Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/30/2017 12:00:00 PM

Los 'favores burocráticos' de magistrados de la Corte en Fonade

Las conexiones entre los togados con el fortín burocrático de los Ñoños despiertan serios interrogantes de la Fiscalía. Su exdirector Alfredo Bula Dumar responde.

Fonade fue una entidad creada para ser motor de proyectos de desarrollo en las regiones de país; como estructuradores o como ejecutores tienen el poder de administrar recursos por 2,2 billones de pesos. Dependen del Planeación Nacional, sin embargo, cuentan con autonomía presupuestal y administrativa.

Desde su nacimiento a este Fondo lo persigue la sombra de ser considerado un fortín de los políticos. Pero es por las pesquisas actuales de la Fiscalía que terminó convertido en un protagonista del escándalo que sacude la cúpula de la justicia. La Fiscalía señala que la entidad fue usada para hacer favores burocráticos y comercializar puestos en favor de la organización criminal integrada por magistrados y exmagistrados de las Altas Cortes.

Uno de los casos por los cuales el ente investigador imputó cuatro delitos y pidió medida de aseguramiento en contra del expresidente de la corte Francisco Ricaurte fue el caso de Fonade. El exmagistrado, que fue trasladado a la cárcel La Picota de Bogotá por orden de un juez, precisamente se desenvolvió como asesor de esta entidad, con la que firmó contratos cuyo valor suma los casi 900 millones de pesos. 

El tema despertó las sospechas del ente investigador, que tiene entre sus cuentas que el aterrizaje de Ricaurte a Fonade se dio bajo la administración de Alfredo Bula Dumar como gerente.    

Bula Dumar se posicionó el 25 de abril de 2015, un mes después de que El Espectador anunciara su llegada en medio de una dura puja entre dos bandos: de un lado Musa Besaile y Bernardo Elías y del otro el exdirector de DNP Simón Gaviria. Curiosamente, uno de los lugares donde mejor cayó la noticia del triunfo de los Ñoños por la dirección de la entidad fue precisamente en el despacho del magistrado de la Corte Suprema de Justicia Gustavo Malo.

Allí trabajaba como judicante Osbaldo Madariago quien manifestó su alegría al exmagistrado auxiliar José Reyes Rodríguez Casas. La escena fue revivida desde Guatemala por el testigo, quien relató los pormenores de ese momento ante una fiscal delegada ante la Corte.    

“Me dice imagínese que me salgo de la Rama Judicial, me salió un trabajo. Le pregunto ¿qué le esta ofreciendo? responde que a un hermano de Carlin lo van a nombrar en Fonade.. Según El Espectador y según Osbaldo, a Alfredo Bula lo recomiendan los Ñoños ante Simón Gaviria. Cuando hago clic me doy cuenta que él me viene a hablar de cómo su amigo, el hijo de un amigo íntimo del doctor Malo, va a ser nombrado en Fonade con influencia de los Ñoños. Y yo trabajo con uno de los casos de los ñoños, que es Musa”.

Reyes Rodríguez como antiguo colaborador de Malo se ha convertido en un testigo clave de lo que sucedía en la Corte Suprema, en especial sobre la forma cómo al interior de la Corte los procesos de parapolíticos sí habrían tenido un giro radical y cómo se tejía la red cuotas burocráticas en importantes entidades del Estado. Detrás de todo, según él, estaban el trío Gustavo Malo, Leonidas Bustos y Francisco Ricaurte.

Puede leer: Las pruebas de que la hija del magistrado Malo extorsionaba en la fiscalía 

De las pistas de sus declaraciones comenzaron a jalar la Corte Suprema de Justicia y la Fiscalía, esta última anticipó algunas pistas de cómo   se tejió cargos desde la oficina de Malo hacia el ente acusador, Fonade, la Registraduría y la misma Rama Judicial. 

Un punto de partida importante para los investigadores es la relación íntima que existía entre Gustavo Malo y Manuel Ramón Bula Bula. El abogado cartagenero fue director Administrativo del Incora, secretario general de la Licorera de Bolívar, gerente regional del Icetex, juez de circuito de Cartagena en materia laboral y de familia. En marzo del 2014 llegó a ser ternado por la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura en una resolución firmada por Pedro Octavio Munar, para llegar a la Dirección Administrativa Judicial de Cartagena. Pero no ganó y el elegido fue Hernando Darío Sierra Porto. 

