Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/8/2017 10:15:00 PM

Matrimonio de Gustavo Moreno: se invierte el acusado

Carolina Rico fue sorprendida con cocaína en El Dorado hace seis años. El exfiscal Gustavo Moreno la sacó de ese lío y la hizo su esposa. Ahora el capturado es él y ella, de nuevo, está bajo la lupa de las autoridades.

Los libros que el exfiscal anticorrupción Gustavo Moreno publicó, los cargos que ocupó, sus conferencias, las causas que defendió y, claro, los bienes que adquirió en su corta y meteórica vida profesional como abogado penalista están siendo objeto de revisión.

Y el hallazgo más inquietante ha sido el pasado de la propia esposa de Moreno. Se trata de Carolina Rico Rodríguez, de 32 años, con posgrados en administración de empresas. Las vidas de Moreno y Rico se cruzaron cuando, el 18 de agosto de 2011, ella cayó en el aeropuerto El Dorado al tomar un vuelo a París. La Policía descubrió que en un trasfondo de su maleta de mano había 3 paquetes de plástico con una sustancia de color blanco. Según la Policía Judicial, dio un peso de 1.959 gramos, positivo para cocaína.

Rico tenía 26 años y vivía en la capital de Francia, donde cursaba un MBA. Había regresado a Colombia a pasar las vacaciones. Era la consentida de sus padres y la mayor de los dos hijos de la pareja. La detuvieron tras practicarle una inspección por rayos X y un interrogatorio, y la trasladaron a la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de Engativá.

Le sugerimos:La carta a la que se aferra la esposa del exfiscal Gustavo Moreno

Entrada la noche llegaron los padres a la URI, donde estaba su hija. El padre de Carolina, médico pensionado, en pocos días recopiló y entregó soportes de su solvencia económica para probar que su hija no necesitaba delinquir, pues él le giraba a Francia 2.500 dólares mensuales. La familia documentó que desde 2009 la joven vivía sola en París, en donde tenía una casa en arriendo. Según el padre, Carolina nunca supo del contenido de la maleta.

Justo en ese argumento cabalgaría el penalista Moreno cuando asumió la defensa de Rico. Moreno trabajó en ello con Majer Nayi Abushihab, hoy asesor de la Fiscalía General, y el abogado Leonardo Pinilla, pedido en extradición por el escándalo de coimas en Miami.

La defensa de Rico logró que la joven recobrara su libertad antes de cumplir un mes en la cárcel El Buen Pastor. Los abogados argumentaron que el maletín era un encargo de su abuela paterna para una prima en Francia. Sin embargo, esta parte clave de la historia quedó sin respuestas. La abuela, Araminta Acosta de Rico, falleció al enterarse de la captura de Carolina. Según el acta de defunción, murió tres días después.

En marzo de 2012 la Fiscalía pidió una condena de entre 8 y 9 años de prisión. Aunque las evidencias indicaban que el alijo pesaba 1.959 gramos, la Fiscalía señaló que tras las pruebas el material solo arrojó 193 gramos. El ente investigador expresó al juez que existía una duda razonable sobre el caso. Y a la misma conclusión llegó el juez, quien en el fallo absolutorio indicó que “No se puede contar con el testimonio de la abuela que hubiera permitido el acercamiento a verdad. Es más fuerte el material probatorio de la defensa que permite evidenciar una duda probatoria (…)”.

Confidencial: El mensaje de Santos a Gustavo Moreno

Luego de su triunfo, Carolina y Gustavo se enamoraron y decidieron conformar una familia. Hoy tienen una niña pequeña y ahora Moreno teme que su hundimiento por recibir un soborno de 10.000 dólares envuelva en un nuevo lío judicial a su esposa.

Según la DEA, Moreno recibió esa suma en Miami tras reunirse con el exgobernador Alejandro Lyons y Pinilla, su viejo coequipero legal. Para probarlo, la agencia marcó el dinero que los agentes de inmigración hallaron en poder de Moreno y su esposa antes de abordar el vuelo a Bogotá.

En las pertenencias de Rico también encontraron un recibo por unos aretes de oro blanco y unas mancornas en la joyería Bvlgari por 2.803 dólares. Y además una consignación por 1.000 dólares hecha por la mujer a una cuenta a su nombre en el Chase Bank. Ella explicó que la plata era parte de la que llevó desde Colombia para el viaje. Ahora la pregunta es si podrá probarlo.

Le sugerimos:"El exfiscal Moreno no fue cuota política de nadie"

Rico ha hecho saber a la Fiscalía que está en disposición de aclararlo todo. Por su parte, la vicefiscal María Paulina Riveros informó que los investigadores revisan las propiedades de Moreno para determinar su licitud. Esperaban encontrar respuestas y nuevos elementos en el iPhone que le incautaron. Sin embargo, el dispositivo está bloqueado y el detenido, amparado en el derecho a no autoincriminarse, puede negarse a liberarlo.

Mientras Moreno permanece en La Picota, a la espera de ser extraditado por lavado de activos, su esposa está bajo la lupa de las autoridades. La gran paradoja es que le debe su lío con la Justicia al mismo abogado que, hace seis años, logró sacarla de la cárcel.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?