Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/21/2017 12:41:00 PM

Defensoría pedirá a la Corte Constitucional la intervención de Medimás

Para el defensor Carlos Negret la EPS no cuenta con la capacidad de atender a los casi 5 millones de usuarios que tiene. La última palabra quedaría en manos del alto tribunal. Medimás le responde a la Defensoría.

Llegó el día. La Defensoría del Pueblo lo había advertido cuando dio un ultimátum a Medimás hace más de dos meses, si el servicio no mejoraba y la EPS no demostraba que era capaz de atender eficientemente a los 4,7 millones de usuarios, se pediría su intervención. Este martes, el defensor Carlos Negret finalmente anunció que elevará esta petición a la Corte Constitucional por parte de la Sala especial de Seguimiento de la sentencia T-760 de 2008, la cual tiene a su cargo verificar los avances en la crisis estructural que afronta el sistema de salud.

Negret resumió en dos puntos las razones que lo llevaron a hacer esta solicitud al término de una reunión que tuvo con el Ministerio de Salud, la Superintendencia y Medimás. En primer lugar, la Defensoría considera que la EPS no “ha sido transparente en definir de manera eficiente y real su red de prestadores del servicio de salud”, es decir, los usuarios no saben dónde deben atenderlos ni cómo acceder a los servicios.

Medimás considera que esto no es así, que no hay una falta de transparencia y que cuentan con la capacidad de atender a los usuarios porque tienen legalizados contratos con 1700 prestadores en todo el país. Cabe recordar que la Supersalud le abrió a la EPS una investigación administrativa precisamente por no tener una red de prestadores suficiente, y porque aunque avanzaron en la formalización todavía hay casos en los que solo existen acuerdos de voluntades.

El segundo argumento del defensor es que Medimás no cuenta con la capacidad de atender a los 4,7 millones de usuarios que tiene en la actualidad –aproximadamente 300.000 se retiraron-. Precisamente ahora será la corte la que decida si la EPS cuenta o no con la capacidad de atender a los usuarios y si los trasladará a otras EPS como parte de la intervención, en caso de darse.

“En otras palabras, si bien en el papel puede afirmarse que los usuarios de Medimás tienen una EPS, lo cierto es que existe un déficit de cobertura que debe ser resuelto de manera urgente y prioritaria por el máximo tribunal constitucional como quiera que no ha sido posible solucionarlo en otra instancia”, explicó la Defensoría en un comunicado.

Al respecto Medimás respondió con contundencia tras conocer la decisión de la Defensoría. “Para nuestros 5 millones de afiliados hoy tenemos que informarles que tenemos la capacidad financiera para atenderlos, porque hemos girado 980.000 millones de pesos en estos 100 días de operación, porque tenemos una red suficiente que cubre a todos los afiliados, al ciento por ciento en todo el territorio”, aseguró Néstor Orlando Arenas, presidente de la EPS.

Según Medimás, la opción de trasladar los pacientes a otras EPS sería “reversar nuevamente la situación de los afiliado, porque se tendría que empezar a estructurar red, a determinar autorizaciones en municipios. Es una tarea que ya tenemos hecha acá y que habría que devolverse a un punto cero”.

Desde que inició la operación de Medimás ha estado abierta la pregunta de cuánto durará en estabilizarse. SEMANA le preguntó al ministro de Salud, Alejandro Gaviria, y él aseguró que había dos tiempos, uno para los casos prioritarios que no podían tener plazo, y otro para el resto que se demoraría más, recordó la transición del Seguro Social en su momento que duró dos años. Sin embargo, Arenas pidió a la Defensoría dos meses más para estabilizar la operación y así evitar la intervención.

La decisión de la Defensoría se da pocos días después de que Medimás informara que cerraron los 3.300 casos prioritarios por los que la Supesalud les abrió medida cautelar. “Tenemos un equipo técnico y humano comprometido con la prestación del servicio de salud a nuestros usuarios. La gestión efectiva de las Peticiones, Quejas y Reclamos radicadas por el organismo a la nuestra EPS Medimás, arroja que se atendieron 731 afiliados con una cobertura de 1.091 servicios”, aseguró Néstor Orlando Arenas, presidente de Medimás.

La Superintendencia también reconoció que la EPS mejoró y que de hecho cumplió con la solución del 81 por ciento de las peticiones, quejas y reclamos al corte del 31 de octubre. El defensor del Pueblo reconoce que la operación mejoró, sin embargo, “los usuarios no tienen por qué esperar que la operación mejore, cuando uno tiene un servicio de salud y cuando el Estado está pagando por él y les consigna los recursos a la EPS eso tiene que funcionar como un reloj suizo, sin ninguna demora”.

Según lo ordenó el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Medimás debe cumplir con las tutelas en su contra y en contra de la liquidada Cafesalud. Medimás reporta "haber recibido para trámite 85.374, de las cuales 57.306 han sido gestionadas y se ha prestado el servicio requerido".

“Estamos garantizando la atención a nuestros usuarios que han interpuesto tutelas y a hoy podemos decir que avanzamos. Sin embargo, tenemos 14.043 tutelas que aún se encuentran en gestión para la prestación del servicio, 6.391 están en gestión ante juzgado y 7.634 en búsqueda del fallo”, reveló el presidente de Medimás.

La corte tendrá que tomar una decisión al respecto de la situación de Medimás, sin embargo, la EPS cree que no hay un equilibrio de las entidades en su caso: “claramente tenemos que decir que no hay un equilibrio (…) si las medidas van orientadas a Medimás deberían ir a todo el sistema ningún operador en salud puede decir que en 100 días tiene las cifras que hemos logrado nosotros”, explicó Arenas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?