Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/15/2016 8:21:00 PM

Otra mujer que muere por una cirugía estética en Medellín

Diana Marcela Álvarez, que viajó desde Atlanta, Estados Unidos, hasta la capital paisa, es la decimotercera mujer que muere en Antioquia después de entrar al quirófano.

Darío Chavarro sabía la mitad de la historia: su esposa —Diana Marcela Álvarez García, de 36 años—, con quien vivía en Atlanta, Estados Unidos, había recibido el nombre de una médica cirujano que en Medellín la podía operar a buen precio y la dejaba como ella quería. Diana le dijo a su esposo que se haría una liposucción y que la ventaja es que todo sería en la ciudad donde había nacido, donde vivía toda su familia.

Diana Marcela viajó y el martes entró a cirugía a las 7:30 de la mañana en la Clínica Arte y Cuerpo, la misma que desde hace meses se ha visto en vuelta en escándalos porque en sus quirófanos se han practicado malas intervenciones. Su acompañante tenía 18 años de edad y nunca firmó ningún consentimiento informado. Antes de la intervención pagó 15 millones de pesos, y casi un millón y medio más por exámenes y el alquiler del quirófano.

Consulte: Así cayó el médico de las barbies

La cirujana era Lizbeth del Rosario Vincent Pacheco, quien el 8 de marzo de 2016 fue suspendida durante seis meses por el Tribunal Nacional de Ética Médica porque operó durante cuatro horas a Paula Andrea Restrepo Vélez y a quien nunca había atendido y sólo la conoció una hora antes de la intervención y no se trataba de una urgencia, y sí de un proceso quirúrgico complejo: reoperaciones y cambio de prótesis mamarias. Según el fallo del tribunal, la médico puso en riesgo la vida la paciente porque no había evidencia de “una junta médica previa a la cirgugía”, “ni una consulta previa”, la valoración la había hecho un médico general.

Diana Marcela había entrado al quirófano con Vincent Pacheco para que le hiciera una liposucción, le pusiera implantes mamarios y le cambiara algunas inconformidades en el rostro. La cirugía no salió bien y Diana Marcela falleció. En un informe de la Policía, el hecho quedó consignado así: “Informan que la fallecida se estaba realizando una cirugía estética de Lipectomía y senos en la Clínica Arte y Cuerpo, ubicado en calle 10 Sur con Carrera 48 B/ Aguacatala, intervención que inicio a las 07:30 am, en el procedimiento sufrió un paro cardiorrespiratorio, fue estabilizada y trasladada a las 12:05 a la Clínica las Vegas donde falleció siendo las 13:30 horas”.

Puede ver: Más inconsistencias en liposucción que se practicó contralor en hospital público

Sin embargo, a los familiares les informaron que Diana Marcela había llegado muerta a la Clínica Las Vegas, donde ya no podían hacer nada para reanimarla. En una versión de la doctora Vincent Pacheco conocida por Semana.com, esta afirma que Diana Marcela tuvo tres paros cardiacos, el primero fue en recuperación, después de terminada la cirugía, luego mientras era trasladada a la Clínica, pero que había llegado viva: “En la Clínica tuvo otro pero ya no salió”.

Le sugerimos: En libertad médico que falsificó títulos de cirujano plástico

Cercanas las tres de la tarde fue que Darío Chavarro se enteró de la muerte de su esposa por causas que aún están por establecer, viajó inmediatamente a Medellín para enterarse de la magnitud del procedimiento al que se había sometido Diana. Desde que llegó a la ciudad no ha dejado de recibir llamadas de quienes atendieron a su esposa, incluso le ofrecieron devolverle los 15 millones de pesos, pero lo que Chavarro quiere es justicia, como los familiares de las otras 13 mujeres que han muerto este año en Antioquia por cuenta de malas praxis en un quirófano.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.