lado, y con Robledo, Claudia López y Fajardo, por el otro, convencido de que necesita una coalición más amplia para derrotar a Vargas y a Uribe. Por ahora ninguno de sus acercamientos ha hecho avances concretos. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.