Esta cercanía adquiere relevancia ya que sus dos hijos podrían terminar siendo relevantes en el escándalo de corrupción que sacude la justicia:  Alfredo Bula Dumar se ganó la dirección de Fonade y Carlos Bula Dumar llegó apadrinado por Gustavo Malo a su despacho en la Corte para ocupar el lugar de judicante.

El judicante y el director

Los hijos del exdiputado liberal Bula Bula aparecen relacionados estrechamente con dos de los magistrados en el ojo del huracán. Alfredo Bula Dumar era vecino de Francisco Ricaurte, el exmagistrado investigado por corrupción que llegó a tener a su vez millonarios contratos en Fonade. 

En contexto: "La conducta de mi hija ha sido intachable”: Gustavo Malo 

A la Fiscalía también le llama la atención que a Fonade haya logrado entrar a trabajar Alejandro Botero Larrota, compañero de Yara Milena Malo, hija del magistrado de la Corte Suprema. Ella está llamada a imputación de cargos por el delito de extorsión, al haber apalancado el ingreso de la fiscal Angélica María Padilla Guardo y luego haberle exigido el 20 % del sueldo. Se adelantan diligencias en todo el país para establecer cuál fue el verdadero alcance que, cobijada en su padre, habría alcanzado a tener a manera de cuotas burocráticas. 

En cuanto a Carlos Bula Dumar, el judicante, también habría tenido un grupo de amigos que despertó la sospecha del testigo José Reyes Rodríguez. De él habrían hecho parte Osbaldo Madariago, Yara Malo y Wadith Manzur, el hijo del congresista Julio Manzur Abdala, en juicio en el despacho de Malo por parapolítica. 

Consultado por SEMANA Wadith Manzur aseguró que no conoce a Osbaldo Madariago ni tampoco a Yara Malo. En cuanto a Alfredo y Carlos Bula indicó que sus familias son amigas de toda la vida y con Carlos (Bula) son contemporáneos. "No me enteré que Carlos Bula estaba en el despacho de Malo o que trabajaba en la Corte Suprema de Justicia, nunca hemos hablado algo al respecto. Que yo recuerde, vive desde hace varios años con su esposa en Cartagena", indicó. 

Del despacho de Malo sigue siendo un enigma el verdadero papel que ocupó el magistrado auxiliar Camilo Ruiz, quien fue visto almorzando con los Ñoños en un concurrido restaurante del centro de Bogotá, aún cuando tenía en su poder la proyección del auto inhibitorio para no investigar a Musa Besaile por homicidio. En el más completo hermetismo, el 8 de marzo del 2017 fue despedido del despacho del magistrado Gustavo Malo y se indaga si detrás habría habido un incidente con unos dólares en Montería. 

El mayor poder que tenían los tres magistrados lo lograron coptando el poder burocrático de las entidades del Estado. Y en este sentido, para las autoridades el triangulo entre ‘Ñoños‘, procesos judiciales y poder burocrático podría terminar arrojando importantes sorpresas. 

Puede leer: Exclusivo: los audios que enredan al magistrado Malo por casos de Besaile y Ashton

‘No sé cómo llega mi hoja de vida a Fonade‘: Alfredo Bula

SEMANA: ¿Cómo llega a Fonade?

Alfredo Bula Dumar: No sé cómo llegó mi hoja de vida al DNP, no estaba buscando puesto, no hablé con nadie. Mi llegada obedeció a un proceso de selección realizado por el Departamento Nacional de Planeación, DNP, en el que me sometí a más de 4 pruebas y entrevistas realizadas por altos funcionarios de esta entidad. Dicho proceso se limitaba a elegir una terna, la cual sería enviada a Presidencia de la República para que el Señor Presidente tomara su decisión final. No hubo ningún tipo de influencia o gestión de los Ñoños o cualquier otro senador que muchos medios de comunicación han relacionado con este nombramiento.

SEMANA: ¿Cómo llega sin el apoyo del director del DNP Simón Gaviria, quien asegura que se opuso a su nombramiento?

