Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2015/12/29 09:00

“Yo no soy un bandido”: alcalde de Yopal

John Jairo Torres, más conocido como 'John Calzones', dijo que no pertenece a ninguna organización criminal y que aceptó cargos por la mala asesoría de sus abogados.

John Jairo Torres, alias John 'Calzones' Foto: Policía Nacional

John Jairo Torres fue capturado el 14 octubre del 2015, luego fue trasladado a Bogotá y, ante un juez, aceptó el delito de urbanización ilegal por la construcción de una ciudadela de aproximadamente 10.000 viviendas en el predio La Bendición, en Yopal, Casanare. Tras aceptar su culpa, fue confinado en la cárcel La Modelo de Bogotá, pero obtuvo la casa por cárcel.

Este lunes 28 de diciembre el juez primero de garantías le dio la libertad condicional con la que está obligado a usar un brazalete electrónico, no salir del país y presentarse cada 30 días a un despacho judicial.

A pesar de que el proceso judicial avanzó en su contra, Torres es alcalde de Yopal y ya se posesionó. Lo hizo el pasado 23 de diciembre y el primero de enero del 2016 asumirá el cargo en propiedad.

¿Cómo puede una persona que ha confesado un delito y estar procesada asumir este importante cargo? La explicación la entrega el propio Torres que este martes respondió las preguntas de varios medios de comunicación, entre ellas Blu Radio. 

En la entrevista responsabilizó a un grupo de abogados que contrató de haberlo engañado para que confesara un delito que, dice, no haber cometido. Lo primero que dijo Torres fue que en el momento de aceptar su culpa no estaba consciente. “No estaba lúcido… no recuerdo”. Además responsabilizó de su decisión por una deficiente defensa técnica, “me engañaron… me enredaron”.

Uno de los abogados al que el hoy alcalde de Yopal responsabiliza es al exfiscal general Mario Iguarán, de quien dijo que nunca lo acompañó en las audiencias.  “Me botó, nunca estuvo en la audiencia (…) cómo me deja solo”.

Pero no sólo responsabilizó a sus abogados de lo ocurrido. Otra de las razones que mencionó fue que por esos días no podía dormir, estuvo hospitalizado y sufrió de estrés, lo que no le permitía tener conciencia de sus decisiones. 

Para disipar las dudas sobre la vinculación con la ilegalidad dijo que él era un simple comerciante dedicado a la venta de ropa interior femenina. Es más, pidió que no lo llamaran ‘John calzones’, mote con el cual es conocido en la región, “yo no soy un bandido”.

La caída del empresario


En la ciudad lo conocen como 'John Calzones’, pues antes de dedicarse a la política tenía un próspero negocio de ropa interior de mujer.

Torres entregaba viviendas a los más necesitados y esa estrategia lo llevó a la cárcel, pero también a la Alcaldía.

Su problema fue que en uno de los predios en el que empezó a construir edificaciones y a vender lotes era un terreno que desde el 2012 la Fiscalía ocupó con fines de extinción de dominio.

Los dueños de dichos terrenos eran dos hermanos investigados por ser testaferros del narcotraficante Germán Gonzalo Sánchez, ‘Coletas’, pedido en extradición por España y quien tiene vínculos con Daniel el 'Loco’ Barrera.

Aun así, ‘John Calzones’ se apropió de esos terrenos y, en poco más de un año, vendió 10.000 lotes de 90 metros cuadrados a familias de estratos 1 y 2. El precio de cada predio oscilaba entre 32 millones y 37 millones de pesos, que las personas podían comprar con una cuota inicial de 1,3 millones de pesos y pagos mensuales de 250.000 pesos.

Pero Torres no sólo les daba a los yopaleños la facilidad de tener vivienda propia. También les regalaba un subsidio de cinco millones de pesos para que compraran materiales de construcción. Así este hombre se ganó el cariño de buena parte de la población y el respaldo político suficiente para aspirar a la Alcaldía.

Según información de las autoridades, los bienes de este hombre ascienden a más de 10.000 millones de pesos, la mayoría concentrados en propiedades que, por ahora, se encuentran congeladas por una medida cautelar que le impuso la Fiscalía. Una fortuna que, según el implicado, construyó desde cuando era joven y vendía ropa íntima femenina.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.