Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/29/2013 12:00:00 AM

Pastrana destapa los secretos del proceso 8.000

Una de las revelaciones es que el expresidente César Gaviria conoció de primera mano los 'narco-casetes'.

Puede ser solo una coincidencia, pero en plenos albores de la campaña política, el expresidente Andrés Pastrana reapareció con el único propósito de revolver un poco el avispero. Dice que no quiere opinar de la actual campaña, pero quiere que el país conozca la que considera “la verdad” sobre algunos de los actuales protagonistas de la política nacional.

Pastrana presentó en la noche del jueves su libro Memorias olvidadas, escrito por el periodista Gonzalo Guillén, a quien se atrevió a revelar detalles desconocidos de su secuestro a manos de Pablo Escobar, del proceso 8.000 y de las negociaciones de paz que su gobierno adelantó con las FARC en la zona de despeje del Caguán entre 1998 y el 2001.

Sus revelaciones causaron sorpresa. Sobre todo las relacionadas con el llamado proceso 8.000, referente a la infiltración de dineros del cartel de Cali a la campaña de Ernesto Samper en 1994.

Sin embargo, sus secretos no estaban dirigidos a atormentar aún más a Samper o al exministro Horacio Serpa, quien anda en campaña política para el Congreso. Pastrana dirigió sus acusaciones contra el expresidente César Gaviria, a quien calificó como el 'eslabón perdido', o la pieza que le faltaba al rompecabezas del proceso 8.000.

Pastrana, por primera vez, rompió una regla de oro del periodismo, profesión que ejerció en los años 80 en el Noticiero TV Hoy, que es guardar la fuente, y se atrevió a revelar la forma como llegaron a su poder los narco-casetes en los que se registraba la conversación entre los jefes del cartel de Cali, Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela, y el periodista Alberto Giraldo. Allí acordaron los aportes de cerca de 5.000 millones de pesos a la campaña presidencial de Samper.

Dichos casetes le fueron entregados de manos del coronel de la Policía Carlos Barragán, quien trabajaba en el departamento de inteligencia de esa institución y adelantaba seguimientos a los jefes del cartel de Cali. Sin embargo, Pastrana asegura que él no fue el primero en conocerlos, sino que antes de que llegaran a su poder, asegura, el entonces presidente César Gaviria ya conocía el contenido de las grabaciones.

Cuando Pastrana recibió en la sede de su campaña la información del coronel Barragán, su padre, el expresidente Misael Pastrana Borrero, le sugirió que antes de difundirlos los pusiera en conocimiento del primer mandatario del país, en ese entonces el presidente César Gaviria. Se reunió en la Casa de Nariño con el mandatario, quien estaba acompañado por su ministro de Defensa, Rafael Pardo.

Pidió una grabadora para reproducir el material y Pastrana, quien se hizo acompañar de Luis Alberto Moreno, aún recuerda la cara de sorpresa de Gaviria y Pardo. Pero el expresidente conservador asegura que la expresión del presidente y de su ministro no fue motivada por el contenido de la grabación, sino por que tuviera en su poder esas grabaciones. “Creo que Gaviria conocía los narco-casetes mucho antes que llegaran a mi poder. Desde la muerte de Pablo Escobar el Gobierno enfocó sus esfuerzos en perseguir al cartel de Cali. Gaviria sí sabía de la infiltración de dineros del narcotráfico a la campaña de Samper”.

Esa misma noche, después de aquella reunión, Rafael Pardo lo invitó a su casa, y allí, según el relato de Pastrana, le propuso un pacto de silencio al cual se negó. El entonces ministro de Defensa le dijo que lo pondría en conocimiento de la Fiscalía.

Pero Pastrana asegura que el presidente Gaviria comprobó que las voces que aparecían en las grabaciones, en efecto, correspondían a las del periodista Giraldo y a la de los jefes del Cartel de Cali. Pero que en lugar de decírselo al país, le entregó las grabaciones a Ernesto Samper. “Gaviria sí sabía que esas grabaciones eran ciertas y nunca me lo dijo (…) Yo creo que era la defensa del poder del Partido Liberal”.

Pastrana también reveló detalles de su secuestro y la forma como se encontró cara a cara con su secuestrador, Pablo Escobar, en cautiverio. Pero quizás el detalle que más revuelo causó fue que Pastrana, citando a uno de los sicarios de Escobar, Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias ‘Popeye, afirmó que el dirigente liberal Alberto Santofimio le sugirió a Escobar matarlo.

Pastrana relató que Santofimio fue hasta la finca El Bizcocho a preguntar quién había sido el héroe que había secuestrado al “h.p.” de Andrés Pastrana. Pablo Escobar le dijo que 'Popeye' y luego el dirigente liberal le sugirió que el paso a seguir era asesinarlo. “Ese va a ser presidente de Colombia y va ser un problema para los extraditables”. Según Pastrana, Pablo Escobar dijo que Pastrana le servía más vivo que muerto.

En otras revelaciones, Pastrana habló sobre el proceso de paz en el Caguán y aseguró que un grupo de colombianos en el que estaban el actual presidente, Juan Manuel Santos, Álvaro Leyva y gente de izquierda, fue el que le presentó la idea de desmilitarizar los cinco municipios de la zona de distensión y que venía trabajándolo con el PNUD.

Pastrana hizo sus revelaciones casi 20 años después de sucedidos estos episodios. Dice que su propósito no es que se abran investigaciones al respecto, sino que las nuevas generaciones conozcan la que él considera la verdad de muchos de los capítulos de su vida. “Son episodios personales de mi historia. Muchos de los protagonistas están activos en la política, inclusive son los grandes jefes del Partido Liberal hoy en día. Ellos durante casi 20 años han contado su historia y yo creo que era el momento de contar el otro lado de la historia para que la gente joven conozca las dos caras de la moneda”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.