A.B.D.: Desconozco que el doctor Simón Gaviria en Consejo de Ministros se opuso al posible nombramiento. Pero una vez tomada la decisión por el señor presidente, se ventiló ese posible desacuerdo de Gaviria. Vale la pena aclarar, que en el transcurso del desempeño de mis funciones como Gerente General de Fonade, el dr. Gaviria empezó a conocer los resultados de la gestión emprendida y apoyó directamente y a través de la Junta Directiva el buen funcionamiento y las buenas políticas implementadas en la administración liderada por mí. Estas buenas prácticas y políticas condujeron, entre otros, a resultados financieros positivos en el 2016, con una utilidad neta de $11.267 millones de pesos, cuando en el 2015 la entidad reportó pérdidas superiores a los $17.067 millones de pesos.

SEMANA: ¿Cuál es su relación con la familia Malo?

A.B.D.:  Se trata de una amistad familiar y de muchos años atrás que dista mucho de temas laborales, la cual se ha enmarcado en el respeto mutuo entre ambas familias. Esta amistad no es otra y nada diferente a que somos vecinos desde hace 20 años dentro de un conjunto residencial en la ciudad de Cartagena. Quiero ser enfático en aclarar que el magistrado Gustavo Malo, durante los 15 meses que duró mi gestión al frente de la entidad, nunca interfirió, sugirió, o solicitó favor alguno, directamente o por interpuesta persona.

SEMANA: ¿Cómo entra a trabajar a Fonade el compañero de Yara Malo?

En alguna oportunidad durante mi estancia en Fonade coincidimos de manera social y ella me preguntó si en la empresa donde yo trabajaba estaban necesitando ingenieros, a lo cual le respondí que allegara la hoja de vida y si cumplía con los requisitos, se podría tener en cuenta porque con mucha frecuencia se necesitaba personal para los proyectos que se estaban ejecutando. Le expliqué cómo funcionaban los procedimientos al ser una entidad técnica que contaba con todos los manuales, donde se discrimina al detalle los requisitos para cada cargo y que debía cumplir a cabalidad con todos ellos. En el caso que usted menciona esta persona demoró varios meses en llevar a cabo el proceso y el ingeniero en mención ingresó como apoyo a la gestión de un convenio con unos honorarios acordes y ajustados a su perfil según la tabla vigente, vinculado mediante contrato de prestación de servicios con una asignación mensual de $3.203.200.

SEMANA: ¿Tuvo alguna relación con el señor Wadith Manzur?

A.B.D: Debo manifestar que lo conocí en el desarrollo de mis funciones como gerente de Fonade, cuando él se desempeñaba como funcionario o asesor de la alcaldía de Montería. Desde entonces, no ha existido ningún otro tipo de relación diferente a la mencionada.

SEMANA: ¿Cómo llega Francisco Ricaurte a tener los millonarios contratos que se mencionan?

A.B.D: A mi llegada a Bogotá para desempeñar este, mi primer cargo público, Ricaurte era un referente nacional por haber sido presidente de la Corte Suprema de Justicia y además Presidente de la Sala Laboral de la Corte. Consideré necesario contactarlo para contar con su asesoría en asuntos laborales, teniendo en cuenta la forma de vinculación de la gran mayoría del personal en la entidad. Debo manifestar que su vinculación siguió todos los procesos anteriormente descritos y los honorarios tasados se encontraban dentro del rango que manejaba la entidad. Dos de los contratos con el exmagistrado que se mencionan por los medios de comunicación fueron firmados después de mi salida de Fonade. 

SEMANA: La tesis de la Fiscalía apunta a que parte del pago por frenar los procesos de políticos en la Corte pudo haber sido puestos burocráticos en Fonade ¿qué piensa?

A.B.D.: Quiero recordarle que mi salida de Fonade, se da el 19 de julio del 2016, hace más de un año, y según notas periodísticas, esta se produce por petición de senadores del partido de La U. Si fuera medianamente cierto eso que se especula ¿cree usted que se hubiera producido mi salida hace más de un año, y además impulsada por los senadores del partido de La U, dentro de los cuales se encuentran los senadores relacionados? Es de su conocimiento que el de Musa Besaile es un proceso que tiene más de 10 años y que aún sigue sin resolverse, ¿pudo esto interferir en el nombramiento de un gerente general de una entidad descentralizada? Se presume con esa afirmación que las ramas del poder que en Colombia están bien definidas, influyeron sobre una decisión del Presidente de la República? 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.