Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/9/2017 5:56:00 PM

El metro sin reversa: Nación y Distrito ponen firma definitiva para financiarlo

La Nación y el Distrito aseguran finalmente los 15 billones con los que se construirá el sistema ferreo elevado de la capital.

Sobre el límite de la entrada en vigencia de la ley de garantías, el próximo 11 de noviembre, el Distrito y la Nación firmaron este jueves el convenio de cofinanciación con el que se aseguran los recursos para pagar la primera línea del metro de Bogotá. En la Caracas con calle 26, por donde pasará el sistema férreo, se hizo el anuncio. "Bogotá, con este metro, será una ciudad ejemplar a nivel mundial", dijo el alcalde Enrique Peñalosa durante el evento, que contó con la presencia del ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas, el ministro de transporte, Germán Cardona, y Luis Fernando Mejía, el director de Planeación Nacional.

"Estamos hoy ante el hecho concreto más importante en la historia del metro de Bogotá, que lleva más de 60 años. La firma del documento que establece los compromisos del gobierno nacional y el distrital, con el cual se tiene el respaldo para abrir la licitación", sostuvo Cárdenas. "Ya pasamos del mundo de la aspiración al mundo concreto", agregó.

En septiembre pasado, el presidente Juan Manuel Santos y sus ministros firmaron un documento Conpes con el que le dieron el visto bueno al aporte de 13,8 billones de pesos, el 70% de la inversión definitiva. Así, la pelota había quedado en el Distrito. A finales de octubre, el Concejo aprobó que se usen 6 billones de pesos de las vigencias futuras de la ciudad para financar la megaobra. Una financiación que se cristalizó con la firma del convenio, este jueves.

Puede leer: Las claves para entender cómo será el metro de Bogotá

Cárdenas también se refirió a la firma de los convenios con los que se pagarán el tren de cercanías de la Sabana, con la Gobernación de Cundinamarca, y de las fases II  y III de Transmilenio, que llegarán a Soacha. Así, señaló el jefe de cartera, se robustecerá el transporte público de la ciudad y sus municipios vecinos.  

El metro arrancará moviéndose de occidente a oriente en el portal de las Américas y tomará la avenida Villavicencio hasta la primera de Mayo. En la carrera 30 toma dirección hacia el norte de la ciudad por la calle 8 sur y la calle 1 hasta llegar a la avenida Caracas. Toma esa vía hasta la calle 72. Hasta ahí va la primera línea, que mide 25 kilómetros y tiene 15 estaciones, de las cuales 10 estarán conectadas con Transmilenio.

En adelante, las siguientes fases del metro serían la prolongación de la obra por la misma Caracas hacia el norte, que sin duda se verá afectada por las obras. El Distrito prevé la necesidad de suspender eventualmente la operación de algunas estaciones de Transmilenio de esa troncal, desviar buses y restringir la ciuculación de los automotores particulares.

Se espera que cuando el metro prenda motores, en 2022, los trenes muevan 656.000 pasajeros diarios, a los que el Distrito les suma otros 334.000 que se moverán en las troncales alimentadoras del sistemas férreo. Inicialmente, se dispondrá de 23 trenes que se moverán a 41 kilómetros por hora.

Le recomendamos: Con las megaobras, Bogotá compromete su chequera por 24 años

Para financiar la megaobra, tanto la Nación como la ciudad comprometieron sus presupuestos durante los próximos 30 años. Ahora, lo que se espera es que en 2018 se avance en la compra de los predios necesarios para abrirle espacio al trayecto y en el traslado de las redes de servicios públicos que se cruzan con el mismo. Al mismo tiempo, se estructuraría y adjudicaría la licitación para contratar la construcción del proyecto. El cronograma indica que en 2020 se pondría la primera piedra de la obra. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?