Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/3/2017 1:10:00 PM

“Fajardo y Claudia López son reservas morales del país”: De la Calle a Uribe

En diálogo con SEMANA el ex jefe negociador y precandidato presidencial se refirió a las recientes declaraciones del expresidente. También reclama responsabilidad política al jefe natural de Cambio Radical por la oposición a la JEP.

Las declaraciones que el expresidente Álvaro Uribe dedicó contra dos precandidatos presidenciales, Claudia López y Sergio Fajardo, no han pasado inadvertidas y este martes se conocieron las primeras reacciones. Humberto de la Calle, ex jefe negociador del Gobierno con las Farc y también precandidato presidencial, le envió un mensaje al senador del Centro Democrático para que no incurra en la descalificación personal durante la presente campaña política.

En la noche del lunes Uribe, en la Comuna 13 de Medellín, y durante un acto proselitista en el que conmemoró un año de la victoria del No en el plebiscito por la paz, improvisó un discurso en el que además de invitar a votar por alguno de sus precandidatos, atacó con nombre propio a dos de los aspirantes de la llamada Coalición Ciudadana por Colombia, de la que también hace parte Jorge Robledo. Uribe tildó de “corruptos” a Claudia López y Sergio Fajardo.

Le recomendamos: Uribe se despacha contra Claudia López y Sergio Fajardo

SEMANA: ¿Qué opinión le merece el discurso de Álvaro Uribe contra Claudia López y Sergio Fajardo?

Humberto de la Calle: Estoy sorprendido por los ataques del doctor Uribe a Claudia López y a Sergio Fajardo. La vida de estos dos personajes es absolutamente limpia y clara. Yo sí quisiera hacer un llamado para cambiar el tono de esta discusión política, me parece que no debemos seguir por el camino de los insultos sino de la reflexión tranquila, realmente eso es lo que propongo y esperemos que todos entremos en una onda de discusión y reflexión democrática. Pero estas descalificaciones infundadas me parece que no contribuyen al bienestar de Colombia ni al ejercicio de un proceso libre, democrático y auténtico.

SEMANA: Las declaraciones de Uribe fueron en el contexto de la victoria del No en el plebiscito hace un año. En la lógica del expresidente, quienes apoyaron la paz apoyan al Gobierno Santos, por lo tanto son corruptos. ¿Qué piensa de esa calificación?  

H. D. C.:  Hubo un plebiscito, hubo un resultado, hubo un nuevo acuerdo. Estuvimos más de 130 horas discutiendo con los voceros del No, ese nuevo acuerdo fue refrendado de acuerdo con las instrucciones y lineamientos de la Corte Constitucional, ese acuerdo compromete al estado colombiano y obviamente hay libertad de expresión y de opinión y reparos al acuerdo, pero lo que yo estoy señalando es que la vía de la descalificación y del insulto en relación con  personas impecables que además son reservas morales de Colombia me parece que es un mal camino para el futuro de este país. La vida de Sergio Fajardo y Claudia López, su significado, su lucha contra la corrupción han sido ejemplares y me parece que no podemos destruir todas las reservas morales de Colombia acudiendo al expediente de la descalificación personal.

SEMANA: ¿Cree que las palabras de Uribe están motivadas por los recientes resultados de las encuestas, en las que Fajardo y López están en el podio?  

H. D. C.: Lo que hay es una discusión política, entiendo que cada quien quiera ganar y entiendo que la discusión tiene que ser franca, incluso dura, pero una cosa es la franqueza y otra la descalificación personal absolutamente injustificada como el caso de Fajardo y López que son personas ejemplares.

SEMANA: A propósito de la campaña, ¿qué piensa de la nueva posición de Cambio Radical contra la Jurisdicción Especial de Paz?

H. D. C.: Yo estoy realmente sorprendido.  Cambio Radical durante varios años ha venido apoyando las conversaciones en La Habana, y en particular en medio de una cortina de silencio de su jefe natural que es el doctor Vargas Lleras. Este es un cambio sorpresivo que ocurre en un momento en que se calienta la campaña política. Yo creo que esto exige una explicación y un proceso de responsabilidad política: no es posible que el vicepresidente de la república, que desempeñó su cargo durante varios años en medio del absoluto silencio sobre el proceso de paz,  ahora a través de su partido entorpezca en materia grave y delicada la pieza fundamental para liquidar este largo conflicto de 50 años.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?