Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/16/2017 11:22:00 AM

María Luisa Piraquive demanda a un columnista de El Espectador

Andrés Hoyos, también fundador de la revista El Malpensante, escribió un texto en el que describe “El piraquivismo” como una enfermedad. El caso está en los estrados judiciales.

Hace unos días, el columnista y fundador de la revista El Malpensante, Andrés Hoyos, recibió la notificación de una denuncia penal que había en su contra. La denunciante es María Luisa Piraquive, la líder cristiana y militante del partido Mira. En el documento judicial, citaban al columnista a una conciliación el próximo 22 de febrero.

“La notificación no dice de qué se me acusa. Yo creo que fue por injuria, por la columna Piraquivismo, que publiqué hace tres años en El Espectador. En ella hago una crítica irónica a iglesias como la de la señora María Luisa Piraquive. Aunque no la acuso de cometer ningún delito, ni siquiera una contravención, ahora me entero por la citación adjunta de que me demandó penalmente”, dijo Andrés Hoyos a Semana.com. 

Recomendamos: “El diablo me tiene miedo”: María Luisa Piraquive

“El piraquivismo es una enfermedad infectocontagiosa, causada por un virus. Fue bautizada con ese nombre por cuenta de su principal agente transmisor, la predicadora boyacense María Luisa Piraquive, viuda de Moreno”, se lee en la columna llena de humor e ironía, como es característico de Hoyos en todos sus textos.

A través de una metáfora, Hoyos explica cómo los movimientos religiosos pueden ser como una enfermedad, que en este caso denominó piraquivismo. El columnista relata cómo muchas personas con problemas personales y emocionales terminan involucrados en una secta cristiana. Critica abiertamente el interés de algunas iglesias en el diezmo. Y describe además, la capacidad que tienen los líderes religiosos de llegar a millones de personas a través de la televisión, la radio y los establecimientos a los que asisten miles de creyentes, para sacar provecho de la fe.

Puede leer: Investigan a María Luisa Piraquive por nexos con Urabeños

La columna respondía a varias controversias que había protagonizado la líder política. Una de ellas tiene que ver con su propio hijo, Iván Moreno Piraquive, quien aseguró que fue expulsado de la Iglesia por ser homosexual.

Cuando Semana le preguntó en su momento al joven cuál era la diferencia entre Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional (sic), secta asociada al partido MIRA: él joven afirmó “Ninguna. La Iglesia es la plataforma política y es un negocio de mi familia”, lo cual permitió inferir que la religión, en este caso como en muchos otros, era un instrumento para obtener lujos y ganancias.

Su propio hijo también la denunció para esclarecer la muerte de su padre, Luis Eduardo Moreno, ya que su madre Piraquive se negó a realizar la autopsia a su esposo, bajo el argumento de que iba a resucitar a su esposo.

Puede leer: “Me expulsaron de la iglesia por ser gay”: Hijo de María Luisa Piraquive

Además de esto, Piraquive fue acusada de discriminación porque en uno de sus tantos sermones de domingo, dijo: “No deben predicar aquí los mochos, tuertos, bizcos, mudos, sarnosos, ni los enfermos de tiña, escorbuto, eccema o sabañones. No deben subir al púlpito por razones de conciencia. ¡Y de la estética! Eso queda mal”, haciendo referencia a la molestia que podrían tener los asistentes de la iglesia cuando vieran a una persona en estado de discapacidad. Semanas más tarde, la Iglesia Ministerial argumentó que el video fue editado y que al final la pastora reconoce que si Dios ha puesto a un discapacitado en el púlpito no había ningún problema.

Puede ver: La discriminación de la iglesia de la senadora Piraquive

Ante tal polémica, apenas era obvio que varios columnistas le dedicaran algunos textos. No fue únicamente Andrés Hoyos quien escribió sobre ella. Julio César Londoño también escribió un texto titulado El tuerto, el manco y el piraquivismo. Nicolás Rodríguez publicó Como en cualquier iglesia cristiana. María Elvira Bonilla habló se refirió al tema con El Negocio de Dios, Jorge Gómez Pinilla analizó la polémica con su texto Dios discapacitado, y así muchos otros líderes de opinión manifestaron su postura frente a hechos y discursos que pueden influir en una comunidad de miles y miles de asistentes.

Semana.com se comunicó con el abogado de la señor María Luisa Pirquive, Luis Sandoval, quien maneja este caso particular: "La doctora es líder mundial de la iglesia que tiene presencia en más de 45 países. Consideramos que la publicación de la columna El Piraquivismo es una ataque contra ella y contra los creyentes y los hijos de los creyentes. Se han presentado ataques a los templos, hemos sufrido intentos de secuestro, hasta un asesinato de un predicador en Valledupar, y hemos tenido problemas con los consulados". 

Cuando se le preguntó al abogado si considera que a raíz de esa columna se habían presentado tales ataques, dijo: "Eso se determinaría en la audiencia" y que esa información se encuentra en investigación. Se negó a responder si consideraba que los niños eran precisamente el tipo de audiencia a la que llegaba el columnista Hoyos. El abogado tampoco quiso referirse a otras denuncias que está realizando Piraquive por motivos similares. Ni quiso hablar acerca de las controversias de María Luisa Piraquive, que posiblemente generaron este tipo de críticas y que serían los causantes de los ataques de los que habla el abogado.

"Nosotros quisiéramos que se recuperara el buen nombre de la doctora María Luisa y que además el columnista haga una publicación en la que aclare. Es que él afirma que ella tiene una enfermedad infectocontagiosa", agregó Sandoval. 

Por el momento el líder de opinión dice que no se va a retractar de lo que ha dicho, ni permitirá que lo censuren. Sin embargo, espera poder conciliar. “Quizá lo que haría sería aclarar que cuando me refiero a piraquivismo hablo de un movimiento, así como cuando se habla de samperismo, por ejemplo”, concluyó Hoyos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.