Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1998/09/07 00:00

LOS QUE FALTABAN

Horas antes de su posesión el presidente Andrés Pastrana nombró sus tres últimos ministros. Estos serán sus retos.

LOS QUE FALTABAN

Alberto Casas Santamaría
Ministro de Cultura
su nombramiento fue una gran sorpresa y un gran acierto. Sorpresa, porque Casas no trabajó en la campaña de Andrés Pastrana y desde hace varios años estaba prácticamente retirado de la política. Y un gran acierto porque pocas personas como él pueden moverse con más facilidad en el mundo de la cultura. Casas es uno de los periodistas más versátiles del país y dirige en la actualidad la revista y la galería Diners. Es, además, coleccionista de arte y escritor. Su paso por México como embajador le permitió conocer al dedillo el modelo de desarrollo cultural de ese país, una experiencia que le será muy útil para el reto que enfrenta a partir de esta semana. Su misión es consolidar el ministerio, ganarse el apoyo de las instituciones regionales de cultura y evitar la burocratización del sector. Para cualquier gobierno es un lujo contar con un hombre de la experiencia de Casas en su gabinete.

Marta Lucía Ramírez
Ministra de Comercio Exterior
Para Marta Lucía Ramírez el Ministerio que tendrá a su cargo no es desconocido. Fue la primera viceministra de esa cartera, durante el gobierno de César Gaviria. Ramírez estudió derecho en la Universidad Javeriana y durante varios años trabajó en la Organización Luis Carlos Sarmiento Angulo. Fue presidenta de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) y estuvo a la cabeza de Fedeleasing. Más recientemente fue directora de la campaña presidencial de Noemí Sanín. Recibe el Ministerio en un momento difícil para el país por el desequilibrio acumulado en los últimos años en sus relaciones comerciales con el exterior. Entre sus retos estará el de abrir nuevos mercados y trabajar activamente para que Colombia haga parte del Tratado de Libre Comercio que lidera Estados Unidos.

Germán Bula Escobar
Ministro de Educación
Germán Bula siempre ha sido considerado muy bueno en todo lo que hace, pero su nombramiento en esta cartera sorprendió a más de uno porque hasta ahora no se había ocupado de temas educativos. Bula se desempeñaba desde hace varios años como vicecontralor general de la República y tuvo una corta 'palomita' como contralor general a raíz de la detención del titular David Turbay. Mientras estuvo en esos cargos impulsó varios estudios contra la corrupción y el posible desvío de recursos de la Red de Solidaridad Social para las campañas políticas. Costeño, de filiación liberal, deberá trabajar muy cerca de Gabriel García Márquez en frentes como la formación integral para los niños. Entre los retos de Bula está impulsar el programa nacional de informática y trabajar en armonía con el magisterio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.