Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/11/2017 11:33:00 AM

Gobierno inició fumigación manual con glifosato

Tras un plan piloto en 800 hectárea de Nariño y Chocó, el ministro de Defensa anunció que se comenzó a usar el herbicida para erradicar manualmente los cultivos ilícitos.

La suspensión de las aspersiones aéreas con glifosato, que llevó a una fuerte puja al interior del Gobierno (los ministerios de Salud, Ambiente y Justicia, y el exfiscal Eduardo Montealegre, apoyando la prohibición; versus la Procuraduría y el Ministerio de Defensa en contra) tiene ahora un nuevo capítulo.

Ante el crecimiento indiscriminado de cultivos de coca que ubican a Colombia, primer productor mundial, el Gobierno anunció este miércoles que comenzó a usar el glifosato, para erradicar manualmente cultivos ilícitos, tras un plan piloto que estableció protocolos ambientales y de salud.

Le recomendamos: Erradicación manual con glifosato: ¿aspirina para un cáncer?


"Debemos estar desde el día 2 de enero ya fumigando manualmente de manera terrestre con glifosato", aseguró el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas.

Precisó que este químico, cuestionado por sus nocivos efectos ambientales y sanitarios, se aplica en casos de erradicación forzosa y no en aquellos sembradíos cuyos propietarios se acogen voluntariamente a la sustitución de coca por otros cultivos.

Villegas dijo que el herbicida se aplica fundamentalmente en las regiones de Catatumbo, Nariño y Putumayo.

Tras la prohibición en octubre del 2015 de la aspersión aérea con esta sustancia, catalogada por Organización Mundial de la Salud (OMS) como probable cancerígeno, autoridades señalaron que la fumigación manual seguiría siendo una de las estrategias de la lucha contra el narcotráfico.

Le puede interesar: Coca, la chispa de la vida

Colombia enfrenta un alarmante crecimiento de los cultivos ilícitos, que se han duplicado en un par de años hasta las 96.000 hectáreas en 2015, según el sistema de monitoro de la ONU, conocido como Simci. Ante ese panorama, varias voces pidieron el regreso de las fumigaciones aéreas con glifosato, un tema controversial de la lucha antidrogas desde que el Gobierno las suspendió por recomendación de la OMS.

De ahí que en mayo pasado, el Consejo Nacional de Estupefacientes (CNE) autorizara el uso de glifosato para la erradicación de cultivos ilícitos mediante aspersión terrestre.

Para poder iniciar dicha aspersión se realizó un plan piloto en 800 hectáreas en los departamentos de Nariño y Chocó, con el fin de determinar protocolos para el cuidado de la salud y el medio ambiente en las zonas donde se utiliza el herbicida.

Tras utilizarlo 15 años, Colombia fue el último país del mundo en suspender las aspersiones aéreas de este herbicida contra cultivos ilícitos por sus efectos nocivos sobre la salud y el medioambiente.

El Gobierno reconoció entonces que la interrupción de las fumigaciones aéreas podía "haber incidido" en el alza de las áreas cultivadas.

*Con información de EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.