Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/14/2015 9:20:00 PM

El primer revés para Emilio Tapia en el 2015

El Tribunal Superior de Bogotá dejó en firme el proceso en su contra por lavado de activos producto del ‘carrusel de contratos’. Exclusivo.

Mientras la mayoría recibía el 2015 con celebraciones, para Emilio Tapia la realidad es diferente. El suyo fue un fin de año de agobios, pues, en la cárcel, no pudo celebrar con su tradicional fiesta vallenata (pese a que ha podido disfrutarlas antes tras las rejas, luego de su encarcelamiento en febrero pasado). Y a ello se suma el duro golpe en sus finanzas.

La Fiscalía especializada de Extinción de Dominio logró meter tras las rejas a Tapia y en una gigantesca operación logró quitarle apartamentos, empresas, fincas, carros de lujo y propiedades por un costo superior a 40.000 millones de pesos, provenientes del escándalo del ‘carrusel de contratos’.

Ante esta determinación, el empresario se jugó su última carta ante el Tribunal Superior de Bogotá al solicitar la nulidad de toda la imputación, bajo el argumento de la existencia de un principio de oportunidad con la Fiscalía por los mismos hechos y por una falta de pruebas que lo vinculen con el caso.

En exclusiva Semana.com tiene en su poder el fallo de 40 páginas que con ponencia de la magistrada María Idalí Molina Guerrero niega la solicitud de Emilio Tapia y asegura que en el recurso no se presentó ninguna “que demuestre la veracidad de sus afirmaciones, quedando llanamente en el campo de la especulación”, precisa el documento.

Para el Tribunal es claro que: “Emilio Tapia, presuntamente desarrolló actividades tendientes invertir, administrar, ocultar y dar apariencia de legalidad a los dineros producto de la comisión de delitos contra la administración pública, en que incurrieron Samuel e Iván Moreno Rojas y el propio Tapia, consistentes en la intermediación de éste para recaudar a nombre de Samuel Moreno una comisión del 8 % que se cobraba a las empresas de los hermanos Nule, para garantizar la adjudicación de contratos por parte del Instituto de Desarrollo Urbano”.

En el fallo se hace claridad en que a Tapia “no se vulnera el debido proceso por no poner en conocimiento del investigado todas las circunstancias de modo, tiempo y lugar que acompañan la conducta criminal al momento de formularle imputación. Las mismas pueden y deben concretarse en la formulación de acusación”.

Según el documento, se deja claro que no existe prueba alguna de la negociación de Tapia con la Fiscalía. “Hasta este momento no se ha demostrado que cuando se firmaron el principio de oportunidad y el preacuerdo aludidos, la Fiscalía ya tuviera proyectado imputarle cargos a Tapia Aldana por el delito de lavado de activos, o que contara con la evidencia física, elementos probatorios, por lo cual los hechos por los que es imputado Tapia Aldana son nuevos”.

Con este revés se inicia el 2015 para el otrora poderoso contratista, quien pasa sus días recluido en la cárcel de Cómbita (Boyacá) desde el pasado mes de octubre.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.